Trabajador de la salud en México al borde del llanto al ver que la gente no se queda en casa

Foto: Getty Images

Quienes están pasando un momento crítico por la pandemia del coronavirus COVID-19 son los trabajadores de la salud, pero la situación crítica no solo la viven en sus lugares de trabajo, también en la calle cuando ven cómo otras personas salen a la calle sin seguir las indicaciones de distanciamiento social. Un ejemplo, es la frustrante historia que contó la usuaria de Twitter @mfpayen.  

La mujer, quien es de Culiacán, Sinaloa, narró que su pareja estuvo trabajando 24 horas en el hospital; cuando llegó a casa se quitó toda su ropa, salvo la interior y se dio un baño con manguera y jabón especial para desinfectarse.  

Luego entró a su casa y tomó un segundo baño, cuando salió, la mujer lo notó extraño. “Por fin lo veo, noto que tiene los ojos llorosos y le pregunto si le cayó jabón, comentándole que le notaba los ojos irritados.” 

Y su pareja le contó la razón de su llanto, “Duré 24 horas en la clínica sin parar, sin poder dormir ni un solo momento, tomando Rayos X y Tomografías axial computarizadas (TAC), a todos los posibles casos de COVID-19, de los cuales muchos salieron positivos, dejando de contar cuántos eran”.  

Y luego explicó los estragos de esas 24 horas en su cuerpo: “Me arden los brazos de tanto haberlos lavado, el cuello y la cara por el cubrebocas, los lentes y la mascarilla que me pongo”.  

Y luego reveló las causas de sus ganas de llorar. “Salgo ahora en la mañana, después de 24 horas trabajando y veo que la gente está desayunando en la birria. Me dieron ganas de llegar y abrazarlos con la ropa y la bata puesta”.  

“¡No lloré! Pero me dio mucha impotencia, porque yo de verdad desearía estar en la casa y no salir, ni exponerme, ni exponerte a ti”, y luego fue más contundente, “¡Y esa gente que tiene la oportunidad de quedarse en casa, se anda exponiendo! Es mi trabajo y me gusta lo que hago, pero me molesta esta gente”. 

Ante la situación, @mfpayen explicó que no encontró las palabras de aliento para  decirle a su pareja, “Yo no supe que contestarle, de qué manera consolar o calmar esa frustración, lo único que pude hacer fue ponerle crema para, mínimo, calmar el dolor físico y acompañarlo en su desesperación”. 

Su publicación generó muchas reacciones positivas, más de 66,000 likes y varios usuarios le enviaron buenos deseos a la pareja de la usuaria de Twitter.   

Así que @mfpayen aprovechó para recordarles a sus seguidores la importancia de quedarse en casa. “Es una realidad, aquí en México no hay suficientes camas para atenderlos y en la unidad de cuidados intensivos menos. Los ventiladores no serán suficientes y acá en Sinaloa, donde están avanzando tan rápido, muchos no alcanzarán a recibir servicios médicos, por el hecho de que no hay”.  

En Sinaloa, se han detectado 95 personas contagiadas de COVID-19 y han muerto 12 personas; Culiacán es el lugar con más contagios con 54. 

También te puede interesar:

#LadyZote: Mujer enfurecida dice que es jabón “para bañar perros”... y los mexicanos no se lo perdonaron

La bella historia de amor que está surgiendo en la ciudad de EEUU más afectada por el COVID-19

La extraña fascinación de los mexicanos por Hugo López-Gatell, el funcionario a cargo de controlar la pandemia