Verstappen arrebata la pole a Leclerc en una clasificación del GP de Holanda que ejemplifica la temporada

·4  min de lectura

A primera vista, parece un sábado cualquiera en la oficina para el líder del campeonato Max Verstappen en su carrera en casa, al conseguir la primera posición en Zandvoort en una pista notoriamente difícil de adelantar. Pero a diferencia de Spa la semana pasada, esto fue muy ajustado. El margen más estrecho del año, de hecho.

Charles Leclerc, a 98 puntos de Verstappen en la clasificación a falta de ocho carreras, tuvo la ventaja durante toda la última sesión de clasificación. Pero unos pequeños errores en su última vuelta mejorada abrieron la puerta a Verstappen y el holandés volador se impuso, para conseguir la primera posición por solo 0,021 segundos para, quizás sorprendentemente, su cuarta pole de 2022.

“Es obvio que cometí un error en la curva 10, perdí una décima”, señaló un apenado Leclerc después. “Ocurre cuando lo llevas al límite, pero es bueno cuando estamos luchando por la pole”.

El compañero de equipo de Leclerc en Ferrari, Carlos Sainz, también se quedó a una décima al llegar a casa en tercera posición, mientras que fue un minuto final de clasificación muy frustrante para Mercedes.

Compitiendo junto a los dos primeros equipos, y no por detrás, por el primer puesto durante todo el fin de semana, las Flechas de Plata apostaron por colocar a sus pilotos en la parte trasera del pelotón en sus últimas vueltas.

Verstappen saldrá en la pole del GP de Holanda ante su afición (AFP/Getty)
Verstappen saldrá en la pole del GP de Holanda ante su afición (AFP/Getty)

Pero le salió el tiro por la culata, pues irónicamente fue el compañero de Verstappen en Red Bull, Sergio Pérez, quien con un trompo en la última curva puso fin a las últimas vueltas rápidas de Lewis Hamilton y George Russell, con banderas amarillas en el sector tres que obligaron al dúo a levantar justo al final.

El siete veces campeón del mundo, Hamilton, que sigue a la caza de su primera pole y de su primera victoria del año, habría estado justo en la cúspide, a juzgar por sus dos primeros sectores.

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, fue más firme con su veredicto, aunque se negó a culpar a Pérez: “Es muy frustrante. Estábamos una décima por encima de Verstappen y Leclerc, así que Lewis iba a por la pole. Pero al final no fue así. Él [Sergio] empujó mucho y lo perdió, no es su culpa”.

En su lugar, Hamilton se alineará junto a Sainz en la segunda fila, con Russell más atrás en la sexta y Pérez quinto debido a sus primeras carreras en la Q3.

Cuando se le preguntó cómo resumiría su tarde del sábado, Russell respondió: “No es brillante, el auto se sintió bien todo el fin de semana. Hoy no me ha salido bien. [Es] un poco frustrante”.

Lewis Hamilton saldrá cuarto en la parrilla para la carrera de mañana (Getty Images)
Lewis Hamilton saldrá cuarto en la parrilla para la carrera de mañana (Getty Images)

“La sexta posición no es un lugar tan malo para empezar y no veo ninguna razón por la que no podamos luchar por un podio. Espero que Ferrari ponga toda su atención en Max, lo que les deja vulnerables. Creo que tenemos más ritmo que Ferrari y Sergio”.

Lando Norris fue, de nuevo, el mejor del resto en la séptima posición, mientras que su compañero de equipo Daniel Ricciardo - que será sustituido por Oscar Piastri para 2023, tal y como se confirmó el viernes - no logró escapar de la Q1 y saldrá en una humilde 17ª posición en la parrilla.

Sin embargo, frente a un público local entusiasta -a veces demasiado, a juzgar por la bengala lanzada a la pista que obligó a una bandera roja al principio de la Q2, y cuyo autor fue retirado- se necesitará un poco de dramatismo en la salida para detener a Verstappen, que se alzó con la victoria el año pasado en Holanda.

Una bengala naranja lanzada a la pista obligó a sacar bandera roja en la Q2 (Getty Images)
Una bengala naranja lanzada a la pista obligó a sacar bandera roja en la Q2 (Getty Images)

En la tercera pista más corta del calendario, y con una carrera de 72 vueltas, la estrategia podría jugar un papel importante si Ferrari puede tomar las decisiones correctas en los momentos óptimos, algo que no ha hecho esta temporada y que ha puesto en peligro sus posibilidades en el Campeonato.

Sin embargo, el sábado, en muchos sentidos, resume toda la temporada. Mercedes es claramente el tercero mejor de la parrilla, mientras que Ferrari tiene el ritmo para competir con Red Bull. Sin embargo, en última instancia la calidad de Verstappen y su raro talento de clase mundial prevalecieron una vez más, ya que busca ampliar su ventaja en el campeonato a tres cifras entre las dunas de arena y las bengalas de color naranja en la costa del Mar del Norte.