Anuncios

Santiago Giménez y las exageradas críticas por no ser titular con la Selección Mexicana

Santiago Giménez en un partido con la Selección Mexicana en noviembre pasado. (Héctor Vivas/Getty Images)
Santiago Giménez en un partido con la Selección Mexicana en noviembre pasado. (Héctor Vivas/Getty Images)

Santiago Giménez vive presa de una realidad: no ha podido ser titular de la Selección Mexicana con entrenador alguno. Ninguno de los entrenadores del Tri lo ha considerado su delantero. Ni Gerardo Martino ni Diego Cocca ni ahora Jaime Lozano. La pregunta se la hacen todos en México: ¿por qué no juega él? El elegido por Lozano ha sido Henry Martín, el punta del América, que ha vivido los mejores momentos de su carrera en los dos años recientes y con eso ha conseguido el puesto.

La comparación de niveles es directa. Martín juega con clase, anota y hace anotar, pero su rendimiento está limitado al contexto del futbol mexicano. Giménez juega en Europa y, aunque se cuestione el nivel de la liga neerlandesa, también ha tenido participaciones destacadas en las competencias continentales. Está claro, además, que Giménez tiene en sus pies el futuro del puesto, dueño de un potencial todavía desconocido. Martín, aunque vive un presente de lujo, no extenderá su carrera a ese nivel por muchos años más. Por lo tanto, muchos piden a Lozano precisamente pensar en el porvenir.

Ante Panamá, Giménez no fue considerado ni de cambio. Así explicó su ausencia el seleccionador: “No es como guardarlo, hubo jugadores que se nos cayeron, estuvieron al límite. La intención siempre es que Santiago estuviera dentro del campo, pero por tres cambios forzados no pudimos hacer su cambio", dijo en conferencia de prensa. En una escena, se pudo ver que Giménez se enojó por no ser tomado en cuenta y pateó la banca. El gesto llamó la atención en redes sociales. Fue un claro reflejo de la frustración que sintió al no jugar este partido.

Se exagera en todo. Es normal que un jugador, más a ese nivel, sienta molestia por no ver actividad. Patear la banca no quiere decir nada. Le fue imposible disimular la molestia y eso no significa que quiera retirarse de la Selección o que vaya a montar una rebelión porque no es titular. Muchos ya piden que haga como Carlos Vela y renuncie, para que entonces sí sea valorado por el entrenador. Lo mejor, para ganarse el puesto, sería que jugara como lo hace en el Feyenoord. Eso no ha sucedido hasta ahora y así se explica que Martín le haya ganado la carrera.

Y más porque él mismo lo ha aceptado. "Todos los partidos es una oportunidad para poder consolidarme, creo que me ha faltado ganarme esa titularidad porque me ha tocado y no he rendido como he rendido en mi club", confesó en entrevista para TUDN. No lo usó como justificación. Fue simplemente la descripción de los hechos y en nada tiene que ver el nivel de ambos equipos, Selección y Feyenoord. Un gol en la final de la Copa Oro no basta, y menos porque se espera mucho de él, porque puede darlo.

"Yo creo que me ha costado el cambio drástico de juego, de compañeros, no estoy diciendo que sean mejores acá o allá, simplemente son diferentes como todos los jugadores", reconoció en la misma entrevista. Giménez entiende que sobre él hay una mirada especial y que no debe tener excusas cuando se trata de su rendimiento. Si lo hicieran, si mostrara la misma versión con ambas camisetas, entonces sí la decisión de Lozano sería completamente injustificada. Hasta el momento no lo es.

Henry Martín se ha ganado el lugar y en Selección, de a poco, ha mostrado mejor juego que antes, más cercano a su versión en el América, con el añadido de que ahora tiene como socio a Julián Quiñones. Pero eso puede explotar en cualquier momento. Lozano se ha recargado en la fórmula que más resultados puede darle a corto plazo. Y por eso no apuesta por el futuro y Giménez. Si esa fórmula no funciona, con el domingo próximo ante Estados Unidos como prueba medular, la presión no podrá contenerse más. Depende del resultado, claro. Todavía no hay reproche posible para esta apuesta que vivirá al filo del riesgo en cada partido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El terrible momento cuando compras algo por la foto y te entregan algo decepcionante