Anuncios

Lamentan en Jilotzingo pérdida del bosque

JILOTZINGO, Méx., abril 3 (EL UNIVERSAL).- Con moños negros habitantes e integrantes del Cabildo de Jilotzingo manifiestan su dolor y luto por la pérdida de cerca de 888 hectáreas de bosques, que generaron un daño ecológico irreversible, reconoció la alcaldesa Ana Teresa Casas González.

Luego de 16 días de incendios, este 2 de abril aún se mantenían tres puntos activos en Mazatla, zona donde iniciaron los siniestros.

Jilotzingo ha sido agobiado por incendios forestales que iniciaron el 18 de marzo y se han prolongado por dos semanas que han arrasado con árboles, especialmente pinos y oyamel, así como conejos y ardillas cuyos cuerpos han quedado calcinados, señaló la alcaldesa.

Datos preliminares de la Protectora de Bosques (PROBOSQUE) indican que se han afectado entre 720 a 750 hectáreas de bosques, pero aún falta concluir las mediciones con poligonales para poder precisar el tamaño del daño ecológico, en el que afortunadamente no hay pérdidas humanas, sólo algunos lesionados y muchos brigadistas con afecciones respiratorias y pulmonares, apuntó la alcaldesa.

Al encontrar petardos, pólvora y materiales flamables en algunos puntos de estos incendios "interpuse denuncia ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, por delitos contra el medio ambiente", y serán peritajes de la fiscalía mexiquense los que determinen si estos incendios fueron provocados, aseveró la presidenta municipal.

Las más de 720 hectáreas afectadas por los incendios en distintos parajes de Jilotzingo, corresponden al Parque Otomí Mexica, reserva natural protegida que se extiende por diversos municipios mexiquenses, que en su mayoría es zona comunal donde no se pueden establecer desarrollos inmobiliarios, afirmó Ana Teresa Casas.