Le ofrecieron trabajo en Puebla y lo estafaron y dejaron en la calle; pero fueron más los mexicanos buenos

Rodrigo Neria Cano
·3  min de lectura
Foto: Captura de video Facebook vía @Muellezito.
Foto: Captura de video Facebook vía @Muellezito.

Según datos de la Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, cerca de 12 millones de mexicanos se han quedado sin empleo durante la pandemia. Armando Hernández Córdoba, de Hermosillo, Sonora, es uno de ellos, quien, además del desempleo, quedó varado en Puebla, luego de que un hombre le prometiera trabajo.

La historia de Armando comenzó cuando, en busca de trabajo, contactó a un supuesto contratista que le daría la oportunidad de laborar en Puebla por un año, además de que le daría facilidad para vivir en un sitio. Con el poco dinero que traía en los bolsillos viajó hasta ese estado para encontrarse con el sujeto.

Según relató el propio Armando Hernández, cuando llegó a la Central de Autobuses CAPU, el hombre lo recibió, le dijo que todo estaba listo para que se instalara en una vivienda, y amablemente, se ofreció a llevar su maleta en la que llevaba 3,000 pesos y un teléfono celular, para revisar que todo estuviera listo, entonces le pidió que lo esperara.

“Yo venía a trabajar a una bodega por un año, traje mi maleta y se la llevo con mi teléfono, y traía yo tres mil pesos para mi sustento de ese tiempo, pero desgraciadamente dijo que en 20 minutos regresaba por mí, porque iba a ver la vivienda donde yo me iba a quedar y ya nunca regresó”, narró el hombre a unos hombres del restaurante local El Muellezito que se dispusieron a ayudarlo.

La historia de Armando se hizo viral luego de que estuvo pidiendo ayuda en las calles de Puebla por una semana. El perfil social del restaurante contó su historia y pidió apoyo a los poblanos para juntar el dinero necesario para el boleto del camión.

Y así como hay gente que hace el mal, como el hombre que lo engañó, apareció alguien que se ofreció a pagar el costo total del pasaje. Una mujer identificada como Lupita García donó la cantidad de $2,400 con la se cubrió el total del viaje.

Dos hombres del restaurante lo llevaron a comprar el boleto y realizaron una transmisión en Facebook Live para que la gente lo pudiera constatar; además le entregaron el resto del dinero que donaron.

Otra de las ayudas que recibió el hombre fue un espacio para que se bañara y cambiara de ropa, además le dieron a alimento y hasta lo llevaron a que se cortara el cabello.

Finalmente compartieron fotos del momento en el que Armando Hernández por fin subió al autobús que lo llevó de regreso a Hermosillo, Sonora, “Hay imágenes que por sí solas dicen muchas cosas. Pero estas son de agradecimiento para todos los que ayudaron, que fueron muchísimos, unos en economía y otros tirando buena vibra. Don Armando va en camino a casa y se lleva en su corazón a todos ustedes”, escribieron al pie.

También te puede interesar:

El falso médico que engañó a todo un país con la promesa de una vacuna contra el COVID-19

Indignante: Un indigente pidió comida y le dieron un plato de arroz con croquetas para perro

"El jefe quiere que coma con él”: el día que el narco Caro Quintero pidió ayuda a Carmen Salinas para salir de prisión