Mujeres de México relatan las historias de acoso, abuso y miedo con las que tienen que vivir

Activistas feministas hacen un performace en la plaza del Zócalo en Ciudad de México (AP Foto / Marco Ugarte)

En los últimos días los casos de feminicidios como el de la joven Ingrid Escamilla, de 25 años, y de la niña Fátima, de 7, han generado fuertes movilizaciones por parte de grupos feministas, quienes buscan que el gobierno establezca políticas públicas para detener la violencia contra las mujeres.

También en la Universidad Nacional Autónoma de México, varias estudiantes han tomado las instalaciones para que dentro de la llamada Máxima Casa de Estudios, se castigue de forma ejemplar a profesores y alumnos que violentan a las mujeres.

Los datos de los asesinatos contra mujeres son alarmantes, según datos del sitio Feminicidios.mx, en los primeros 49 días del 2020 se han cometido 133 feminicidios en el país. Y el año pasado también tuvo una gran cantidad de casos, tan solo de enero a agosto de 2019 se cometieron 2,481 feminicidios, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Ante este clima de violencia, varias mujeres relataron, por medio del hashtag #CosasQuePasanPorSerMujer, varios testimonios de casos de acoso, discriminación, miedo y abuso que han vivido.

La usuaria @Adrianaz210 compartió: “Caminar por una calle sin suficiente alumbrado y voltear a todos lados, y sentir miedo, y apresurarte, y recordar a quien te espera en casa, y pensar en la realidad, y volver a tener miedo”.

Las mujeres también relataron historias de verdadero terror, como el relato de @anahipaulin28, que al final fue rescatada por otra mujer: “Esperaba el transporte de regreso del trabajo frente a una construcción, dos tipos me siguieron y corrí hasta que llegué a una calle cerrada. Grité fuerte porque me jalaban la ropa y la bolsa, no había salida. Una señora salió fingiendo ser mi mamá”.

Las historias de acoso callejero siguieron, como la de @lojedavi: “A donde sea que vaya, sea en zona ‘buena’ o ‘mala’, siento las miradas de viejos asquerosos, ya sea en su coches, camiones, en lo que sea, te barren y te chiflan. Siempre, siempre, me ha dado coraje caminar sola en la calle”.

También hubo relatos como el de @haunted5kull en que podemos ver que los abusos comienzan desde la niñez, “A los 12 años aproximadamente, un familiar muy cercano, dormida me tocó mis partes íntimas mientras se masturbaba. Duré 3 años para contarlo, no recibí apoyo y me dijeron ‘ya pasó mucho tiempo’, ‘perdónalo’. Hasta el día de hoy no lo he podido perdonar”.

Y casos similares lo vivieron muchas mujeres cuando aún eran niñas.

También contaron las cosas que debían de hacer por vivir con miedo, como @CrucioenLlamas: “Mandar tu ubicación en tiempo real, sea de noche o de día; no vestirte con shorts o faldas; voltear a todos lados, viendo a quien tienes al lado, y si es hombre, cuidar que no se pegue demasiado a ti y quiera tocarte o arrimarte algo que nadie pidió”.

También te puede interesar:

El ataque a una periodista mexicana por recordar una respuesta machista de un excandidato presidencial

El conmovedor video de un niño gritándole a una estrella como si fuera su mamá

Acosador que grababa debajo de la falda de una chica fue captado en un video de Luisito Comunica