Anuncios

Quién era Cristian Leguizamo, el hincha de Colón que murió poco después del descenso de su equipo ante Gimnasia

Cristian
Cristian "Catu" Leguizamo, el hincha de Colón que murió después del descenso del Sabalero ante Gimnasia - Créditos: @Captura

Poco después del impacto que provocó el descenso de Colón a manos de Gimnasia el jueves, la ciudad de Santa Fe quedó conmocionada por la noticia de la muerte de un hombre que habría caído desde el octavo piso de un edificio en el barrio de Las Flores, en la capital provincial. La víctima, posteriormente identificada como Cristian Gabriel Leguizamo, los 42 años, fue trasladada al hospital Iturraspe con múltiples lesiones, pero no pudo ser revivida y se confirmó su fallecimiento.

Luego de la muerte, un vecino grabó con su teléfono un video de la escena. En las imágenes se ve el cuerpo de la víctima en el suelo, transeúntes que acuden al lugar y un móvil de la Policía de Santa Fe con tres efectivos. “¿De dónde se tiró?” pregunta una mujer, y agrega: “Qué locura”. De fondo un hombre le explica: “Escuché un ruido fuerte. Pensé que había sido un choque. Salí a mirar por la ventana y vine para acá”.

Una vez que se conoció la identidad del hombre, muchos simpatizantes del Sabalero se percataron que se trataba nada menos que de “Catu”, un acérrimo fanático del conjunto santafesino que expresaba sus emociones constantemente en sus redes sociales. Su última publicación en su cuenta de Facebook, por ejemplo, marca una fuerte impronta sobre lo que significaba Colón para él: “No van a ser solo 11 tipos corriendo atrás de una pelota. Nosotros vamos a estar como siempre empujando contra el arco rival en medio de ansiedad, nervios y locura, producto de este amor que no tiene límites por ustedes y por nosotros. Dejen la vida, es hoy, por la gente y los colores. Ya no hay excusas, vamos a estar todos ahí apoyándote, a lo Colón, con sufrimiento pero siempre alentando. Vamos a dejar la vida”.

Corran con el corazón. Ustedes pueden, sépanlo, créanlo. Ustedes pueden. Como nosotros entendemos a ustedes, queremos que nos entiendan a nosotros y que salgan a matar por la camiseta, a jugar con el corazón, a dejar la vida por los colores. Queremos que al pisar el césped le falten el respeto al rival, que ellos tengan miedo por sus ganas de ganar. Dios les dio dos huevos y les pedimos que se estrujan para darle una alegría a esta gente. Les pedimos que piensen en la gente, que jueguen con la cabeza, con el corazón y con huevo. Por el hincha, por la historia, por el club, por Colón, por Santa Fe. Déjennos en primera”, cerró su arenga.

Una vez que se conoció la noticia de su muerte, muchos otros simpatizantes del club rojinegro fueron a su página para despedirlo con sentidos mensajes: “Catu querido, fuiste una gran persona que no merecía este final...”, le escribió Betiana, mientras que Ricardo simplemente recordó su amor por el equipo de su vida: “Lo siento mucho. Gracias por ser Sabalero. Buen viaje”.

En cuanto a la investigación del hecho, la causa está siendo llevada adelante por la fiscal de homicidios Ana Laura Gioria, y fuentes allegadas le confirmaron a LA NACION que, en las primeras pesquisas, se maneja como principal hipótesis la de que Leguizamo no fue asesinado: “Está descartada la intervención de otra persona, todo indicaría que fue un suicidio. La casa estaba cerrada, estaba él solo. Todo lleva a pensar, aunque todavía no está confirmado, que fue un suicidio”.

Por otra parte, aún considerando el poco tiempo transcurrido entre el final del encuentro y la muerte de “Catu”, aún se está investigando si el resultado del partido fue el detonante que llevó a este desenlace: “Si bien el hecho fue inmediatamente después de finalizado el partido de Colón, no hay todavía elementos en el marco de la investigación o evidencias fuertes que permitan afirmar que esto se dio a raíz del partido. Se está investigando, se están tomando declaraciones y se están realizando distintas diligencias para poder avanzar en la investigación para determinar si fue un suicidio y saber los motivos”.