Anuncios

Acusan a Bolsonaro de falsificar su certificado de vacunación contra el Covid antes de viajar a EE.UU.

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro posa para una foto con la mascota de la campaña de vacunación del país contra el COVID-19, llamado
El presidente de Brasil Jair Bolsonaro posa para una foto con la mascota de la campaña de vacunación del país contra el COVID-19, llamado "Ze Gotinha", o José Gotita. en el palacio presidencial de Planalto, en Brasilia, Brasil, el 16 de diciembre de 2020

BRASILIA.- La policía federal brasileña acusó a Jair Bolsonaro, su exayudante, Mauro Cid, y otras quince personas por haber participado de un esquema de fraude en los certificados de vacunación contra el Covid-19 para beneficiar al expresidente y su familia.

Bolsonaro y Cid, quien recientemente alcanzó un acuerdo de colaboración premiada con las autoridades, fueron señalados por los delitos de asociación criminal e inserción de datos falsos en los documentos oficiales, según confirmaron a LA NACION fuentes de la fuerza.

Los delitos imputados al exmandatario y su exayudante, un coronel del Ejército, tienen penas previstas de entre uno a tres años de reclusión en el primer cargo y entre dos a doce años y multa por la inserción de datos falsos.

La investigación, que se desarrolló en sigilo, comenzó con el objetivo de dilucidar si existió una organización criminal que habría insertado registros falsos de dosis de inmunizantes contra el coronavirus en el sistema del Ministerio de Salud de Brasil para diversas personas.

Según la policía brasileña, hubo una estructura criminal que actuó de forma “estable y permanente” para “insertar datos falsos de vacunación contra el Covid-19 en beneficio del entonces presidente de la República Jair Messias Bolsonaro”, su hija y otras personas.

El expresidente de Brasil Jair Bolsonaro asiste a una conferencia de prensa en Dezerland Park en Orlando, Florida, el 31 de enero de 2023
El expresidente de Brasil Jair Bolsonaro asiste a una conferencia de prensa en Dezerland Park en Orlando, Florida, el 31 de enero de 2023 - Créditos: @CHANDAN KHANNA

Cid, la sombra de Bolsonaro durante su presidencia, fue el ejecutor de las órdenes para alterar las informaciones en los sistemas pocos días antes de que el expresidente y sus colaboradores viajaran a Estados Unidos en diciembre de 2022.

El ultraderechista dejó Brasil el 30 de diciembre, luego de la derrota electoral, rumbo a Orlando, donde se recluyó hasta marzo del año siguiente y así evitó participar de la ceremonia de asunción de Lula.

Aunque el día de su viaje, todavía como mandatario, estaba exento de presentar certificado de vacunación por ser presidente, en ese entonces Estados Unidos exigía certificado de inmunización para extranjeros.

La investigación apuntó que la falsificación alcanzó, además de su propio documento, el de su hija Laura, del propio Cid, su mujer y sus tres hijas y también de un diputado.

“Los elementos de prueba demuestran que Jair Messias Bolsonaro actuó con conciencia y voluntad determinando que ayudante de órdenes (Cid) interviniera en la inserción de datos falsos de vacunación contra el Covid-19″, destacó el informe de la policía, firmado la noche del lunes, en sus conclusiones.

El expresidente de Brasil Jair Bolsonaro habla ante sus simpatizantes durante una marcha, el domingo 25 de febrero de 2024, en San Pablo
El expresidente de Brasil Jair Bolsonaro habla ante sus simpatizantes durante una marcha, el domingo 25 de febrero de 2024, en San Pablo - Créditos: @Andre Penner

Para los investigadores “no hay elementos que indiquen que Cid” y otros dos colaboradores se unieron para “insertar datos falsos” sin el consentimiento del entonces presidente.

“Todas las personas beneficiarias de las inserciones falsas tenían plena conciencia”, destacó el informe.

El informe de la policía brasileña pasará a manos de la Procuraduría General de Brasil, que decidirá si presenta una denuncia contra el exmandatario o archiva la investigación.

Contra la vacuna

Durante su presidencia, Bolsonaro promovió desinformación sobre los posibles efectos secundarios de las vacunas contra el Covid-19 y puso en duda su efectividad, además de defender remedios sin eficacia contra el virus.

El ultraderechista siempre negó haberse vacunado, inclusive después de la operación policial del año pasado que destapó el escándalo.

”Es una investigación selectiva. Estoy tranquilo, no debo nada”, reaccionó Bolsonaro a la noticia ante una consulta de la agencia Reuters. “El mundo sabe que no me di la vacuna”, agregó.

“En mi humilde opinión, la acusación de hoy, que hasta el presente la defensa técnica siquiera tuvo acceso, es tan absurda como el caso de la ballena”, dijo en X Fabio Wajngarten, abogado y asesor de Bolsonaro.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro llega a una ceremonia en Brasilia, el  5 de abril de 2021, con un barbijo
El presidente brasileño Jair Bolsonaro llega a una ceremonia en Brasilia, el 5 de abril de 2021, con un barbijo

Wajngarten comparó el fraude en las tarjetas de vacunación con una investigación abierta contra el expresidente por presuntamente haber importunado a una ballena al acercarse con una moto acuática en el litoral de San Pablo.

“El mundo entero conoce la opinión de Bolsonaro sobre la vacunación. Cuando ejercía el cargo de presidente estaba exento de presentar cualquier certificado en sus viajes. Se trata de persecución política e intento de vaciar el enorme capital político”, dijo Wajngarten, que también criticó las recientes filtraciones del avance de investigaciones contra el expresidente.

En mayo de 2023, el juez de la corte Alexandre de Moraes, quien autorizó la operación para abastecer de elementos de prueba la investigación, manifestó como “plausible, lógica y robusta” la hipótesis de que Bolsonaro intentó “de manera velada, mediante la inserción de datos falsos, buscar para sí mismo y terceros las ventajas propias de la inmunización, especialmente al no haber conseguido la reelección” en 2022.

Bolsonaro también está siendo investigado por la policía por una trama golpista para mantenerlo en el poder después de la derrota electoral ante Lula en las presidenciales de 2022 y también por un supuesto esquema de venta ilegal de regalos oficiales, que incluyó joyas entregadas por autoridades de Arabia Saudita durante su presidencia.

Dos jefes de las tres fuerzas armadas admitieron a la policía, en testimonios hechos públicos el viernes pasado, que Bolsonaro buscó apoyo militar para dar un golpe de estado.