Anuncios

La COP28 todavía no ha empezado y ya es un fracaso por sus ausencias

Entre el 30 de noviembre y el 12 de diciembre se va a celebrar en Dubái la COP28, la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático. Un evento internacional de la máxima relevancia que tiene como objetivo establecer obligaciones para que los países desarrollados reduzcan sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Desde que empezaron estas cumbres en 1995, los avances y los acuerdos han sido limitados debido a la poca disponibilidad de los Estados para cumplir sus promesas. En estos encuentros tradicionalmente se suelen decir palabras muy bonitas y se insiste en la colaboración global, pero a la hora de la verdad no hay compromisos importantes ni obligaciones, por lo que los países siguen teniendo una postura muy flexible respecto al cambio climático.

La COP28 destaca por sus ausencias. (Photo by JEWEL SAMAD/AFP via Getty Images)
La COP28 destaca por sus ausencias. (Photo by JEWEL SAMAD/AFP via Getty Images)

Y aunque suele ser habitual que antes de que empiece la cumbre haya muchas expectativas creadas sobre lo que se pueda decidir, lo cierto es que los resultados suelen ser decepcionantes. Aún es pronto para saber si la COP28 seguirá por el mismo camino, pero, de momento, sí se puede decir que ha empezado con mal pie.

Más de 70.000 personas acudirán a Dubái, entre ellas algunos de los grandes líderes mundiales. Pero no estarán ni Joe Biden ni Xi Jinping, presidentes de Estados Unidos y China, respectivamente, las dos principales economías del planeta. También los dos países más que más contaminan.

La ausencia de ambos muestra claramente que no se espera alcanzar ningún acuerdo histórico o de la máxima trascendencia. Y es que siendo los dos grandes contaminantes, cualquier solución de calado a nivel global debe contar con el apoyo estadounidense y chino.

Así, esta cumbre ya aparece herida de muerte desde el principio. Sorprende la ausencia de Biden porque sí que ha ido a las dos anteriores que se han celebrado durante su presidencia. De hecho, en la COP26, celebrada en Glasgow en 2021, acudió para prometer que su país volvería a tener un papel de liderazgo a nivel climático después de que Donald Trump decidiera retirarse de los Acuerdos de París.

En la COP27, en la ciudad egipcia de Sharm el-Sheij en 2022, hizo una breve aparición, aunque su papel fue menos relevante que el año anterior. Sin embargo, para este 2023 ni siquiera acudirá. Y no lo hará de forma completamente voluntaria porque no tiene ningún compromiso tan ineludible que le impida la asistencia. Así lo muestra la agenda hecha pública por la Casa Blanca.

Biden en la COP26 en Glasgow. (Photo by ERIN SCHAFF/POOL/AFP via Getty Images)
Biden en la COP26 en Glasgow. (Photo by ERIN SCHAFF/POOL/AFP via Getty Images)

Biden viajará a Colorado para destacar las inversiones en energía eólica, se reunirá con el presidente de Angola y asistirá al encendido del árbol de Navidad. Si realmente quisiera asistir a Dubái, podría realizar las dos primeras en cualquier otro momento, mientras que para la tercera no es imprescindible, ni mucho menos, la asistencia del presidente estadounidense.

De esta manera, la delegación estadounidense estará liderada por el enviado presidencial para el clima, John Kerry, mientras que la china la comandará el enviado climático, Xie Zhenhua.

Otra de las ausencias destacadas será la del presidente ruso, Vladímir Putin, aunque ya ha asegurado que su país estará representado en la cumbre.

Está por ver qué compromisos sacan adelante estas delegaciones y qué capacidad tienen de maniobrar, pero sin los grandes líderes, la COP28 queda muy deslucida.

Polémica por la ubicación

Estas ausencias se unen a la gran polémica previa que había con la decisión de que la cumbre se celebre en Dubái. Uno de los principales temas de debate es la eliminación gradual del uso de combustibles fósiles y precisamente el anfitrión es uno de los mayores productores de gas y petróleo del planeta.

De hecho, se ha filtrado que la intención de Emiratos Árabes Unidos sería desarrollar nuevos proyectos de combustibles fósiles, por lo que no tiene mucho sentido que la COP28 se celebre en este lugar. Veremos qué termina ocurriendo.

Más noticias que te pueden interesar:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La COP28 comienza el jueves marcada por un desalentador primer balance del Acuerdo de París