Lo que hay detrás de la resurrección del PRI al ganar Coahuila e Hidalgo a nadie le va a gustar

·4  min de lectura
SALTILLO, COAHUILA, 18OCTUBRE2020.- Conferencia de prensa del dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, en el comité municipal de Saltillo también estuvo acompañado del presidente estatal Rodrigo Fuentes donde se declararon triunfadores en esta elección a las diputaciones locales. FOTO: ALEJANDRO RODRÍGUEZ/CUARTOSCURO.COM
SALTILLO, COAHUILA, 18OCTUBRE2020.- Conferencia de prensa del dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, en el comité municipal de Saltillo también estuvo acompañado del presidente estatal Rodrigo Fuentes donde se declararon triunfadores en esta elección a las diputaciones locales. FOTO: ALEJANDRO RODRÍGUEZ/CUARTOSCURO.COM

Cuando casi se cumplen dos años del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se realizó el proceso electoral para elegir, en Coahuila al Congreso local y, en Hidalgo, alcaldías. Ambas entidades se distinguen por estar gobernadas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y no haber experimentado alguna alternancia en el poder.

A reserva de que en los siguientes días se presenten los resultados electorales definitivos, las tendencias y conteos previos dan el triunfo al PRI en los dos estados; en Coahuila se declaró vencedor en los 16 distritos electorales de la entidad y, en Hidalgo, de gobernar 16 ayuntamientos, pasará a gobernar 36.

El presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno, comentó: “De manera clara y contundente el PRI ganó en los dos estados y en 2021 vamos a seguir ganando la confianza de los ciudadanos. Las elecciones de 2020 en Coahuila e Hidalgo son un parteaguas”.

En las elecciones el triunfo de unos significa la derrota de otros. Los ciudadanos de Coahuila dejaron a Morena en segundo lugar en la mayoría de los 16 distritos electorales. En Hidalgo el PRI ganó 32 municipios, en segundo lugar, el PRD ganó 7 y, en tercer lugar Morena ganó 6.

LEER | 'Operación Padrino', el golpe de EEUU que aniquiló para siempre la reputación del Ejercito Mexicano

En los medios de comunicación también se expresa la disputa por el poder. El dirigente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuellar, al término de las elecciones en Coahuila e Hidalgo, rechazó que el PRI haya arrasado en los comicios. Denunció la intervención de los gobernadores priistas para implementar una estrategia de coacción del voto. Señaló “que hubo compra de votos y actos de violencia producto de una organización criminal en materia electoral” e informó que el equipo jurídico del partido prepara las denuncias correspondientes.

La reacción de Ramírez Cuellar de negar el resultado electoral, parece parte de un guión o el cumplimiento de la instrucción del dirigente real de Morena que, según nota informativa de Alejandro Aguirre Guerrero, habría ordenado “el Presidente López Obrador al enterarse de los resultados en Hidalgo y Coahuila. “Díganle a Alfonso (Ramírez Cuéllar) que se apresure a desconocerlos; les dije que pusieran atención en esas elecciones; se descuidaron por andar peleándose la dirigencia”.

“Es claro el complot para buscar debilitarnos desde el propio INE, pero no nos vamos a dejar, en mis conferencias seguiré hablando, el pueblo me apoya, se los restregaré cuando venga la consulta para revocación de mandato.” (Carlosloret.com, 2020/10, 19 de octubre de 2020)

Los resultados electorales en Coahuila e Hidalgo representan un llamado de atención para la 4T porque ponen en evidencia que el discurso presidencial de cada mañanera pierde credibilidad entre los ciudadanos que no están constatando en los hechos las muchas promesas expresadas por el presidente y están afectados en su calidad de vida al sufrir los efectos del estancamiento o retroceso de la economía, la pérdida de su actividad laboral por la pandemia, el avance de la inseguridad y demás.

Los ciudadanos de esas entidades mandaron el mensaje, con los resultados electorales, que no creen en Morena como partido que, sin López Obrador en la boleta, solo es el recuerdo de las tribus que, desde su ambición de poder, se disputan el partido como un botín, como antes lo hicieron en el PRD. No tienen remedio.

LEER | Lo bueno y lo malo del duro golpe al poder y dinero público que querían los Calderón-Zavala

El resultado contiene un mensaje para el presidente López Obrador. Dice que su política social de “regalar dinero” a los diversos grupos sociales, en los que considera que tiene influencia, es un fracaso, al no traducirse en votos a favor de Morena, que necesita para la continuidad de su proyecto 4T.

Lo que los ciudadanos han visto por un año es la falta de acuerdos al interior de Morena para autogobernarse. Es una organización que carece de dirección y orden, por tanto, no es confiable para construirlo y resolver la crisis económica, sanitaria, de seguridad y demás, por las que atraviesa el país.

Que los ciudadanos volteen a ver al PRI implica que, a pesar de la corrupción de la que lo acusa el presidente, se reconoce su experiencia para remontar la crisis.

Faltan ocho meses para las elecciones que se realizarán en 2021 y, aunque López Obrador y sus compinches piensen que deben vencer a sus adversarios de otros partidos, lo cierto es que no se dan cuenta que su principal enemigo está en el líder de cada una de las tribus que integran ese monstruo llamado Morena, que solo es capaz de devorarse a sí mismo y sin AMLO en la boleta no es nada.

También debes ver:

EN VIDEO: AMLO dice a Loret de Mola que no se preocupe por la demanda de su hermano Pío

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.