Emilio Lozoya, el golpe que podría matar por fin a la 'mafia del poder'... o ser la gran pifia de la 4T de AMLO

·4  min de lectura
An unidentified person with a vest is seen in a convoy transporting the former chief executive of Mexico's state oil company PEMEX, Emilio Lozoya, to the General Attorney office following his extradition from Spain, in Mexico City on July 17, 2020. - Lozoya, PEMEX chief from 2012 to 2018, is accused of accepting millions of dollars in bribes from scandal-tainted Brazilian construction giant Odebrecht. (Photo by Pedro PARDO / AFP) / The erroneous mention appearing in the metadata of this photo by PEDRO PARDO has been modified in AFP systems in the following manner: [An unidentified person with a vest is seen in a convoy transporting the former chief executive of Mexico's state oil company PEMEX, Emilio Lozoya,...] instead of [Emilio Lozoya, former chief executive of Mexico's state oil company PEMEX, is seen...]. Please immediately remove the erroneous mention from all your online services and delete it from your servers. If you have been authorized by AFP to distribute it (them) to third parties, please ensure that the same actions are carried out by them. Failure to promptly comply with these instructions will entail liability on your part for any continued or post notification usage. Therefore we thank you very much for all your attention and prompt action. We are sorry for the inconvenience this notification may cause and remain at your disposal for any further information you may require. (Photo by PEDRO PARDO/AFP via Getty Images)
Foto:PEDRO PARDO/AFP via Getty Images

Lo persiguieron hasta que en febrero lo alcanzaron y por fin llegó a México Emilio Lozoya. Lo acusan por llevar a cabo actos de corrupción durante la campaña de Enrique Peña Nieto y cuando estuvo al frente de Pemex, se le imputan los delitos de lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa.

Las expectativas son altas, por la forma en que pactó Emilio Lozoya su regreso. El presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció en su conferencia de prensa mañanera acerca de lo que se podría aclarar sobre la corrupción, con los testimonios y documentos que presentará, lo que incluiría los nombres de legisladores, políticos y empresarios, involucrados en los actos de corrupción instrumentados en el transcurso de la negociación de la “Reforma Energética”, realizada al inicio del sexenio de Peña Nieto.

Para garantizar un trato conveniente para sus intereses, Emilio Lozoya ofreció, según dicen varias versiones periodísticas, la entrega de muchas horas de videograbaciones en los que aparecen los personajes corrompidos. El contenido de algunos de los documentos, que entregará formalmente, fue filtrado por estos días a algunos medios y comentaristas políticos, lo que ha elevado las expectativas sobre lo que podría desatar, entre quienes son señalados exlegisladores y exdirigentes de partidos, de haber aceptado sobornos millonarios.

Journalists cover the arrival of Emilio Lozoya, former chief executive of Mexico's state oil company PEMEX, arriving at the General Attorney office following his extradition from Spain, in Mexico City on July 17, 2020. - Lozoya, PEMEX chief from 2012 to 2018, is accused of accepting millions of dollars in bribes from scandal-tainted Brazilian construction giant Odebrecht. (Photo by PEDRO PARDO / AFP) (Photo by PEDRO PARDO/AFP via Getty Images)
Foto: PEDRO PARDO/AFP via Getty Images

LEER | ¿Quién tiene la culpa de la magnitud de la pandemia en México: el gobierno de AMLO o los ciudadanos?

Es previsible que la presencia de Emilio Lozoya en los juzgados, lo que se filtre sobre las diligencias a los medios y su desenlace, que podría tardar algunos meses, integrará un coctel propagandístico que será benéfico para el discurso presidencial y para sus peones en Morena, próximos a entrar a la disputa por el poder en 2021.

Para los partidos de oposición que resulten involucrados en las delaciones de Emilio Lozoya, el próximo año será de propaganda para denunciar los errores y omisiones del gobierno de la 4T y en particular sobre la credibilidad del discurso presidencial.

