López Obrador, el presidente de las ocurrencias, aunque sean cada vez más impopulares

FOTO: MIREYA NOVO /CUARTOSCURO.COM

La conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador es una abundante fuente de información sobre lo sucedido y lo que sucederá en el país. En ocasiones sus dichos aparecen como ocurrencias por no presentar argumentos sólidos cuando son planteados. Este parece ser el caso del anuncio presidencial de que propondrá la terminación de los fines de semana largos.

Es posible que en el pasado fin de semana largo el presidente López Obrador haya meditado sobre la utilidad de estos días sin actividad.

En su conferencia de prensa matutina López Obrador anunció que propondrá algunos cambios en el calendario escolar en los próximos meses para “para regresar las fechas históricas, para que sea festivo el día que se conmemore una fecha histórica. Desde luego, las más importantes, las trascendentes”. Se eliminaría su adelanto a los lunes y con ello los fines de semana largos.

Comentó el presidente López Obrador que es “Lamentable que en los últimos tiempos se ha dejado en el olvido estas fechas cívicas, históricas. Los niños hablan de los puentes, pero no del porqué no asisten a la escuela, un viernes o un lunes, resulta que hoy 5 de febrero nadie recuerda que se promulgó la Constitución. Para nosotros es un gran hecho de relevancia histórica”.

Señaló el presidente López Obrador que “El que no sabe de dónde viene nunca sabrá a dónde va” y afirmó que para su gobierno es fundamental la historia, el civismo, la ética y el humanismo.

La propuesta del presidente López Obrador sería dar marcha atrás al decreto publicado en el DOF en diciembre de 2005 que modificó el artículo 74 de la Ley Federal del Trabajo, con el propósito de acabar con los “puentes” y dar paso a los fines de semana largos que abarcan los días sábado, domingo y lunes. El objetivo planteado por los legisladores en esa ocasión fue “fortalecer la unión familiar, pero sobre todo incrementar las derramas económicas en las áreas vinculadas al sector turismo.” (La Jornada, 18 de enero de 2006)

Desde la secretaria de Turismo, en 2015, se llevaron a cabo acciones de promoción para estimular a la población a conocer los destinos turísticos de México, no sólo en sus vacaciones, sino aprovechando también los fines de semana largos.

La preocupación del presidente López Obrador porque se mantenga vigente la memoria histórica de los mexicanos, en particular entre los niños y niñas, es importante.

La determinación de poner límites a los “puentes” no solo debe considerar la preservación de los valores cívicos e históricos, también están los beneficios económicos que significan los fines de semana largos, que no solo tienen el beneficio social de acercar a las familias, sino que son un fuerte impulso para la economía de muchas ciudades en el país, sobre todo las que tienen vocación turística, con la que se benefician hoteles, restaurantes, artesanos, artistas y se realizan consumos que implican ingresos para el gobierno federal, como el consumo de gasolina de los automovilistas y el pago de tarifas en las carreteras de cuota, entre otros.

Terminar con los fines de semana largos, podría ser solo una ocurrencia más si no se logran conciliar los beneficios económicos y sociales que también son importantes para millones de mexicanos.

Como lo reconoció López Obrador, su propuesta generará polémica. Y se manifestó de inmediato en las redes sociales en donde muchos la consideran equivocada y la califican como una estrategia distractora.

Destaca Felipe Calderón que en su cuenta en Twitter comentó: “Grave error regresar asueto al día festivo. Para muchas familias, los “fines de semana largos” son la única oportunidad de vacacionar. Sin ellos, cientos de sitios turísticos no tendrán actividad ni empleo. Volverán “puentes”, ausentismo para aprovechar día inhábil entre semana.”

Sería útil para el país que el presidente aproveche el gran aparato de propaganda que se ha construido para sus conferencias de prensa matutinas y promover los valores cívicos en las fechas indicadas, como propone, de esa manera no solo promovería la 4T y los héroes de su logo, también tendrían la utilidad que refrescar la memoria histórica de los mexicanos.

El guión de las fechas conmemorativas en las conferencias de prensa del presidente podría tener la intervención de algún profesor, estudiante, o artista que relate las efemérides de esa fecha histórica. En esos días las mañaneras serían de todos y no solo de López Obrador. Se me ocurre que podría funcionar.


También te puede interesar:

#ConLosPuentesNo: Los mexicanos no perdonaron a AMLO por querer eliminar los puentes

La heredera de AMLO que se resiste a dejar el poder que le dieron... por un rato

El pecado de ser víctima del crimen en México y al mismo tiempo cuestionar a AMLO