Anuncios

Joven se hace rinoplastia en clínica de Polanco y pierde la vida dos semanas después

La familia de la joven denuncia negligencia médica. La operación fue realizada por doctores muy célebres en las redes sociales.

Foto archivo: Getty Images
Foto archivo: Getty Images

Una joven de 28 años, de nombre Karla N, acudió a una clínica privada en Polanco a hacerse una rinoplastia (cirugía estética en la nariz). Fue el pasado 29 de septiembre. En la clínica, ubicada en la avenida Homero, fue atendida por los médicos Froilán Páez y Adriana Furlong. Días después de la intervención, la joven presentó molestias, como dolores de cabeza y náuseas, que ameritaron que fuera internada en el Hospital San Angel Inn Universidad.

Falleció el 12 de octubre, luego de presentar muerte cerebral, tras haber padecido meningoencefalitis, enfermedad causada por un virus o bacteria. Su familia denuncia negligencia médica, pues su muerte fue atribuida a la meningoencefalitis y a complicación de rinoplastia. La hermana de Karla dijo que se enteraron de la existencia de dicha clínica por medio de redes sociales. "Pensamos que por ser Polanco sería una clínica buena. Cuatro horas después (de la cirugía) empezó con náuseas", recordó para Nmás.

Contactaron a la clínica y, una vez explicados los síntomas de Karla, le recetaron Ondansetrón, antibiótico enfocado a tratar náuseas. Su hermana recordó que, en primera instancia, ya en el hospital le diagnosticaron posible meningoencefalitis, tras haberle hecho diversos estudios. "La empezaron a tratar con muchos antibióticos. Pasaron los días y nos dijeron que el cerebro seguía inflamado". Después de estar intubada durante varios días y sin que ningún tratamiento diera resultado, Karla padeció muerte cerebral y fue declarada muerta el 12 de octubre.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México ya clausuró la clínica en la que se llevó a cabo la cirugía y también ha emprendido una investigación por posible negligencia médica. Este mes fueron suspendidos 83 consultorios y clínicas en México por la Cofepris. En ellos se incumplían medidas sanitarias que ponían en riesgo la salud de los clientes. No sólo eran establecimientos de índole médico, sino también estudios de tatuajes, pero el problema era el mismo: atentar contra la integridad de los consumidores.

El caso de Karla ha causado gran conmoción en redes sociales pues ambos doctores señalados de haber hecho la operación son célebres. Froilán Páez ha operado a personalidades como Miriam Habach, Norkys Batista y Stephany Gutiérrez, y labora en otros países del continente como Venezuela y Colombia, además de México. Según recogió Expansión, este doctor fue acusado el año pasado también de negligencia médica por Gabriella Collevecchio, chica venezolana que perdió su nariz tras una serie de operaciones a cargo de Páez.

En su cuenta de TikTok, este médico publica diversos contenidos relacionados a la rinoplastia. Ha bloqueado los comentarios en todas las publicaciones que aparecen en su perfil. Por su parte, Adriana Furlong es especialista en Otorrinolaringología, por la UNAM. En su perfil de Instagram comparte contenido sobre su profesión, como comparaciones entre el antes y después de una rinoplastia.

El caso deja abiertas muchas interrogantes y deberá existir una investigación sólida para determinar cómo se dio la muerte de Karla. En el reportaje de Nmás, se retoman videos que la familia de Karla grabó los días posteriores a la operación en Polanco, con las cuales pretenden reforzar la denuncia de negligencia médica.

"Cuando un paciente desarrolla un cuadro de grave de meningitis, y evoluciona no favorablemente sino sigue el deterioro, puede evolucionar a una meningoencefalitis", expresó el médico internista Antonio Hernández Bastida, en la misma entrevista con Nmás. Por otro lado, el médico especialista en infectología, Miguel Ángel Cortés, resaltó que un trato no de adecuado de meningoencefalitis de causa infecciosa tiene un porcentaje de mortalidad arriba del 95%.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO:

Quiso volver a ser niño y acabó arruinando el juego mecánico