Belinda, López Obrador y una deuda millonaria con Hacienda

Foto: AP

Cuando los políticos se encuentran en campaña valoran mucho el apoyo que les brindan que personajes con fama social, por ello invitan a sus campañas a deportistas, artistas y demás. Es el caso de la cantante y actriz Belinda que se ligó a la campaña de Andrés Manuel López obrador cuando se encontraba en su etapa final y lo hizo mediante un mensaje publicado en Twitter después del segundo debate organizado por el INE.


El apoyo de Belinda fue ampliamente comentado en diversos medios de comunicación, sobre todo por el agradecimiento del candidato, en un mitin en La Barca, Jalisco: “Le agradezco mucho a Belinda. Es una extraordinaria artista, muy buena cantante, una mujer muy inteligente, y le agradezco mucho su apoyo, su solidaridad, porque ella tiene muchos seguidores y son muchos seguidores también inteligentes”. (El Financiero, 22 de mayo de 2018)

El episodio no se agotó con este intercambio de mensajes amplificados por efecto de la propaganda. En el cierre de campaña de López Obrador, en el estadio Azteca, Belinda fue invitada para que amenizara, al lado de otros artistas, el evento. En esa ocasión la cantante portó una gabardina con el águila del periodo juarista y la leyenda “amor y paz” en las mangas, muy al estilo de López Obrador,
a quien dedicó algunas de las canciones que interpretó. (Vértigo, 3 de julio de 2018)


Al ser cuestionada por la razón por la que apoyaba a López Obrador, Belinda manifestó que lo hacía porque “que no se podía ser neutral en las próximas elecciones del 1 de julio.” (El Financiero)

El resultado de las elecciones presidenciales dio el triunfo al candidato de Juntos Haremos Historia. Empezó la etapa en la política de López Obrador de organizar las primeras acciones que deberá cumplir, apoyado por el equipo de trabajo que lo acompañará en la transición gubernamental y la elaboración de su programa de gobierno, en este proceso, como ya había anticipado, entraron en acción quienes podrían ser los siguientes integrantes del Gabinete presidencial.


Todo parecía marchar bien dentro de la “normalidad” de los procesos de cambio de poder cuando Belinda irrumpió en el campo de la política al publicar un Twitter, dirigido a Marcelo Ebrard, hasta ese momento encargado de los asuntos de política exterior al lado de Héctor Vasconcelos, quién había sido perfilado para ocupar la secretaría de Relaciones Exteriores.

Belinda publicó una foto con Marcelo Ebrard, y escribió en su mensaje de Twitter:


Tres días después el propio López Obrador informó que Marcelo Ebrard se haría cargo de la secretaría de Relaciones Exteriores, en caso de que fuera ratificado por el Senado de la República, en tanto que Héctor Vasconcelos ocupará la posición en el Senado que ganó en las pasadas elecciones.

El “destape” hecho por Belinda, del nombramiento de Marcelo Ebrard, fue comentado en diversos medios de comunicación, por lo inusual del camino para formalizar esta noticia, que algunos interpretaron como el primer cambio en el Gabinete de López Obrador.

El periodista Javier Tejado Dondé considera que la intervención de Belinda en este proceso político, apoyando a López Obrador y felicitando con anticipación el nombramiento de Marcelo Ebrard, podría tener una intención oculta.

LEER | La primera rebelión de los AMLOvers, los seguidores de López Obrador

Informa el periodista que la cantante-modelo Belinda Peregrín Schüll, habría pagado millones de pesos, en efectivo, a sus tarjetas de crédito para saldar compras y viajes personales, lo que encendió, hace cinco años, las alarmas del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Belinda, aceptó haber realizado esos pagos millonarios, pensando que no quedarían registrados, y culpó a su contador de la defraudación fiscal. En ese entonces, el SAT estaba pidiendo prisión para ella, pero la PGR, para evitar un conflicto mediático, propuso firmar unos convenios para pagar la deuda.

Gracias a su red de relaciones, Belinda logró diferir la firma del convenio con el SAT y seguir sin pagar los impuestos adeudados.

LEER | AMLO y Los Pinos, ¿qué pasará con la residencia oficial del presidente de México?

Cuando la artista cambió de ‘bando’ y apareció en redes sociales apoyando a Andrés Manuel López Obrador y estuvo en el Estadio Azteca, se molestaron sus “(ex) amigos y funcionarios que le habrían brindado años para regularizarse fiscalmente. Los adeudos, ya con recargos y multas, superarían los 20 millones de pesos.” (El Universal. 10 de julio de 2018)

El cambio por el que la mayoría de mexicanos votó fue para acabar con los privilegios y la corrupción. Si existe la congruencia en el próximo gobierno, el caso de Belinda tendría que ser un ejemplo al pagar los impuestos. Como todos los demás. A menos que su repentino amor por López Obrador haya sido con otra intención.