La estancia de Emilio Lozoya servirá para que, en el contexto de las elecciones federales y locales del próximo año, unos sean acusados de corruptos y otros de ineptos y mientras esto sucede, el exdirector de Pemex podría ver el show desde la comodidad de un hospital.

Journalists cover the arrival of Emilio Lozoya, former chief executive of Mexico's state oil company PEMEX, arriving at the General Attorney office following his extradition from Spain, in Mexico City on July 17, 2020. - Lozoya, PEMEX chief from 2012 to 2018, is accused of accepting millions of dollars in bribes from scandal-tainted Brazilian construction giant Odebrecht. (Photo by PEDRO PARDO / AFP) (Photo by PEDRO PARDO/AFP via Getty Images)
Foto: PEDRO PARDO/AFP via Getty Images

A su llegada a México, por protocolo, la Fiscalía General de la República (FGR) realizó la revisión sanitaria del detenido, el médico perito le encontró “anemia desarrollada y problemas sensibles en el esófago”, así como debilidad general en toda su salud. Por lo que se dispuso su traslado a un hospital en “donde permanecerá en calidad de detenido bajo estricta vigilancia policiaca. (Proceso, 17 de julio de 2021)

La llegada a México de Lozoya y su envió inmediato a un hospital hace inevitable traer a la memoria el trato similar que se le otorgó a la maestra Elba Esther Gordillo, que pasó la mayor parte de su encarcelamiento en el hospital del reclusorio sur para mujeres, su posterior reclusión domiciliaria, hasta la declaración de su inocencia.

LEER | Las 10 palabras de la esposa de AMLO que le arruinaron la fiesta a él y a toda la 4T

Con este recuerdo en mente y el opaco trato de la FGR con Emilio Lozoya, parece que estamos en un circo de tres pistas en el que en una pista se ve la disputa por el poder en 2021 con oposición creciente a AMLO y la 4T, en otra pista se encuentran los tres problemas que afectan gravemente a millones de mexicanos como son las crisis de seguridad, sanitaria y económica y la tercera pista, con la que se llama la atención del “respetable público”, la construcción de la “Verdad verdadera” sobre el caso Ayotzinapa, la captura de Cesar Duarte en los Estados Unidos y la extradición y llegada de Emilio Lozoya a México.

LONDON, ENGLAND - OCTOBER 29:  Emilio Lozoya before the dinner on Day 1 at the International New York Times/Energy Intelligence Oil & Money Conference at Dorchester Hotel on October 29, 2014 in London, England.  (Photo by Anthony Harvey/Getty Images for The New York Times)
Foto: Anthony Harvey/Getty Images for The New York Times

Hasta ahora le presencia de Lozoya en México se perfila como benéfica para el gobierno de López Obrador porque representa un tema de propaganda tan bueno como el avión presidencial, pero podría dejar de serlo si las altas expectativas despertadas entre la opinión pública y desde luego en las “benditas redes sociales”, no se cumplen con la acusación judicial de otros implicados, “caiga quien caiga”, ante el riesgo histórico de que en el futuro los acusados sean después los acusadores de hoy.

La política supone correr riesgos y apostar para que los escenarios planteados sean aceptados por los ciudadanos y para eso se debe repetir e insistir en el discurso. Para eso sirven las mañaneras. Los resultados de la artimaña sobre Lozoya los conoceremos dentro de un año. Sabremos si gano o perdió López Obrador. Si gana el triunfo será del pueblo, si pierde el INE será responsable.

Te puede interesar:

Las sospechosas casas que pusieron a la 4T en el mismo lugar que AMLO tanto odió y criticó en el pasado

México no necesita instituciones, pues tiene un 'dios' como presidente... al menos eso piensa AMLO

La vergüenza de Ebrard por su costoso Rolex y pecar contra los mandamientos de López Obrador

No te pierdas:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.