Anuncios

Francisco Cerúndolo perdió frente a Karen Khachanov y el Masters 1000 de Miami se quedó sin singlistas argentinos

Francisco Cerúndolo se despidió en la tercera ronda del Miami Open al perder con el ruso Karen Khachanov
Francisco Cerúndolo se despidió en la tercera ronda del Miami Open al perder con el ruso Karen Khachanov - Créditos: @Rebecca Blackwell

El Miami Open , segundo certamen de categoría Masters 1000 de la temporada, le había obsequiado muchas sonrisas al argentino Francisco Cerúndolo (21° del ranking mundial). Las semifinales de 2022 y los cuartos de final del año pasado eran antecedentes muy productivos como para que el porteño de 25 años continuara pensando en grande en esta edición. Sin embargo, esta vez, su impulso sobre la superficie dura de la Florida estadounidense se detuvo en la tercera ronda. El ruso Karen Khachanov (16°) se impuso por 6-1, 5-7 y 7-6 (7-5), en 2h48m, dejando el torneo sin raquetas nacionales en el cuadro individual (Sebastián Báez, Tomás Etcheverry, Diego Schwartzman, Facundo Díaz Acosta y Pedro Cachin perdieron en sus debuts; sólo Horacio Zeballos sigue en acción, pero en dobles).

Francisco Cerundolo se esfuerza para contrarrestar a Khachanov en Miami
Francisco Cerundolo se esfuerza para contrarrestar a Khachanov en Miami - Créditos: @Rebecca Blackwell

En el Grandstand, el segundo estadio en importancia del complejo de Miami Gardens, al norte de la ciudad, Khachanov (N° 8 del mundo en 2019) construyó un primer set estupendo, con contundencia en su saque (75% de puntos ganados con el primer servicio), pimienta en sus devoluciones y efectividad en las chances de quiebre: le rompió el servicio al mayor de los hermanos Cerúndolo en los games número tres, cinco y siete. Así, en sólo 33 minutos, Khachanov se apropió del primer parcial. El moscovita tomó la iniciativa en la mayoría de los puntos y, a la habitual potencia de sus tiros, le aportó profundidad, generando un combo explosivo para la cobertura del argentino, que además estuvo impreciso y se fue a sentar habiendo cometido quince errores no forzados (diez fueron de drive, su mejor tiro).

Lejos de mostrar una actitud irascible, como en algunos momentos no tan lejanos cuando las acciones no se producían en su favor, Cerúndolo siguió compitiendo con paciencia y seriedad, buscando opciones para tratar de modificar el juego, bajo la mirada de Franco Davín, a quien sumó a su equipo a fines del año pasado (también el coach Kevin Konfederak integra el grupo). Khachanov abrió el segundo set con su saque y llegó a servir 0-30, pero pudo escaparse de ese instante incómodo. El intercambio de tiros fue mucho más equilibrado en ese set. Luego de diez games jugados, llegaron igualados (5-5) a un momento clave. Sin embargo, el match se interrumpió durante trece minutos porque un espectador se descompuso y tardó en ser asistido por los médicos.

Karen Khachanov returns a ball from Francisco Cerundolo, of Argentina, in their men's third round match at the Miami Open tennis tournament, Monday, March 25, 2024, in Miami Gardens, Fla. (AP Photo/Rebecca Blackwell)
Karen Khachanov returns a ball from Francisco Cerundolo, of Argentina, in their men's third round match at the Miami Open tennis tournament, Monday, March 25, 2024, in Miami Gardens, Fla. (AP Photo/Rebecca Blackwell) - Créditos: @Rebecca Blackwell

En la reanudación, Khachanov sacó sin ritmo y bajo presión; el argentino tuvo su primera chance de quiebre del partido, pero no pudo aprovecharla (no arriesgó, buscó el error del rival y fue él quien falló de revés). Pero de inmediato, en el deuce, disputaron un punto cinematográfico que terminó definiendo Cerúndolo con un exquisito drop shot que levantó al público de sus butacas. El porteño se energizó, volvió a tener break point y, ahora sí, lo aprovechó para adelantarse 6-5. Tras un breve paso por su asiento y unos sorbos de agua, Cerúndolo sacó para ganar el set y no mostró fragilidad: dio un golpe sobre la mesa y ratificó su recuperación llevándose el game en cero, cerrando el parcial por 7-5.

Pareció producirse un quiebre emocional en el partido. Khachanov abrió el tercer set con su saque (con el que antes estaba lejos de fallar), Cerúndolo se envalentonó, lo presionó desde el primer tiro y le rompió nuevamente el servicio (el ruso, enojado, lanzó una pelota afuera del court y la jueza de silla le aplicó un warning). Claro que los nervios se derramaron sobre el court y, teniendo la chance de ampliar la ventaja en el resultado, Francisco dudó y Khachanov recuperó el rompimiento (1-1) y luego sostuvo su saque (2-1). Con el reloj marcando las dos horas de juego en el Grandstand, el partido volvió a detenerse durante pocos minutos, aunque esta vez fue por la llovizna.

En la pronta continuidad, Cerúndolo defendió su saque (2-2). Ambos siguieron equilibrados hasta el 4-4; en el noveno game, Cerúndolo aceleró con la derecha (una de las más veloces del tour), contó con un break point, pero el ruso se escapó del asedio (5-4). El argentino sacó 0-30, estando a dos puntos de despedirse del Miami Open, pero elevó la calidad de sus tiros y defendió el saque (5-5). El ruso, de inmediato, dio otro paso al frente (6-5), colocando a Cerúndolo sin margen de error para sacar. Khachanov presionó y tuvo dos match points, pero falló ambas oportunidades. Francisco no se amedrentó, se fortaleció y ganó su saque (6-6). El boleto para los 8vos de final se definió en tie-break.

Khachanov se adelantó muy rápido en el score (5-1) y cambiaron de lado; Cerúndolo ganó cuatro puntos, pero el ruso, en su quinto match point, terminó adueñándose de un desafío muy luchado en el aspecto físico y mental. Cerúndolo buscaba su primera victoria frente a un top 20 desde que derrotó a Casper Ruud en París-Bercy 2023 (el noruego era 8°), pero le faltó combustible para llegar al final. Khachanov, que ya había vencido a Cerúndolo en Miami el año pasado (y también en el Masters 1000 canadiense de 2022), estiró su racha a seis victorias consecutivas contra rivales argentinos. Así, el Miami Open se quedó sin singlistas albicelestes.