Loret de Mola, el punto débil del presidente López Obrador que ya no puede ocultar

Enrique Pérez Quintana
·5  min de lectura
Foto: Cuartoscuro / YouTube
Foto: Cuartoscuro / YouTube

En diferentes ocasiones el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que ningún presidente ha sido tan criticado y atacado por la prensa como él. En su Segundo Informe dijo que, desde Francisco I. Madero, ningún presidente había sido atacado por los medios como él, pero a pesar de ello en su gobierno había absoluta libertad de expresión.

Las comparaciones suelen ser útiles para recuperar la memoria. En el caso de las críticas a los presidentes recordemos las que se hicieron a Vicente Fox que, igual que a López Obrador, le gustaba escuchar y ver su imagen en los medios y también hablaba y hablaba y hablaba y se equivocaba y se equivocaba, así como pasa ahora, de manera que doña Martita tuvo que poner a un “Vocero” para que tradujera lo que Fox había querido decir.

Con su estilo personal de gobernar, el presidente López Obrador es la única voz que se escucha en su gobierno, no tiene quien traduzca lo que quiso decir y entonces nadie rectifica cuando se equivoca y se equivoca y se equivoca y cuando esto sucede dice que no es él sino los medios que no lo comprenden.

En meses recientes, desde su tribuna mañanera, el presidente López Obrador criticó que en México no hay periodismo profesional e independiente. "No hay en México un periodismo profesional, independiente, no digo objetivo porque eso es muy relativo, pero ético, están muy lejos de eso. Es parte de la decadencia que se produjo y lo mismo la radio, lo mismo en la televisión.

"Lo que tenemos ahora es un periodismo muy cercano al poder, sobre todo económico, y muy distante del pueblo. Es un periodismo de élite, que no defiende al pueblo raso". (El Universal, 22 de abril de 2020)

Una manera que el pueblo de México tiene para defenderse del poder es burlarse de los gobernantes. En el pasado lo hicieron con éxito Cantinflas, Palillo, Héctor Suarez, Lechuga, y el Loco Valdez, entre otros. Esa práctica no ha desaparecido, la burla y el cuestionamiento al ejercicio del poder continua en los medios y en redes sociales.

LEER | El video que le abolló a AMLO la corona de la honestidad y mostró que son lo mismo, pero más barato

Después de que el periodista Carlos Loret de Mola “salió” de la empresa Televisa, inicio su programa semanal Loret, donde hace crítica política, presenta reportajes y entrevistas. Lo produce Latinus US y se divulga por You Tube.

El periodista Carlos Loret también hace pareja con Brozo, el payaso tenebroso, los dos critican los actos de gobierno de López Obrador con comentarios sarcásticos, que los hacen reír y probablemente, a quienes los ven en las redes sociales.

Esta semana presentaron su video semanal con el título “Brozo y yo nos fuimos a la mañanera”, la producción fue en un escenario que reproduce el Salón Tesorería de Palacio Nacional, donde se realizan las conferencias de prensa del presidente López Obrador.

Para Loret y Brozo el Salón Tesorería es el lugar donde se realiza cada mañana el mayor show del país. Es la sede del poder de México. En su opinión López Obrador, “en lugar de pagar un psiquiatra, acude a las conferencias para desahogarse.”

En su parodia rieron al preguntar “¿Cuántas mentiras no se han dicho en este lugar? Miles de mentiras, de medias verdades, de tergiversaciones de la realidad, de manipulaciones, difamaciones, calumnias, injurias".

Comentaron el Segundo Informe de Gobierno de López Obrador, del que dijeron que había sido una “mañanera VIP” sin nada interesante y repetitiva de lo que dice todos los días.

Se burlaron de la estrategia seguida por el gobierno ante la pandemia del coronavirus y dejaron en el atril un cubre bocas para el presidente López Obrador. “Igual y se lo pone”.

Simularon las respuestas de las entrevistas mañaneras. Brozo solicitó, "Déjame hacer una audacia, quiero saber que se siente estar contestando desde la más alta tribuna del país y tú eres un periodista connotado".

Loret preguntó: ¿Y la corrupción de Pío?, en referencia a los videos donde el hermano del presidente recibe dinero.

Dicen los humoristas que el que se ríe se lleva. No es el caso de López Obrador que gusta de ridiculizar a sus adversarios, como decirles fifis, pero cuando lo ridiculizan su disgusto deja ver que tiene la piel muy delgada, simula con risa fingida, descalifica la burla o la convierte en mérito propio cuando dice que Loret y Brozo tienen garantizado “su derecho a la libre manifestación de las ideas”.

La estrategia de López Obrador es cuestionar. Desde su tribuna preguntó: “Brozo y Loret de Mola que nos digan quién pompo, cómo producen su programa, qué fuentes de financiamiento tienen, es transparencia, si le pagan a Twitter, a Facebook para difundir su programa, que todos podamos transparentar los ingresos que obtenernos.”

El video de Loret y Brozo en un día fue visto por 60,874 personas y entre más visitas más debe dolerle a López Obrador que, intolerante, pregunta quién lo patrocina. Es obvio que sus adversarios le pagan para que le peguen.

No le gusta que Loret se burle. Responde porque le duele. Le gusta que lo aplaudan, para eso paga. Eso sí es como antes.

También deber ver:

A AMLO le dolió que se exhibiera a su hermano Pío, revira Loret

Remesas, el 'logro' que presume AMLO en lugar de darle vergüenza... como debería ser

AMLO, tenemos un problema: ¿por qué miente el presidente?

EN VIDEO: AMLO ya es Marca Registrada, IMPI entrega títulos a él y su esposa por 10 años