FRENAAA, los radicales de ultraderecha que se han destapado para sacar a AMLO del poder

Enrique Pérez Quintana
·5  min de lectura
CIUDAD DE MÉXICO, 20SEPTIEMBRE2020.- Integrantes del Frente Nacional Anti-AMLO provenientes de diferentes estados de la República continúan con su plantón sobre avenida Juárez para exigir la renuncia del Jefe del Ejecutivo, al mediodía un caravana en auto de simpatizantes de este movimiento llegaron en apoyo por avenida Reforma, lo que aprovecharon para extender el plantón con casas de campaña en la glorieta en donde cruzan avenida Reforma, Juárez y Balderas.  FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM
FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

Algunos detractores del gobierno de Andrés Manuel López Obrador reprochan que esté polarizando a la Nación y utilice su conferencia de prensa mañanera para atacar y denostar a sus adversarios etiquetándolos como conservadores, neoliberales y beneficiarios del saqueo que llevaron a cabo los expresidentes que ahora propone enjuiciar.

Desde hace algunos meses la oposición al gobierno de López Obrador se ha manifestado en diversas ciudades del país, convocada por el Frente Nacional Anti AMLO (FRENAAA). Expresan su inconformidad desde sus automóviles, tocando el claxon, gritando consignas contra el presidente, demandando que presente su renuncia a más tardar en noviembre y divulgando sus actividades en redes sociales.

FRENAAA expresó su polarización ideológica el pasado fin de semana, mediante la modalidad de establecer un campamento en las principales avenidas de la Ciudad de México, imitando la forma que utilizó López Obrador en 2006, cuando plantó un campamento que se extendió desde el Zócalo hasta Reforma, en la Capital del país.

A member of the National Front Anti-AMLO (Frena), who will make a second attempt to reach Zocalo Square to protest against Mexican President Andres Manuel Lopez Obrador (ALMO), holds a Mexican flag as they camp on Juarez street in Mexico City on September 20, 2020, a day after being prevented by the local police to get to the city's main square, amid the COVID-19 novel coronavirus pandemic. (Photo by Pedro PARDO / AFP) (Photo by PEDRO PARDO/AFP via Getty Images)
Foto: PEDRO PARDO/AFP via Getty Images

Quedó en evidencia la falta de imaginación de FRENAAA y sus dirigentes cuya intención era ocupar el Zócalo, lo que impidió la policía de la CDMX con el argumento de evitar la confrontación con otras manifestaciones que se expresaban en ese lugar.

Las demandas de FRENAAA siguen siendo las mismas y las respuestas de López Obrador también. El resultado beneficia la posición del presidente que, como experto en la organización de manifestaciones de oposición, sigue la regla de oro de no caer en la provocación y capitalizar el efecto político como parte de su discurso de respeto a la libertad de expresión y manifestación, cuando expresa:

“Tienen garantizado su derecho de manifestación. Yo en el primer trimestre del 2022 me voy a someter a revocación de mandato. Ellos pueden esperar hasta entonces y convocar al pueblo y a quienes estén en contra de nuestro gobierno a que participen, voten y si el pueblo dice que me vaya, entonces sí, a Palenque, Chiapas; si no, termino en el 2024”.

Una manifestación como la de López Obrador en 2006, que ahora imita FRENAAA tiene efectos colaterales al afectar la vida cotidiana y la economía de cientos de miles de ciudadanos, lo que se traduce en lo contrario de lo que pretende. En lugar de obtener simpatía y reconocimiento, logran el rechazo de los ciudadanos a sus propuestas, lo que beneficia a quien pretenden cuestionar.

LEER | "Pasquín inmundo", el calificativo de AMLO a la prensa que no deja bien parado a un presidente

La estrategia de presión de FRENAAA implica la difusión en redes sociales de sus acciones de protesta, así sucedió cuando exhibieron la instalación de su campamento y la forma en la que la policía de la CDMX les impidió avanzar hasta el Zócalo. Las redes sociales también fueron utilizadas por el polo que apoya a López Obrador al mostrar que los cientos de casas de campaña plantadas en avenida Juárez y Reforma estaban vacías, que los manifestantes se habían ido a pasar la noche a otros lugares, posiblemente a hoteles cercanos al plantón.

