Anuncios

Ola de calor en Brasil: la sensación térmica llegó a 62,3 °C en Río de Janeiro y volvió a batir un récord

Una vista aérea de la playa Recreio dos Bandeirantes, en Rio de Janeiro, repleta hoy por la ola de calor
Una vista aérea de la playa Recreio dos Bandeirantes, en Rio de Janeiro, repleta hoy por la ola de calor - Créditos: @TERCIO TEIXEIRA

RÍO DE JANEIRO.- Una ola de calor que golpea Brasil dejó este domingo nuevos récords, al registrarse 62,3 ºC de sensación térmica en Rio de Janeiro, la mayor en una década, mientras San Pablo vive el marzo más caliente de su historia.

En el oeste de Rio, la sensación térmica tocó los 62,3 grados centígrados a las 9.55 locales, informó en la red social X el Sistema Alerta Rio, que dijo que era la mayor marca desde que comenzó a hacer estas mediciones en 2014.

El indicador superó los 55 ºC en varias zonas de la ciudad, como en Jardín Botánico, un arbolado barrio residencial del sur, donde fue de 57,7 ºC.

La gente busca refrescarse en Recreio dos Bandeirantes
La gente busca refrescarse en Recreio dos Bandeirantes - Créditos: @TERCIO TEIXEIRA

Fue el segundo día consecutivo de récords, después de que el sábado se alcanzaran los 60,1 ºC de sensación térmica también en el oeste. La marca más alta previa había sido en noviembre pasado (59,7 ºC).

Alerta Rio advirtió el domingo sobre temperaturas máximas reales de 42 ºC en la ciudad.

“Estamos tratando de protegernos, de ir a un lugar más abierto, que tenga mar, pero hay que hacer algo para prevenir”, dijo Raquel Correia en un parque céntrico. “Tengo mucho miedo de que empeore, porque la población está aumentando mucho y la deforestación es muy alta por el aumento de viviendas”, lamentó esta asistente administrativa de 49 años.

Una mujer toma sol en San Pablo, en plena ola de calor
Una mujer toma sol en San Pablo, en plena ola de calor - Créditos: @MIGUEL SCHINCARIOL

Las emblemáticas playas de Ipanema y Copacabana lucían repletas, mientras las autoridades publicaban consejos para sobrellevar el calor.

Los cariocas también acudieron a refugiarse al parque de Tijuca, una importante reserva natural en plena ciudad.

Calor en San Pablo

San Pablo, por su parte, vivió el sábado su día más caluroso en lo que va del año, cuando el termómetro marcó 34,7 °C.

Esa temperatura fue también la mayor para un mes de marzo desde que el Instituto Nacional de Meteorología (Inmet) comenzó a realizar los registros en 1943.

Un termómetro marca 39 °C en San Pablo
Un termómetro marca 39 °C en San Pablo - Créditos: @MIGUEL SCHINCARIOL

El domingo el alivio fue casi imperceptible, con 34,3 ºC, igualando el récord previo para un mes de marzo registrado en 2012. Los parques y plazas de la urbe más poblada del país se llenaron.

“Antes no teníamos un calor como este, ahora cambió mucho, de un tiempo para acá”, dijo Vanuza Maria Estevan, residente de la ciudad de 40 años.

Muchos optaron por lanzarse a los balnearios del litoral, lo que causó embotellamientos en los accesos a San Pablo, con filas de autos de hasta 20 kilómetros, reportaron medios locales.

Lluvias extremas en el sur

En tanto, las lluvias extremas hacían estragos en el sur del país y continuarán la semana próxima, según las autoridades.

“La semana será de muy alto riesgo en el Centro-Sur de Brasil por intensas lluvias y tormentas. El sistema más preocupante es un frente frío muy intenso que llegará con lluvias torrenciales y posibles vendavales”, advirtió el domingo la agencia de información meteorológica MetSul.

Piletas repletas en San Pablo
Piletas repletas en San Pablo - Créditos: @MIGUEL SCHINCARIOL

En algunas localidades del estado sureño de Rio Grande do Sul, se registraron “volúmenes excepcionalmente altos” de precipitaciones, de hasta 300 milímetros.

La alcaldía del municipio de Uruguaiana, el más castigado del estado, divulgó imágenes de calles inundadas y autobuses sumergidos hasta la mitad en el agua.

Se estima que podrían caer hasta 500 mm de lluvias, según Metsul.

En febrero, Rio Grande do Sul se había visto sofocado por temperaturas extremas debido a una “cúpula de calor extremo” proveniente de Argentina.

Expertos atribuyen los fenómenos extremos y la inestabilidad meteorológica al cambio climático y una agudización del fenómeno de El Niño.

Los científicos estiman que las temperaturas globales actuales son alrededor de 1,2º C más altas en general que a mediados del siglo XIX, lo que causa un aumento de inundaciones, sequías y olas de calor.

Agencia AFP