Prendas de seres queridos que fallecieron convertidas en lindos osos

Rodrigo Neria Cano
·2  min de lectura
Foto: Facebook vía Sigo Contigo

"Mi abuelita usaba un ponchito en las tardes de frío. Días antes de que naciera mi primera hija me lo dio y dijo, 'Para que te cubras la espalda cuando vayas a la clínica, hace frío en la mañana', cuando nació mi segunda hija mi abuelita ya era un ángel en el cielo, usé el ponchito al entrar y salir de la clínica, sentí que ella estaba conmigo", relata una de las historias que recibe Ibbelisse Molina en Sigo Contigo, donde convierte la ropa de seres queridos difuntos en muñecos de osos.

"Ahora puedo ver cada día y abrazar ese ponchito, en forma de un hermoso osito y también puedo compartirlo con mis hermanos, que amaban igual que yo a mi abuelita. Muchas gracias, Ibbe Molina nos alegró el corazón", finaliza el relato de una de las personas que se acercó a Sigo Contigo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ibbelisse Molina es de Bolivia, y comenzó a convertir la ropa de difuntos en muñecos luego de que sufrió la pérdida de su padre durante la pandemia. La mujer relató a EFE que cuando su padre murió, ella se encontraba en Estados Unidos y en ese momento las fronteras de su país natal estaban cerradas, por lo que no pudo darle el último adiós.

Así que transformó una camisa de su padre de color naranja en un tierno oso, en Facebook escribió, "En mayo se fue mi héroe y no lo pude abrazar, así que tuve que ver la forma de que siguiera conmigo. Hacer un osito de esa camisa con la que yo siempre visualizo a mi papi, es mi forma de aquietar su falta, jamás será igual, pero me está ayudando".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Molina creó Sigo Contigo y ahora cobra 20 dólares por cada muñeco que realiza con la ropa que muchas personas llevan de sus seres queridos, además dijo a EFE que no se limitaba a hacer osos, sino que elabora muñecos que identifiquen a quienes ya partieron.

Por ejemplo, en Facebook mostró las prendas de unos padres, "A la mamá le decían abejita por ser laboriosa y papá muy elegante con su corbata. Seguirán acompañando a la familia que formaron", y el resultado fueron unos muñecos de abejita y de un oso con corbata.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ibbelisse Molina también dijo al citado medio que en esta temporada navideña está recibiendo más pedidos porque los muñecos son considerados un buen regalo, y ella lo hace con gusto, "Es lindo ayudar a la gente con estos peluches y convertir la tristeza en una sonrisa".

También debes ver:

"Tino", el niño mexicano que tuvo que pedir colores prestados para participar en un concurso de dibujo

En plena pandemia, maestro ofrece en las calles sus servicios para enseñar matemáticas

El colmo: Cierran estación del Metro en CDMX y usuarios se quedan atrapados

EN VIDEO: Cubrebocas entran al top 5 de productos pirata que más compran los mexicanos