Anuncios

Filipinas refuerza su seguridad marítima en un momento de especial tensión con China

Bangkok, 31 mar (EFE).- El presidente de Filipinas, Ferdinand Marcos Jr. ha ordenado a su Gobierno que refuerce su coordinación para la seguridad marítima del país con el fin de afrontar "desafíos graves" para la integridad territorial y la "existencia pacífica de los filipinos".

"A pesar de los esfuerzos para promover la estabilidad y la seguridad en nuestro dominio marítimo, Filipinas continúa enfrentándose a una variedad de desafíos graves que amenazan la integridad territorial, pero también la existencia pacífica de los filipinos", indica la orden presidencial ejecutiva, con fecha en el 25 de marzo pero publicada este domingo.

Esta orden, en la que afirma que "reforzar la seguridad marítima" es "imperativo" se produce en un momento de especial tensión con China, tras los frecuentes incidentes ocurridos en los últimos meses entre embarcaciones de ambos países en territorios disputados en el mar de China Meridional.

El último de ellos ocurrió el 24 de marzo, cuando varios buques chinos acosaron y dispararon con un cañón de agua a un barco filipino de aprovisionamiento que iba a llevar víveres a una guarnición militar en el atolón Ayungin, que Pekín reclama para sí.

La orden presidencial, en al que no se cita directamente a China, establece la creación del Consejo de Seguridad Marítimo del país, que sustituye al órgano anterior y lo amplía al incorporar, entre otros, al consejero de Seguridad nacional y al responsable de la agencia de inteligencia, y al citar al Ejército en su conjunto, y no solo a la Armada.

El Consejo de Seguridad Marítimo, reunido cada tres meses o con más frecuencia si fuera necesario, se encargará de crear las estrategias de seguridad marítima del país.

La publicación de esta orden presidencial se produce apenas unos días después de que Marcos afirmara que su país no se dejará "acobardar" por las acciones de los navíos chinos.

Marcos indicó que en las próximas semanas aplicará las medidas para defenderse de mantera "proporcionada" de los ataques "ilegales, acosadores, agresivos y peligrosos" de la Guardia Costera y las milicias marítimas chinas.

El mar de China Meridional, clave para el comercio marítimo mundial y rico en recursos naturales, ha registrado numerosos encontronazos entre embarcaciones chinas y filipinas en los últimos meses.

Pekín y Manila mantienen un conflicto por la soberanía de varias islas y atolones en dichas aguas, que China reclama casi en su totalidad por "razones históricas", si bien la Corte de Arbitraje Permanente de La Haya en 2016 dio la razón a Manila en un laudo que las autoridades chinas se niegan a acatar.

Además de Filipinas y China, Vietnam, Malasia, Taiwán y Brunéi reclaman parte de este estratégico mar, por el que circula el 30 % del comercio global y que alberga el 12 % de los caladeros mundiales, además de yacimientos de petróleo y gas.

(c) Agencia EFE