Anuncios

Torrijos, el expresidente que quiere volver al poder en Panamá sin el partido de su padre

Ciudad de Panamá, 26 mar (EFE).- El expresidente Martín Torrijos (2004 - 2009) está entre los favoritos para optar nuevamente a la Presidencia de Panamá, alejado ya del Partido Revolucionario Democrático (PRD) fundado por su padre, el histórico general Omar Torrijos, y seguro de que su progenitor hubiera tomado el mismo camino.

Omar Torrijos "tuvo el coraje de lograr una transformación y estoy seguro de que él, hace tiempo, hubiera tomado la decisión de optar por otro instrumento político que estuviera en función del desarrollo económico y social de los panameños y no en beneficio de quienes hoy lideran ese partido (PRD)", dijo Torrijos, de 60 años, en una entrevista a EFE.

Torrijos, al que una reciente encuesta del diario La Prensa sitúa en el segundo puesto, igualado con Ricardo Lombana con el 10,8 % de intención de voto, y alejados ambos del 26 % de Raúl Mulino, sustituto del inhabilitado expresidente Ricardo Martinelli, se postula ahora como candidato presidencial con el minoritario Partido Popular (PP).

Hace dos décadas Torrijos sí gobernó con el PRD, que atraviesa ahora su peor crisis entre señalamientos de corrupción y disidencias dentro de la formación.

"El partido se alejó de los principios y valores con los que fue establecido y dejó de ser una opción de transformación social hacia el futuro", opina de ese PRD que hace 20 años lo llevó al poder y del que se separó oficialmente a principios de este año después de lanzarse a la campaña política.

Abiertamente "torrijista", Martín Torrijos alega que "no hay manera" de no sentirse orgulloso de "lo que es", del apellido que porta y del legado de su padre, que lideró esa revolución panameña que gobernó de facto entre 1968 y 1981, año en el que murió en un accidente aéreo.

A pesar de la distancia con el partido, se escuda en el ideario de su padre, el "torrijismo", ese pensamiento político creado por el general en medio de la corriente socialista del siglo XX en Latinoamérica pero que nunca estuvo "ni con la izquierda ni con la derecha, sino con Panamá", una frase usada con frecuencia por Omar Torrijos.

"Yo nací y moriré torrijista. Pero creo que esta elección (separarse del PRD) no se trata de un partido político sino de resolver los problemas de la gente", declara Torrijos, que además defiende que "al final de cuentas es una forma de gobierno" y "va más allá de un partido".

"Es la fuerza que le permitió a los panameños recuperar su soberanía, que el país progresara de manera más equitativa. Eso no está en un partido político sino en esa voluntad e ideario", apunta.

Ampliar la cuenca del canal

El Canal de Panamá, administrado por manos panameñas desde 1999 tras los Tratados Torrijos-Carter impulsados por el general Torrijos, que puso fin al control que desde su inauguración en 1914 mantenía Estados Unidos, atraviesa una inédita crisis hídrica por la prolongada sequía, que hizo bajar los niveles de agua de los principales lagos y reducir el número de tránsitos diarios.

Esta situación que arrastra la vía, y para la que aún no hay una solución a largo plazo, podría mermar en 800 millones de dólares los ingresos por peajes en este año fiscal, después de que en 2023 el Canal entregó al Gobierno panameño el histórico importe anual de 2.544,59 millones de dólares.

Torrijos propone para solventar este problema "ampliar la cuenca" del Canal de Panamá, siguiendo las alternativas identificadas por el Canal como el uso del Río Indio, la cuenca vecina al oeste de la vía.

"Sin duda hay que tomar esa decisión para garantizar (también) el acceso a agua para el consumo humano y he propuesto que la administración del Canal de Panamá asuma la administración de las plantas potabilizadoras, un nuevo rol para el Canal en materia de desarrollo", añade Torrijos.

Los dos lagos artificiales Lago Gatún y Alhajuela abastecen a la vía y sirven para el consumo de agua potable de unos 2,5 millones de habitantes, de 4 millones que hay en el país.

"Habrá otros roles que hoy no tiene el Canal de Panamá que hay que lograr (...) porque no es solo un canal por el que pasan barcos, sino que traiga desarrollo al país", sostiene el candidato.

Ese "nuevo rol" del Canal de Panamá está recogido en su plan de Gobierno, el cual sugiere que la administración de la vía sea "el ente rector de todas las concesiones portuarias y o de oleoductos, gasoductos, corredores de logística y de cualquier otra futura concesión que apoye el desarrollo" de la posición del país.

"De manera que podamos integrar, con criterios de eficiencia y competitividad, la promoción de la ruta consolidada de Panamá, que nos lleve a nuestro país en el más importante, eficiente y competitivo 'hub' (centro) de carga y distribución de todas las Américas", detalla.

Ana de León

(c) Agencia EFE