Anuncios

Carlos Alcaraz, otra vez campeón de Indian Wells: un título que cambia la temporada del español

Carlos Alcaraz, campeón en Indian Wells; el español logró su primer título de 2024 y el segundo en el desierto californiano
Carlos Alcaraz, campeón en Indian Wells; el español logró su primer título de 2024 y el segundo en el desierto californiano - Créditos: @Ryan Sun

No quedó la sensación de déjà vu, más allá de repetirse el escenario, el campeón y el vencido. Carlos Alcaraz se consagró nuevamente campeón del Masters 1000 de Indian Wells al superar al ruso Daniil Medvedev en el cemento californiano, pero muchos son los matices que hacen distinta a esta celebración para el jugador de El Palmar, que se reencontró con el éxito después de varios meses. Si aquel Alcaraz de hace un año arrollaba, el de esta temporada llegaba con la necesidad de reencontrarse con un triunfo a lo grande.

El último domingo de sonrisas para el número 2 del mundo había sido en julio pasado, cuando se coronó en Wimbledon con una tarea rutilante frente a Novak Djokovic. Después, llegaron varias frustraciones. Una derrota frente a Medvedev en las semifinales del US Open, caída en la misma instancia en al ATP Finals contra Djokovic. Tampoco había sido bueno el arranque en 2024: cuartos de final en el Australian Open, semifinales en Buenos Aires y la lesión en el tobillo derecho en su debut en Río de Janeiro.

El desahogo de Carlos Alcaraz tras vencer a Daniil Medvedev en la definición
El desahogo de Carlos Alcaraz tras vencer a Daniil Medvedev en la definición - Créditos: @Ryan Sun

Pero las sensaciones cambiaron en la llegada al desierto, ese terreno en el que había festejado hace doce meses. Un sofocón en el estreno contra el italiano Matteo Arnaldi, que le arrebató un set, y luego vinieron actuaciones sólidas, quirúrgicas. Aprobó Alcaraz con creces el gran examen del sábado: en la semifinal, le arrebató a Jannik Sinner el invicto de 16 partidos que el italiano ostentaba en este año, y se repuso de un 1-6 en el primer set con templanza para dar vuelta un encuentro muy desfavorable en el arranque. Quedaba otra prueba de fuego, ante Medvedev, otro rival que lo había complicado (y mucho) en otras ocasiones.

Y algo de eso se vio en el arranque de la definición. Porque el ruso tomó el mando en los primeros games, llevando el partido a su juego de máxima velocidad, y pronto se adelantó 3-0, con un quiebre en el bolsillo. Pero aquel sería su único break de toda la tarde. Porque, más temprano que tarde, Alcaraz empezó a encontrar el ritmo que le demandaba Medvedev. Ajustó algunos detalles, calibró la derecha, y rápidamente emparejó el desarrollo. En el quinto game hubo un cambio fundamental: el ruso tuvo ventaja para 4-1, pero cometió una doble falta y Alcaraz vio una rendija y aprovechó para presionar y quebrar con un passing cruzado.

Del 1-4 posible pasó al 2-3. El español ya tenía el partido a tiro. El partido ganó en voltaje, incluido un punto electrizante en el noveno game, en el que Alcaraz defendió a lo Nadal y consiguió ganarlo con un passing paralelo. En el tie-break, fue Alcaraz el que se adelantó 5-2, aunque el ruso consiguió igualar 5-5. Y sin embargo, el propio Medvedev se complicó, con una derecha larga, primero, y enseguida, un drive que no encontró la paralela para ceder el primer set.

Fue el vuelco que necesitaba Alcaraz. Más confiado con un parcial en el bolsillo, el español se soltó; un break en el segundo game le dio la luz de distancia necesaria. Ya no hubo regreso para Medvedev, y en media hora se completó la final, que el español cerró por 7-6 (7-5) y 6-1, en una hora y 40 minutos de acción. Alcaraz celebró así el decimotercer título de su carrera, su quinto Masters 1000 y el primero del año. Es también, el primer jugador que defiende el título en Indian Wells desde el tricampeonato de Novak Djokovic entre 2014 y 2016.

Carlos Alcaraz, en vuelo; el español prepara un smash en la final ante el ruso Medvedev
Carlos Alcaraz, en vuelo; el español prepara un smash en la final ante el ruso Medvedev - Créditos: @CLIVE BRUNSKILL

Es, para Alcaraz, un triunfo que llega en un momento clave, porque parecía haber quedado por debajo del serbio y número 1 del mundo en las cuentas, y abajo de Sinner en el juego, con el italiano al acecho luego de su título en Melbourne. Pero el español completó una gran actuación en Indian Wells y dejó en claro que está a la altura de los grandes retos, que tiene argumentos para luchar por el primer puesto y por los torneos de máximo nivel.

Todo para Swiatek

En la final del WTA 1000 femenino de Indian Wells, la polaca Iga Swiatek, número uno del tour, arrasó a la griega Maria Sakkari y se coronó campeona por segunda vez. Swiatek, que ya había batido a Sakkari en la final de 2022, se impuso esta vez a la jugadora helénica por un contundente 6-4 y 6-0, en apenas 68 minutos de juego. Con su victoria, Swiatek se subió a lo más alto del palmarés de este emblemático torneo, junto a otras nueve tenistas que también poseen dos títulos.

La polaca Iga Swiatek sostiene el trofeo tras ganar Indian Wells al superar a la griega Maria Sakkari
La polaca Iga Swiatek sostiene el trofeo tras ganar Indian Wells al superar a la griega Maria Sakkari - Créditos: @Ryan Sun

La polaca, imbatida en sus últimas seis finales, coronó así un deslumbrante recorrido por Indian Wells, en el que no cedió un solo set en seis partidos. Tras su inesperado tropiezo en el Abierto de Australia a manos de la joven Linda Noskova, Swiatek vuelve a ejercer su autoridad en el tenis femenino. La número 1 mejoró así su palmarés, en el que relucen ya ocho trofeos WTA 1000 y cuatro de Grand Slam.