Vinicius Júnior

·2  min de lectura
VINICIUS JUNIOR-RACISMO (AP)
VINICIUS JUNIOR-RACISMO (AP)

El delantero de Real Madrid, Vinícius Júnior, acusó de racismo a quienes detestan los bailes con que festeja sus goles y les aseguró que seguirá bailando.

Los programas periodísticos deportivos discuten si son apropiados esos festejos, y un comentarista de la TV dijo que debería “dejar de hacer el mono”.

Real Madrid criticó ese comentario el viernes y Vinicius emitió un video el sábado en el que explicó con elocuencia que el baile es parte de su expresión cultural. Mencionó a otros jugadores, tanto negros como blancos, que bailan después de anotar.

“Pero lo repito para ti, racista: yo no voy a parar de bailar”, dijo Vinicius.

“Fui víctima de xenofobia y racismo en una sola declaración. Pero nada de eso empezó ayer”, dijo Vinicius sobre el trasfondo de frases tomadas de las redes sociales en las que se profieren insultos racistas.

La polémica se da en los preliminares del siempre disputado derbi madrileño, en que Real Madrid visita a Atlético Madrid.

En el video, Vinicius menciona a otros jugadores, entre ellos Antoine Griezmann, que es blanco, sobre imágenes en los que festejan sus goles bailando.

"Hace semanas empezaron a criminalizar mis bailes, bailes que no son míos, son de Ronaldinho, Neymar, Paquetá, de Pogba, de Matheus Cunha, de Griezmann y Joao Felix”, dijo. “Son de funkeros y artistas brasileños, de cantantes latinos de reggaetón y de los negros americanos. Son bailes para celebrar la diversidad cultural del mundo. Acepten. Respeten. Yo no voy a parar”.

Vinicius, de 22 años, surgió el año pasado como uno de los mejores jugadores de la liga española, el compañero perfecto de Karim Benzema en el ataque. Fue fundamental para la obtención por el Madrid de la copa de Liga y la Copa Europea, e incluso anotó el gol del triunfo para derrotar a Liverpool 1-0 en la final de la Liga de Campeones.

Ya tiene cinco goles en esta campaña.

El técnico del Madrid, Carlo Ancelotti, dijo tener certeza de que el jugador está concentrado en el juego a pesar del vocerío.

“El jugador está bien, con ganas de jugar este partido y de ayudar al equipo a intentar ganarlo”, dijo Ancelotti. “Para mí no le pasa nada. Está jugando al fútbol con la alegría y la calidad que tiene. No le doy consejos porque no soy su padre ni soy su hermano. Soy su entrenador”.