VIDEO | En México, un policía asfixió a un detenido, muy similar al caso de George Floyd, pero pasó inadvertido

Foto: Captura de video Twitter vía @pandadelxmxr5.

El asesinato de George Floyd a manos del policía Derek Chauvin durante un arresto causó una gran conmoción en Estados Unidos, por lo que provocó una gran cantidad de protestas en varios estados de aquel país; en México ocurrió algo similar hace un mes, sin embargo, la sociedad no reaccionó de la misma forma.

El pasado 02 de abril el medio El Debate dio a conocer que el 28 de marzo en una gasolinera de la Colonia Manuel Paredes, en el Municipio de Tijuana, en Baja California, un ciudadano identificado como Oliver López había muerto a causa del exceso de fuerza policiaca.

El video del incidente se comenzó a hacer viral recientemente; por ejemplo, el usuario de Twitter @pandadelxmxr5, lo publicó con el mensaje, “Aprovechando que andan tan indignados, 29 de marzo pasado, colonia Manuel Paredes en Tijuana, Baja California, policía municipal mató a un detenido al pisarle el cuello durante varios minutos”.

En la grabación se ve a un hombre tirado en el piso boca abajo, que es sometido por dos policías, uno de ellos le está pisando el cuello. Luego de unos segundos los policías tratan de incorporarlo, pero el sujeto no responde.

Al ver la escena, las personas que graban el video, quienes están a bordo de un vehículo esperando a cargar gasolina, mencionan, “No, está muerto, mira, ya lo mató, lo ahogó, mira cómo está morado”.

Luego los hombres del auto le gritan a un policía, “¡Ya lo mató oficial!”, a lo que este les responde, “¿Muerto por qué?”, y ellos describen lo que vieron, “Le estaba apachurrando la cabeza, hasta morado está”, los hombres les revelan a los policías que van a subir el video a YouTube e indican que el numero de la patrulla es P-2900.

Al final del video se puede ver cómo uno de los policías intenta reanimar a la víctima por medio de RCP, pero el hombre sigue sin reaccionar.

Según informó La Jornada de Baja California, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal emitió un comunicado donde afirmaba que colaboraría con la investigación de la Sindicatura Municipal para esclarecer lo ocurrido.

En esa misiva también explicaron que los hechos ocurrieron el 27 de marzo a las 14:31 y que los policías habían llegado al lugar pon un reporte de que un hombre que estaba bajo las influencias de alguna sustancia se encontraba lanzando piedras a las personas de la gasolinera.

Al tratar de detener al hombre, este reaccionó de forma agresiva e incluso señalan que intentó prender fuego con un encendedor a una de las mangueras de la estación, por lo que lo sometieron.

El comunicado menciona que, tras ponerlo pecho tierra para trasladarlo, el hombre presentó convulsiones, algo que no concuerda con lo visto en la grabación, y por eso le aplicaron técnicas de RCP mientras esperaban la llegada de una ambulancia, pero, cuando esta llegó, el hombre ya había muerto.

El diario El Debate señala que los familiares de Oliver López habían denunciado que el policía abusó de su fuerza y además aludieron que, pese a que había cometido un delito, no estaba bajo proceso penal. El medio menciona que el policía solo había sido separado de su cargo.

El caso de Oliver López se fue quedando en el olvido y es hasta ahora que en redes sociales lo han comparado con lo ocurrido con George Floyd y algunas personas comparan las reacciones de la sociedad de EE.UU. y México.

Por ejemplo, @Blackdeerly escribió, “Vivo en Tijuana. Este caso de brutalidad policiaca ha estado en mi mente durante todas las protestas en Estados Unidos, porque aquí no vi protestas o escuché mucho al respecto cuando pasó. Hubo conformidad. O quizá porque la violencia está tan normalizada que no la vemos”.

También te puede interesar:

VIDEO | “¿Por las buenas o por las malas?”, así agrede un notario de Edomex a su esposa

Disturbios y saqueos en Chiapas por noticias falsas sobre el COVID-19; decían que mataban gente con un dron

VIDEO | Captan el momento exacto en el que explotó una pipa de gas en Coacalco, Estado de México