Anuncios

Maduro deja a la oposición fuera de las elecciones

José Meléndez, corresponsal

SAN JOSÉ, Costa Rica, marzo 26 (EL UNIVERSAL).- El régimen izquierdista gobernante en Venezuela desde 1999 se allanó ayer el camino para su prolongación indefinida y a perpetuidad en el poder al dejar fuera de las elecciones presidenciales de julio próximo a la opositora derechista Corina Yoris, candidata de la Plataforma Unitaria Democrática (PUD), principal coalición antichavista.

Tras sacar la candidatura presidencial de la opositora derechista María Corina Machado del juego electoral, el régimen levantó nuevas trabas para impedir desde el pasado fin de semana a la PUD inscribir a Yoris como su nueva aspirante y atizó las dudas sobre la transparencia de los comicios y el futuro de la democracia en ese país.

Aunque ya se anotaron nueve candidatos a la presidencia de más de 30 organizaciones, alianzas y partidos, todas minorías opositoras, llamadas "alacranes" por ser dóciles al oficialismo y de variada ideología, y la del cuestionado presidente, el izquierdista Nicolás Maduro, quedó fuera la de Yoris como sucesora de Machado y competidora del PUD como el más importante y fuerte bloque opositor.

No trascendieron los motivos que llevaron a bloquear a Yoris, sin historial en cargos públicos porque nunca laboró en el Estado ni manchas en los recuentos del Consejo Nacional Electoral (CNE), árbitro de la contienda, dominado y manipulado por el oficialismo. "No tengo mancha alguna encima", alegó Yoris en conferencia de prensa ayer lunes en la mañana. "No puedo ser inhabilitada bajo ningún aspecto", recalcó.

"Mis derechos como ciudadana venezolana están siendo conculcados al no permitirme acceder al sistema e inscribir mi candidatura a la Presidencia de Venezuela", adujo, al destacar la fuerte unidad que prevalece entre las agrupaciones opositoras. "Hemos hecho todos los intentos por introducir los datos" y el sistema "está completamente cerrado para poder entrar digitalmente", precisó, en referencia a las trabas para inscribirse en una página digital del CNE por los dos partidos opositores con registro: Un Nuevo Tiempo (UNT) y Mesa de la Unidad Democrática (MUD), coalición que precedió a la PUD. Sin éxito, los opositores intentaron enlistarse presencialmente en el CNE.

En contraste, al llegar a registrarse ayer en la tarde al CNE por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Maduro advirtió a los grupos de "la derecha" que respaldaron a Machado y a Yoris que el 28 de julio habrá elecciones "con ustedes o sin ustedes".

Maduro encabezó un multitudinario acto festivo en el corazón de Caracas que contrastó con el ambiente de inquietud que prevaleció en el bando opositor. Maduro buscará su segunda reelección consecutiva para un tercer sexenio. Electo en abril de 2013 al morir el entonces presidente Hugo Chávez (1954- 2013), fundador de la revolución socialista que se instaló en febrero de 1999, Maduro se reeligió en 2018 en unos comicios cuestionados dentro y fuera de Venezuela por ilegítimos y decidió pugnar otra vez en las urnas para gobernar del 10 de enero de 2025 al 10 de enero de 2031.

Sometido al oficialismo, el CNE bloqueó la opción de enlistar a Yoris, denunció ayer la PUD, al pedir extender por tres días la inscripción, que se abrió el jueves pasado y concluyó este lunes a la medianoche. "Si el candidato lo escoge Maduro, no son elecciones", alertó Machado en su cuenta de X (antes Twitter), en una carrera contra el reloj y en referencia implícita a que el mandatario hizo uso de su poder en el CNE para aceptar o rechazar a los aspirantes presidenciales.

Los impedimentos para Yoris golpearon el acuerdo que oficialistas y opositores firmaron, el 17 de octubre de 2023 en la caribeña isla de Barbados, para hacer comicios libres y limpios en 2024. La oposición fustigó al oficialismo por cerrarle paso a Machado y violar esos pactos, pero el gobierno negó haberlos incumplido. Al citar el resultado de las elecciones primarias opositoras de octubre de 2023 en las que resultó vencedora, Machado ratificó el mandato de esa consulta de "luchar hasta lograr elecciones limpias y libres con el candidato que tiene la confianza de la gente".

Por la inhabilitación que el régimen venezolano le impuso en 2015 y que le prohibió participar en elecciones hasta 2036, Machado desistió el viernes anterior de su candidatura y nombró en su lugar a Yoris, jerarca opositora que participó en la organización de las primarias de octubre de 2023. Sin Yoris y sin Machado, la oposición venezolana volvió a entrar al mismo escenario de los comicios de 2018, en los que se abstuvo de participar al argumentar que se carecía de condiciones para un proceso electoral justo, libre y transparente. Argentina, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Paraguay, Perú y Uruguay plantearon ayer en una declaración conjunta su "grave preocupación" por los "persistentes impedimentos en la inscripción" en Venezuela de aspirantes presidenciales en el CNE. Está pendiente la reacción de Estados Unidos.