Anuncios

Huracán sufrió el efecto Barracas Central: le anularon un gol y no le cobraron un penal, y perdió

El penal de Insua sobre De la Fuente que no el árbitro Echavarría ni el VAR quisieron sancionar en contra de Barracas
El penal de Insua sobre De la Fuente que no el árbitro Echavarría ni el VAR quisieron sancionar en contra de Barracas

Una vez más, un pésimo arbitraje (esta vez a cargo de Pablo Echavarría) y una muy mala tarde de los responsables del VAR terminaron favoreciendo a Barracas, que derrotó 1 a 0 a Huracán y se trepó al segundo puesto de la Zona A, a dos puntos del líder Vélez, a la espera del resto de los encuentros.

Lo concreto es que, cuando el local ya ganaba gracias al gol de Alexis Domínguez, en solo cinco minutos al Globo le anularon de manera incorrecta un gol y no le otorgaron un penal. La primera de esas acciones fue a los 28 minutos, cuando Walter Mazzanti marcaba el 1 a 1 con un cabezazo en el área chica. Mientras los futbolistas del equipo de Parque Patricios celebraban, el línea Ferreyra señaló offside. Y aunque en la imagen pausada de TV se veía de forma nítida que el pie del defensor Insua estaba más cerca de la línea que los del delantero, el VAR (en tiempo de revisión récord para acciones similares), a cargo de Nicolás Ramírez, avaló la decisión arbitral.

El error fue tan clamoroso que Frank Kudelka, DT del Globito, se mordió los labios y sacudió la cabeza de un lado al otro, como no queriendo creer lo que estaba sucediendo.

Solo cinco más tarde, a los 33, Rodrigo Insua saltó en el área con el brazo izquierdo demasiado lejos de su cuerpo. El manotazo del defensor impactó sobre el rostro de De la Fuente y el hombre de Huracán quedó tendido en el césped. Entonces, Echavarría detuvo las acciones para atender al lesionado. Cuando parecía que la jugada iba a ser revisada por el VAR (el contacto fue claro y el penal, evidente, por lo que también podía corresponder la expulsión o por lo menos una amonestación para el hombre de Barracas), nada de esto pasó. Unos segundos más tarde el partido continuó con un pique.

Tan resignado estuvo Huracán de allí en adelante, que ante cualquier fallo arbitral en su perjuicio ni siquiera se quejó. De hecho, sobre el final hubo una jugada más que pudo terminar en el 1 a 1, pero a Pussetto lo tomaron en el área y su cabezazo, incómodo, terminó desviado.

La derrota dejo´un sabor amargo para el equipo de Parque Patricios, que hizo todos los méritos para al menos igualar: dominó la posesión (66% a 34%), duplicó a su rival en pases (501 a 276) y completó 31 remates al arco, incluidos tres pelotazos en los postes.

El resumen del partido

Tal fue la impotencia de Huracán, que sus jugadores apenas si fueron a ensayar un tibio reclamo a Echavarría una vez que se terminó el partido. Una vez más, un mal arbitraje favoreció a Barracas. La noticia, reiterativa, solo altera el nombre del equipo perjudicado, que este domingo fue Huracán.