La misión casi imposible de hablar en género no binario en español

·6  min de lectura
Supporters of Georgia's transgender and non-binary community stroll through the city's Midtown district during Gay Pride Festival's Transgender Rights March in Atlanta on Saturday, Oct. 12, 2019. (AP Photo/Robin Rayne)
(AP Photo/Robin Rayne)

Demi Lovato ha puesto el foco sobre la comunidad LGBTIQ al declarar que es pansexual y de género no binario.

En lo personal me parece fantástico que Lovato haga pública su orientación sexual y su identidad de género. Pero como comunicadora me entran mil dudas a la hora de referirme a su persona porque las palabras usadas en la cultura anglosajona no siempre tienen su equivalente entre los hispanoparlantes y hasta ahora en nuestra lengua no existe una solución consensuada a este respecto.

En el caso del inglés, la American Dialect Society, una institución fundada en 1889 que se dedica al estudio del inglés norteamericano, seleccionó they como la palabra de la década pasada (2010-2019). Por su parte, el prestigioso diccionario estadounidense Merriam-Webster añadió en 2020 una nueva acepción al significado del pronombre they (tradicionalmente usado como plural para “ellos” o “ellas”) y reconoció su uso en singular para referirse a una persona cuyo género no se conoce, es irrelevante, no se desea mencionar o es binario y así evitar los pronombres he(él) o she (ella). Un ejemplo de este uso de pronombre no binario en inglés sería: Lovato said that they want to be open about their new identity. Los diccionarios Oxford y Cambridge también han incluido esta acepción y aseguran que su uso es irreversible.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Descubrir el agua tibia

“Como lingüista, diría que el lenguaje va a cambiar con independencia de que decidas participar en ese cambio o no. El singular no binario they ya está bien adelantado en ese cambio de lenguaje que estamos viendo, y de ti depende la decisión de si vas a formar parte del lenguaje al que quieres tener acceso, pero no te toca decidir por nadie más, o quejarte cuando el resto de hablantes decidan avanzar sin ti”, afirma Kirby Conrod, lingüista de género no binario de la Universidad de Washington.

Pero lo que parece una novedad lingüística es en realidad una forma gramatical usada desde hace siglos. The Oxford English Dictionary identificó el uso del they singular en 1375, cuando apareció en el poema medieval William and the Werewolf, que fue traducido al inglés de un romance francés de 1200, escrito Guillaume de Palern.

Los suecos tomaron la batuta de los pronombres neutros en la década de los 60, cuando usaron hen, como una alternativa al masculino han (él) y el femenino hon(ella) para referirse a una persona cuyo género se desconoce. Lo que fue una originalmente iniciativa de lingüistas se fue permeando al lenguaje coloquial y forma parte del diccionario sueco desde 2015.

La camisa de fuerza binaria del español

¿Pero cuál es el término correcto para referirnos a las personas no binarias en español?

Es imposible traducir el they singular a un pronombre en español para referirnos a una persona o varias personas sin mencionar el género, ya que según la gramática de la lengua española en tercera persona solo existe la opción del pronombre plural “ellos” y “ellas” y del singular “él” o “ella”.

"Posiblemente la manera más acertada de traducirlo sea recurriendo al pronombre ‘elle’, no reconocido por las autoridades académicas, pero que cada vez es más utilizado por personas no binarias y activistas LGBTIQ de lengua castellana. Un uso, dicho sea de paso, que levanta ampollas entre columnistas y opinadores conservadores", señaló la publicación Dos Manzanas, especializada en noticias sobre lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales, intersexuales y personas de sexualidades disidentes.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La socióloga Sol Minoldo explica que la propuesta del lenguaje inclusivo es crear un género neutro, que no sea ni femenino ni masculino, sino verdaderamente neutro. "Para los artículos, en lugar de ‘el’ y ‘la’ vamos a decir ‘le’. En vez de ‘las y “los” será ‘les’. Para los pronombres, en vez de ‘ella’ y ‘él’ será ‘elle’. En vez de ‘ellas’ y ‘ellos’ usaremos ‘elles’”.

Minoldo señala que para el caso de los sustantivos y de los adjetivos, solo tendremos que cambiar una vocal o agregar una “e”. "Por ejemplo, en la palabra ‘maestra/maestro’ la marca de género está claramente en la terminación tra/tro. Sustituimos el lugar de la vocal con la ‘e’ y ya tenemos nuestra palabra en género neutro: ‘maestre’”.

Pero aún falta un largo trecho para que los expertos de la Real Academia Española realicen cambios sustanciales, como la letra “e” para sustituir la marca de género “a” u “o”, que incluyan a las personas no binarias. Para la RAE, el uso de la letra e "como supuesta marca de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario, pues el masculino gramatical ('chicos') ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género", contestaban a una usuaria de Twitter que preguntaba bajo el hashtag #dudaRAE.

A la traductora Adriana Velásquez no le sorprende esa posición: "...más allá de que estas reglas rijan nuestra gramática, no se puede negar que la gramática del español (como de muchas otras lenguas) ha evolucionado en un mundo patriarcal y ha sido formalizada por varones. Para muestra un botón: desde su fundación en 1713, la Real Academia Española ha sido formada casi totalmente por hombres. Ha habido sólo once mujeres frente a más de mil hombres y hoy en día la institución cuenta con 38 académicos y solo ocho académicas”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Hay que buscarle la vuelta

Pero entonces cómo nos referimos en español a Bobbi Salvör Menuez, Demi Lovato, Miley Cyrus y cualquier otra persona que se identifique como de género no binario.

Por ejemplo, para hablar en plural, Velásquez recomienda evitar, en la medida de lo posible, el masculino genérico y usar otras opciones como paráfrasis o sustantivos colectivos (“la comunidad médica” en lugar de “los médicos”, “las personas migrantes” en lugar de “los migrantes”, etc.) o verbos impersonales (“se puede intentar”, en lugar de “uno puede intentar”). "Desgraciadamente muchas veces esto no es posible por un tema de estilo, de sentido o de economía del lenguaje, sobre todo porque a día de hoy, gran parte de las soluciones que se han encontrado para evitar el lenguaje sexista resultan difíciles de aplicar en algunos contextos”.

Al entrevistar a Lovato en español, en lugar de preguntarle si se siente complacida con sus logros musicales más recientes, lo ideal sería decir: ¿Te han complacido tus últimos proyectos musicales?

Mientras los hispanoparlantes no tengamos reglas más flexibles con respecto al uso del género gramatical, entonces sólo nos queda reformular las oraciones para lograr el trato neutral que piden las personas de género no binario.

Historias que también te gustarán:

(VIDEO) Ni hombres ni mujeres: Estas 10 celebridades se declararon de género no binario

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.