Anuncios

Fentanilo, la epidemia mortal en EE.UU. que es prioridad para Biden y AMLO

Una muerte cada cinco minutos. Casi 300 cada día. Y más de 100.000 al año. La epidemia de sobredosis en Estados Unidos bate récords, con los opioides sintéticos como grandes responsables, ya que causan dos tercios de este tipo de fallecimientos. Y entre ellos, hay un nombre que destaca por encima de todos los demás: el del fentanilo.

No es, por tanto, ninguna sorpresa que en la Cumbre de los Líderes de América del Norte, conocida informalmente como la Cumbre de los Three Amigos, haya ocupado un papel central en las conversaciones entre Biden, AMLO y Trudeau, al mismo nivel que problemas recurrentes en la región como la inmigración o la seguridad. Pero es que este opioide se ha convertido en un grave problema de salud.

Estados Unidos vive una epidemia con el fentanilo y otros opioides. (AP Photo/Jae C. Hong)
Estados Unidos vive una epidemia con el fentanilo y otros opioides. (AP Photo/Jae C. Hong)

El fentanilo es una droga sintética muy poderosa. Según revelan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, es hasta 50 veces más fuerte que la heroína y 100 veces más fuerte que la morfina. Aunque se consuma en pequeñas dosis, sus efectos pueden ser mortales.

Hay un dato que refleja perfectamente cómo los opioides sintéticos, especialmente el fentanilo, se han hecho un hueco importante en la sociedad estadounidense: Solo en 2022, el Gobierno incautó suficiente cantidad de esta droga como para dar una inyección letal a cada estadounidense.

Pero, ¿qué pinta México en todo esto? El fentanilo, al igual que otros opioides, se encuentra de forma natural en la planta de amapola o adormidera. Cuando su estructura química se replica en laboratorios, hablamos de opioides sintéticos. Un negocio muy peligroso, pero también muy lucrativo, en el que las redes criminales de narcotraficantes de México se han metido de lleno.

De hecho, la DEA, la agencia estadounidense encargada del control de drogas, ha manifestado que existe un vínculo directo entre el elevado número de víctimas en suelo estadounidense y la participación de estos cárteles.

Intentar resolver esta plaga es "una prioridad" para Biden y por eso los mandatarios han tratado el tema en profundidad durante su encuentro en México. AMLO se ha comprometido a atajar el tráfico de fentanilo con la participación de las Fuerzas Armadas, a las que ha encomendado el control de puertos y aduanas y la destrucción de los laboratorios ilegales.

AMLO se ha comprometido a atajar el problema del fentanilo. (Carlos Tischler/ Eyepix Group/Future Publishing via Getty Images)
AMLO se ha comprometido a atajar el problema del fentanilo. (Carlos Tischler/ Eyepix Group/Future Publishing via Getty Images)

"Estamos trabajando en eso de manera organizada, nos llevó a que todos los puertos y las aduanas estén controladas por las Fuerzas Armadas, porque el fentanilo y otros químicos vienen de Asia y se procesan estas sustancias en laboratorios. Estamos evitando la entrada de estos químicos y destruyendo laboratorios", ha manifestado.

Y es que México se juega mucho en este asunto, ya que esta epidemia de sobredosis podría extenderse a su propio territorio si no se pone remedio.

A pesar de su peligrosidad, es posible obtener el fentanilo de manera legal. Se trata de un fármaco recetado para pacientes con dolores intensos o crónicos que tienen tolerancia física a otros opioides. Sin embargo, cuando se vende de manera ilegal es cuando puede causar problemas importantes de drogadicción. Especialmente, cuando es mezclado con otras drogas (heroína, cocaína, metanfetamina, MDMA) para hacerlo más barato.

Así pues, en Ciudad de México, México, Estados Unidos y Canadá han intentado avanzar en soluciones duraderas para este grave problema, pero parece claro que los resultados no van a ser inmediatos. Mientras tanto, la crisis de opioides sintéticos sigue cobrándose víctimas.

Más noticias que te pueden interesar:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

México promete a Norteamérica atajar el tráfico de fentanilo con el Ejército