Anuncios

Habitantes de Nueva Inglaterra pasan el día paleando nieve después de gran tormenta

BOSTON (AP) — Algunos valientes en Nueva Inglaterra pasaron el domingo paleando nieve después de que una gran tormenta dejó más de medio metro en algunas áreas, causando múltiples accidentes viales, derribando cables de luz y dejando a miles de personas en todo el noreste sin electricidad.

Las condiciones de las carreteras eran peligrosas el sábado por la noche para los equipos que buscaban restaurar la energía, según Central Maine Power, la empresa de servicios públicos más grande del estado.

El domingo, las cuadrillas comenzaron a evaluar y limpiar los daños para poder restablecer la energía. La compañía anticipa un esfuerzo de varios días en las áreas más afectadas.

“Los daños a árboles, postes y cables fueron importantes durante la noche del sábado, y nuestros evaluadores están haciendo un balance de los daños hoy para que podamos comenzar a restaurar la energía para nuestros clientes de la manera más rápida y segura posible”, dijo Jon Breed, Central Maine Power.

La policía en todo el noreste informó de cientos de accidentes de tránsito debido al hielo en las carreteras.

A medida que la tormenta amainaba, unos 200.000 clientes se quedaron sin electricidad en Maine y otros 80.000 en Nueva Hampshire.

Zack Taylor, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional, dijo que las fuertes nevadas provocadas por la tormenta se extendieron por toda la región, incluido el norte del estado y el norte de Nueva York hasta Vermont, Nueva Hampshire y la mayor parte de Maine.

“Entonces, en general, fue una tormenta invernal bastante importante y, en algunas áreas, fue la mayor cantidad de nieve que jamás hayan visto en todo el invierno con una sola tormenta”, dijo Taylor.

En Nueva York, más de 90.000 clientes estaban sin electricidad el domingo por la mañana. Las áreas al norte de la ciudad de Nueva York estuvieron entre las más afectadas, según mapas en línea de National Grid y PowerOutage.us, un sitio web de seguimiento de cortes de energía.

La combinación de aguanieve, lluvia helada y nieve intensa y húmeda que derribó árboles y líneas eléctricas también fue atribuida a cientos de vuelos retrasados y cancelados en los aeropuertos de la zona.

En la ciudad de Nueva York, estuvo vigente una alerta de inundaciones y un aviso de viento hasta las 2 de la madrugada. El domingo, las inundaciones afectaron el servicio de metro. El agua de lluvia también cerró parte de Cross Island Parkway en Queens mientras la policía advertía a los automovilistas sobre el agua estancada en las carreteras de toda la ciudad.

En Lodi, Nueva Jersey, las crecidas del río Saddle inundaron las carreteras cercanas.

___

Phil Marcelo y Julie Walker en Nueva York y Walter Berry en Phoenix contribuyeron a este informe.