Members of the National Front Anti-AMLO (Frena), who will make a second attempt to reach Zocalo Square to protest against Mexican President Andres Manuel Lopez Obrador (ALMO), distribute tents as they camp on Juarez street in Mexico City on September 20, 2020, a day after being prevented by the local police to get to the city's main square, amid the COVID-19 novel coronavirus pandemic. (Photo by PEDRO PARDO / AFP) (Photo by PEDRO PARDO/AFP via Getty Images)
Foto: PEDRO PARDO/AFP via Getty Images

Al respecto López Obrador comentó, ya que “tomaron la decisión de bajarse de los carros, protestar y acampar, que se queden ahí; nada más que se queden todos, también los dirigentes, a dormir en las casas de campaña, que no se vayan a ir a los hoteles en la noche.”

Siempre apegado a su estilo de hacer sus comentarios en tono de burla, con su observación López Obrador le está dando a FRENAAA la fórmula para hacer que su protesta tenga éxito. El plantón no puede ser pasajero, para afectar al gobierno y multiplicar los efectos en su contra, la protesta debe permanecer por largo tiempo. El tiempo insinuado por el presidente podría extenderse hasta 2022, cuando se realice la consulta para la revocación de su mandato.

LEER | El cuadro pintado que puso en evidencia la vergonzosa atención a los derechos humanos en México

Para López Obrador el plantón de FRENAA es una mini protesta a la que de inmediato sacó provecho al garantizar su protección y el derecho a manifestarse. Además, les dio un golpe ideológico y refrendó su discurso al decirse satisfecho de que protestaran “los que antes se dedicaban a medrar, a saquear, a quedarse con lo que pertenece a todo el pueblo.”

La manifestación de FRENAAA no es una expresión ciudadana desinteresada, la promueve su dirigente Gilberto Lozano que, desde posiciones ultraconservadoras, demanda la salida del poder de Andrés Manuel López Obrador, argumentando que está instaurando una dictadura comunista y generando una catástrofe nacional por lo que propone derrocarlo.

View of a banner depicting the Guadalupe virgin on a tent as members of the National Front Anti-AMLO (Frena), who will make a second attempt to reach Zocalo Square to protest against Mexican President Andres Manuel Lopez Obrador (ALMO), camp on Juarez street in Mexico City on September 20, 2020, a day after being prevented by the local police to get to the city's main square, amid the COVID-19 novel coronavirus pandemic. (Photo by PEDRO PARDO / AFP) (Photo by PEDRO PARDO/AFP via Getty Images)
Foto: PEDRO PARDO/AFP via Getty Images

En su discurso y lenguaje ideológico Lozano recurre a símbolos e himnos religiosos y rezos en vía pública, en los que enarbola la imagen de la Virgen de Guadalupe, que lo inscriben como promotor de propuestas con las que el siglo pasado los grupos cristeros enfrentaron al Estado Mexicano.

En sus comunicaciones de redes sociales han sido captados mensajes clasistas y de odio en contra de la 4T y sus seguidores. El dirigente de FRENAAA Gilberto Lozano, en noviembre de 2019, fue a la Séptima Zona Militar de Nuevo León, a pedir al Ejército que llevara a cabo un Golpe de Estado para sacar a López Obrador de la Presidencia de México.

El Frente Nacional Anti-Amlo quiere poner a prueba al gobierno promotor de la 4T, pero los primeros escarceos indican que va a tener que demostrar que tiene lo suficiente para mantener su resistencia en el largo plazo. Su cálculo no incluyó que se enfrentan al maestro que aplica su regla de no caer en la provocación. Los aprendices queriendo enseñar al brujo.

Te puede interesar:

EN VIDEO: "Allá va mi perro", dice asistente a mañaneras de AMLO a integrante del FRENAAA