Anuncios

La visita de Harry a Carlos III debido al cáncer despierta esperanzas de reconciliación: ya llegó a Londres

El príncipe Harry, en una audiencia en Londres, el año pasado.  (AP/Kin Cheung, File)
El príncipe Harry, en una audiencia en Londres, el año pasado. (AP/Kin Cheung, File) - Créditos: @Kin Cheung

LONDRES.- El viaje desde Los Ángeles a Londres del príncipe Harry, hijo menor del rey Carlos III, para visitar a su padre a raíz de que le diagnosticaran un cáncer, suscita en el Reino Unido esperanzas de reconciliación, tras años de asperezas entre ambos. Según reportes de la prensa británica, el príncipe llegó al aeropuerto de Heathrow en un vuelo de British Airways.

De acuerdo a los medios británicos que siguen de cerca los temas de la realeza, Harry, de 39 años, reaccionó con celeridad al impactante anuncio el lunes del cáncer del monarca, descubierto durante su hospitalización para una operación de próstata a la que sometió el 26 de enero.

El rey Carlos III, al dejar una clínica en Londres, el 29 de enero. (AP/Alberto Pezzali, File)
El rey Carlos III, al dejar una clínica en Londres, el 29 de enero. (AP/Alberto Pezzali, File) - Créditos: @Alberto Pezzali

El príncipe debía llegar el martes a Londres, en un viaje que hace en solitario, según la prensa británica, sin su esposa Meghan ni sus dos hijos, Archie y Lilibet, como ya ocurrió con su visita relámpago con motivo de la coronación de su padre en mayo.

“¿Llegó el momento de que Harry vuelva a casa?”, se pregunta el tabloide Daily Mirror que, como la mayoría de los periódicos británicos, dedica el martes amplios artículos a una posible reconciliación real, en tiempos difíciles para la monarquía británica.

Del cáncer del rey, de 75 años, no se conoce en detalle su naturaleza ni su gravedad, aunque el primer ministro británico, Rishi Sunak, lanzó una luz de esperanza, al afirmar a la BBC que se había “detectado temprano”.

Carlos III, Harry y Guillermo, en Londres. (AP/Kirsty Wigglesworth, File)
Carlos III, Harry y Guillermo, en Londres. (AP/Kirsty Wigglesworth, File) - Créditos: @Kirsty Wigglesworth

La enfermedad del monarca llega en un momento en que su nuera Kate, esposa de Guillermo y princesa de Gales, también se encuentra en una larga convalecencia tras una misteriosa operación abdominal.

Esta repentina enfermedad del rey deja a la reina Camilla, de 76 años, y a Guillermo, de 41, a cargo de representar públicamente a la monarquía, cuyo círculo se ha ido reduciendo progresivamente en los últimos años con la marcha de Harry a Estados Unidos en 2020 y la marginación del príncipe Andrés, hermano de Carlos III, tras unas acusaciones de agresión sexual a una menor que él niega.

Ambos perdieron desde hace casi un año su papel como posibles sustitutos de Carlos III en caso de ausencia o enfermedad del monarca, al dejar de ser “miembros activos” de la familia real británica.

La última visita del duque de Sussex, título oficial del príncipe Harry, al Reino Unido, se remonta a junio de 2023, para asistir a uno de los numerosos juicios que le enfrentan a los diarios sensacionalistas británicos, a los que responsabiliza de la muerte en 1997 de su madre, Diana, perseguida por los paparazzi, y del reciente acoso a su esposa Meghan.

En la sombras

Pero la relación tensa de Harry con su padre se extiende también a su hermano Guillermo. Ambos, que tenían 14 y 12 años cuando murió la princesa Diana, estuvieron muy unidos hasta que empezaron a surgir tensiones.

El distanciamiento se hizo más latente tras el matrimonio de Harry en 2018 con la actriz estadounidense Meghan Markle, en un contexto de presión constante de la prensa sensacionalista británica.

La pareja acabó dando un portazo a la familia real y renunciando a sus obligaciones oficiales para exiliarse en Estados Unidos en 2020, criticando duramente a la monarquía británica en entrevistas y en una serie documental en Netflix.

En su libro “En la sombra”, el príncipe Harry se muestra especialmente crítico con su hermano mayor, y relata su frustración por haber sido su “sombra, (su) suplente, (su) plan B”.

En una entrevista concedida a la influyente presentadora estadounidense Oprah Winfrey, Enrique y Meghan afirmaron que algún miembro de la familia real se había interrogado sobre el color de piel que tendría su hijo Archie, iniciando un debate en el Reino Unido sobre el racismo en el país y dentro de la monarquía.

La entrevista concedida por Harry y Meghan a la influyente presentadora estadounidense Oprah Winfrey
La entrevista concedida por Harry y Meghan a la influyente presentadora estadounidense Oprah Winfrey - Créditos: @Harpo

A principios de diciembre, los nombres del rey Carlos III y de la princesa Kate fueron mencionados en relación a esa conversación en la versión holandesa de un nuevo libro sobre los Windsor, rápidamente retirado de la venta por su editor, debido a un “error de traducción”, informaron los medios británicos.

La última vez que los príncipes Guillermo y Harry aparecieron juntos fue en septiembre de 2022, con sus esposas, tras la muerte de Isabel II.

Agencia AFP