Disturbios y saqueos en Chiapas por noticias falsas sobre el COVID-19; decían que mataban gente con un dron

Foto: Captura de video Facebook vía @Britney Camposeco.

En el municipio de Venustiano Carranza, en Chiapas ocurrió una revuelta de varios ciudadanos contra las autoridades estatales porque creen que están usando drones para dispersar sustancias tóxicas que maten a la gente y así reportarlas como decesos de COVID-19.

Todo comenzó con una serie de noticias falsas que comenzaron a circular entre los pobladores; en una de ellas, difundida en redes sociales se lee: “Buenas tardes amigos de Venustiano Carranza esta vez les hablo a todos los ciudadanos, desgraciadamente hemos estado notado que está habiendo muchas muertes el día 25 de mayo y 26 y no sé qué más días seguirá habiendo”.

“El coronavirus no existe, lo que, sí existe en una pinche bola de políticos ambiciosos de dinero que quieren ver gente muerta para exigirle al presidente Andrés Manuel López Obrador a pedir el préstamo y endeudar al país”, menciona el mensaje.

Finalmente explican que el 24 de mayo habían derribado un dron y  adentro habían encontrado una caja que dispersaba un polvo químico llamado paraquat que era usado para asesinar a las personas. “Al ser inhalado empieza a secar los pulmones, no salgan sin cubrebocas, por favor, cuiden a sus viejos y hagan vigilancia en las noches. Esto que estamos pasando se le puede llamar como un ataque químico”.

Según informa Proceso, el aumento en los decesos por COVID-19 en aquel municipio ocurrió porque los pobladores no acataron las medidas de distanciamiento social durante los festejos de Semana Santa y de otras festividades; incluso la gente alegó que el Señor del Pozo los protegería como había ocurrido en otras pandemias.

Según datos oficiales, en Venustiano Carranza, Chiapas, hay 30 casos confirmados de COVID-19 y cuatro defunciones, sin embargo, la población no ha acatado las medidas de las autoridades, por ello este miércoles 27 por la noche varios pobladores salieron a la calle con palos y piedras para bloquear las calles y quemar varios objetos.

La multitud protestó en al palacio municipal y lo saquearon, luego fueron a la casa del presidente municipal, Alejandro Trujillo Ancheyta y la quemaron, también incendiaron la casa de sus suegros y de sus padres.

Incluso atacaron la casa de la mamá de Rutilio Escandón, el gobernador del estado, la mujer llamada Rosa Cadena, de 79 años, fue sacada de su hogar y luego rompieron los vidrios y sacaron los muebles a la calle.

Los pobladores también saquearon una tienda Elektra, a la cual le robaron desde pantallas hasta motocicletas.

No es la primera vez que en ese Estado se dan muestras de escepticismo sobre la existencia del virus, ya que, a principios de mayo, cerca de 250 personas se manifestaron afuera de una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el municipio de Motozintla, pues alegaban que las personas que ingresaron por el virus habían sido internadas de manera intencional.

En Chiapas hay 1,402 personas infectadas del COVID-19 y han fallecido 101.

También te puede interesar:

VIDEO | Captan el momento exacto en el que explotó una pipa de gas en Coacalco, Estado de México

Niño en Ciudad de México cambia sus juguetes por despensa; un día solo comió tortillas con sal

La campaña del gobierno de AMLO que ha indignado a las mujeres… otra vez