Anuncios

'Piojo' Herrera y su comentario discriminatorio contra Cowell que destila ignorancia

Piojo Herrera en el partido del 13 de enero entre Tijuana y América. (Gonzalo Gonzalez/Jam Media/Getty Images)
Piojo Herrera en el partido del 13 de enero entre Tijuana y América. (Gonzalo Gonzalez/Jam Media/Getty Images)

Miguel Piojo Herrera es un personaje que siempre tiene algo que decir sobre el futbol mexicano. Tenga empleo como entrenador, o no, su punto de vista goza de amplia difusión en los medios de comunicación. La televisión agradece la presencia de tipos como él, que siempre dicen lo que piensan. La más reciente fue cuando, al mando de Tigres, dijo que sus jugadores ya eran viejos y por eso los habían eliminado de la Liguilla del Apertura 2022. Días después fue relevado de su cargo.

Ni hablar de las múltiples veces que su carácter fúrico lo ha traicionado, como cuando las críticas del narrador Christian Martinoli lo llevaron al límite y Herrera lo agredió en el aeropuerto de Philadelphia. Pero nada ha evitado que las opiniones de Herrera tengan relevancia, aunque puedan llegar a ser deleznables, como las que hizo ayer en una entrevista para el programa La Última Palabra, de Fox Sports.

Previo al partido que Tijuana tendrá este martes ante Cruz Azul en la Ciudad de México, Herrera fue cuestionado sobre diversos temas del futbol mexicano. Entre ellos, el arribo de Cade Cowell a Chivas. Herrera expresó que, para él, Cowell no es mexicano y comparó su caso con lo que ha vivido en Tijuana, club que, al ser fronterizo, ha tenido a múltiples jugadores con doble nacionalidad. "No habla español. Vuelvo a lo mismo: es como los extranjeros, mexicoamericanos, que tenemos en Xolos, lo viví desde la vez pasada. De repente pasaba y los chavitos hablando en inglés. (Yo preguntaba) ¿y esos?".

Y siguió en su idea, argumentando que tampoco consideraba como mexicanos a los jugadores con doble pasaporte que ha dirigido en Xolos. " (Me decían) son mexicanos, porque su papá pasó, llegó al pórtico, (le dijeron) usted no puede pasar. El hijo es mexicano, el nieto es mexicano... no hablan ni español. Ya no son todos mexicanos (en Chivas). Es un buen jugador, por eso lo fueron a buscar", expuso.

El problema principal con Cowell es que el tema futbolístico se deja para el final. En ese rubo debe ser evaluado. Su nacionalidad, su legitimidad para tener ambos pasaportes, no puede estar en tela de juicio. No se trata de una opinión o de estar a favor o en contra. Cowell puede no hablar español y tener idénticos derechos y obligaciones que alguien que ha nacido en México. Y lo mismo para los jugadores mexicoamericanos de Tijuana. Y para los naturalizados.

La discusión futbolística no puede juzgarse con parámetros ajenos a los que rigen a la sociedad: ¿cómo se vería un político si negara la nacionalidad mexicana a una persona porque no habla español y porque nació en otro país? Habría indignación para repartir. Pero, por alguna razón, quizá porque se considera un mundo frívolo, en el futbol se permiten opiniones de este tipo y hasta reciben aplausos, como Herrera, que fue elogiado en el foro y también en las redes sociales.

Su doble moral sale a relucir. Herrera siempre ha dependido de los extranjeros en todos los clubes que ha dirigido (aunque exija mayor oportunidades para los entrenadores mexicanos). Además, en su paso por la Selección Mexicana, echó mano de jugadores naturalizados: Antonio Naelson y Vicente Matías Vuoso. Claro, los naturalizados son mexicanos de acuerdo con la ley, pero el problema radica en la incongruencia de Herrera: sostiene que jugadores de ascendencia mexicana no son mexicanos, porque no hablan español.

No se trata de Chivas. No se trata sólo de Cade Cowell. Se trata de leyes, de respeto, de apertura. La discriminación no puede disfrazarse con opiniones ignorantes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO:

Los cumpleaños más tristes: soledad y nostalgia de migrantes que no tienen con quién festejar