Voladores de Papantla y cervecera llegan a acuerdo reparatorio

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 22 (EL UNIVERSAL).- Por medio de un comunicado, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), informo que se llegó a un acuerdo reparatorio alcanzado entre el Consejo para la Protección y Preservación de la Ceremonia Ritual de Voladores Asociación Civil y la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, el cual sienta un precedente para el reconocimiento y respeto de las prácticas culturales de nuestro país y sus detentores, informó la dependencia.

Mediante un detallado informe, la asociación civil hizo del conocimiento de la Secretaría Técnica del INAH y la Dirección de Patrimonio Mundial el procedimiento jurídico que esta inició y concluyó ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor (Indautor), motivado por el uso y reproducción distorsionada del patrimonio cultural del pueblo totonaca, el cual constituye la Ceremonia Ritual de Voladores.

A punto de cumplirse 13 años de la inscripción de este ritual mesoamericano en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial, de la Organización de las Naciones para la Educación, la Ciencia y la Cultura, sus hacedores han demostrado la validez del marco normativo internacional y nacional, el cual protege estas herencias ante su explotación comercial, sin el consentimiento libre, previo e informado de los pueblos y practicantes, reconociéndose la vigencia de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial y de los Principios Éticos para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial.

Como detalla el presidente del Consejo de Voladores, Emilio Francisco Dorantes, la inconformidad de este órgano –integrado por 15 representantes de cinco asociaciones civiles, tres organizaciones y dos asociaciones libres – surgió en 2016, tras el lanzamiento de la campaña "Los Barrios Indio", por la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma.

Los practicantes del Ritual de Voladores expresaron su rechazo por el uso no autorizado de la imagen y la alteración del sentido ritual de su ceremonia, "lo que constituyó una afectación a nuestra identidad y nuestros derechos culturales de carácter colectivo, por lo que decidimos emprender, por medio del Consejo, un esclarecimiento de los acontecimientos ante la empresa promotora de la campaña publicitaria, denunciándolo, además, ante diversas autoridades de los tres niveles de gobierno".

Es necesario citar que los procesos iniciados en diferentes instancias, entre ellos, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y autoridades jurisdiccionales, estuvieron acompañados por la organización civil "Chimalli, Centro de Estudios y Derechos Culturales", a través de asesores jurídicos y antropólogos, quienes además de llevar el caso, participaron en la organización de foros para el análisis de la problemática sobre propiedad intelectual colectiva de los pueblos y comunidades indígenas, a fin de que cada toma de decisiones fuera de carácter colectivo.

Por este motivo, y junto con otros casos de análisis, la CNDH emitió la recomendación 35/2019 sobre la protección del patrimonio cultural de los pueblos y comunidades indígenas de la República Mexicana, en la que se resaltó la importancia de los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de Naciones Unidas.

En ese sentido, el 5 de septiembre de 2017, se presentó ante la Secretaría de Cultura federal un escrito mediante el cual se extendió una petición de protección de derechos culturales, solicitando la intervención del Poder Ejecutivo para la aplicación de medidas de salvaguardia al patrimonio cultural inmaterial que constituye dicha ceremonia, las cuales garantizara al Consejo de Voladores el respeto a los derechos culturales del pueblo totonaca.

El asunto fue canalizado ante el Indautor, órgano desconcentrado de la Secretaría de Cultura federal, de manera que el 10 de noviembre de 2017, a través del INAH, el Consejo presentó solicitud de inicio de procedimiento administrativo de avenencia para que se citara a Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma SA de CV, para dirimir una controversia respecto a la vulneración a la Ley Federal del Derecho de Autor, por el uso indebido de la imagen de la Ceremonia Ritual de Voladores, habiéndose abierto el expediente respectivo.