¿Tu televisor inteligente puede contraer un virus de cómputo?

Dale Play

Algún día, todos los objetos que vemos en este mundo tendrán un chip. Así nunca perderemos las llaves ni nos robarán el reloj pulsera. Pero en este mundo donde las cosas físicas estarán intercomunicadas a través de una red global, también habrá peligros. Más allá de cierta pérdida probable de la intimidad, ¿y si somos víctimas de un ataque de un virus informático, como los que sufren las computadoras o más recientemente los celulares y tablets, en algo tan cotidiando como un smart TV?

[Relacionado: Asombrosos controles remoto universales]

Alberto Saavedra, director de Área Multi Country Latin America and Caribbean de la empresa de seguridad informática Symantec, nos dijo que “los investigadores de seguridad ya han mostrado ataques en Internet de las Cosas contra televisores inteligentes, equipamiento médico y cámaras de seguridad. En la actualidad, los vigila bebés también han sufrido ataques y, según informes, a fines de 2013 hubo un corte de tránsito en uno de los principales túneles de Israel debido a que hackers accedieron a los sistemas informáticos a través de una cámara de seguridad.

El CEO de Kaspersky Labs, la compañía rusa de seguridad, Eugene Kaspersky, expresó hace unos días al diario inglés The Telegraph que “el próximo blanco de los hackers podía ser los smart TV”. Agregó que “nadie todavía ha realizado un virus exitoso contra un smart TV, pero ocurrirá. Es cuestión de tiempo”.

Según explica el citado Saavedra, “la mayoría de los smart TV utilizan Linux en sus diferentes variantes. La responsabilidad sería del fabricante de la TV a fin de limar errores y vulnerabilidades en el sistema operativo y en el software propio personalizado con el que cuenta. La capacidad de procesamiento no tiene que ver con los ataques ya que los smart TV son esencialmente computadoras que ejecutan un sistema operativo que puede trabajar con Flash, Javascript y HTML, entre otros”.

[Relacionado: Pequeña guía de MP4]

“Un smart TV –aseveró– no debe ser conectado directamente a Internet. La mayoría de los usuarios tienen Wi-Fi en sus hogares y todos los smart TV deben contar con la posibilidad de ser conectados a un router”. Recordemos que estos tienen una clave y, algunos, tienen incluso un antivirus provisto por el servicio.

Hace menos de un año, el experto en seguridad Malik Mesellem, encontró una vulnerabilidad en un smart TV de Samsung y probó que estaba expuesto al llamado ataque de DoS. Esto hacía que se pudiera reiniciar el equipo a distancia o incluso bloquearlo.

Hace unas semanas, investigadores de la empresa Revuln descubrieron otra vulnerabilidad pero en este caso de los smart TV de la línea 2013 de Philips.  

Joaquín Varela, especialista de Seguridad de ESET Latinoamérica, la empresa de antivirus eslovaca, nos dijo que “podemos hablar de la detección de una vulnerabilidad a partir de la cual los ciberdelincuentes podrían obtener control de los televisores inteligentes de Philips y alterar la programación del aparato e incluso cambiar los canales en vivo a través del adaptador Wi-Fi, ya que cuenta con una contraseña fija y no modificable por los usuarios. Además de cambiar los canales o la imagen en pantalla a su elección, los atacantes también podrían acceder al contenido de los dispositivos USB que estén conectados al televisor. La vulnerabilidad, específicamente del nuevo firmware de Philips para sus smart TV 2013, incluye una contraseña codificada para el punto de acceso que no puede ser modificada por el usuario”. Más información sobre este caso y de malware en smart TV en esta otra página.

[Relacionado: Discos externos inalámbricos]

Pero el peligro, ¿dónde está? Lo más grave, obvio, está en que puedan interceptar las claves que usamos para el home banking si lo hacemos a través de un smart TV. También, que alguien pueda manejar la webcam de estos aparatos a su gusto y tengamos un espía viendo nuestro movimiento durante las 24 horas. Adiós para siempre intimidad.
_

Manuel H. Castrillón es periodista especializado en tecnología, residente en la ciudad de Buenos Aires. @castri2010


El origen de algunas mascotas tecnológicas