Control ruso en noreste de Ucrania se derrumba tras corte la línea de suministro por Kiev

·5  min de lectura

Por Max Hunder y Vitalii Hnidyi

KIEV/HRAKOVE, Ucrania, 10 sep (Reuters) -Moscú abandonó el sábado su principal bastión en el noreste de Ucrania, en un repentino colapso de una de las principales líneas del frente de la guerra, después de que las fuerzas ucranianas amenazaran con rodear la zona en un sorprendente avance.

La rápida caída de Izium, en la provincia de Járkov, fue la peor derrota de Moscú desde que sus tropas se vieron obligadas a retroceder de la capital, Kiev, en marzo, y podría suponer un punto de inflexión decisivo en una guerra que dura ya seis meses y en la que miles de soldados rusos abandonaron sus reservas de munición y sus equipos mientras huían.

La agencia de noticias estatal TASS citó al Ministerio de Defensa ruso diciendo que había ordenado a las tropas que abandonaran los alrededores para reforzar las operaciones en otros lugares de la vecina Donetsk.

El jefe de la administración rusa en las zonas de Járkov que controla pidió a todos los residentes que evacuen la provincia y huyan a Rusia para "salvar vidas", informó TASS. Los testigos describieron atascos de autos con personas que salían del territorio controlado por Rusia.

Las autoridades ucranianas no llegaron a confirmar la reconquista de Izium, pero el jefe de gabinete del presidente Volodímir Zelenski, Andriy Yermak, publicó una foto de las tropas a las afueras. Antes, tuiteó un emoji de uvas. El nombre de la ciudad significa "pasa".

El anuncio de la retirada rusa se produjo horas después de que las tropas ucranianas tomaran la ciudad de Kupiansk, más al norte, el centro ferroviario que abastece a toda la línea del frente ruso en el noreste de Ucrania. Esto dejó a miles de tropas rusas sin suministros en un tramo del frente que ha visto algunas de las batallas más intensas de la guerra.

Asimismo, había señales de problemas para Rusia en otros lugares a lo largo de sus posiciones en el frente oriental, con funcionarios prorrusos reconociendo dificultades y los ucranianos insinuando más avances por venir.

ASALTO MECANIZADO

Hace días, las fuerzas de Kiev irrumpieron en la línea del frente y desde entonces han reconquistado docenas de ciudades y pueblos en un rápido asalto mecanizado, avanzando decenas de kilómetros al día.

A primera hora del sábado, funcionarios ucranianos publicaron fotos de sus tropas izando la bandera azul y amarilla del país frente al ayuntamiento de Kupiansk, asestando un golpe que parecía ser decisivo para las guarniciones rusas abastecidas por los ferrocarriles de la ciudad.

"Para alcanzar los objetivos declarados de la Operación Militar Especial para la liberación del Donbás, se decidió reagrupar las tropas rusas situadas en los distritos de Balakliya e Izium con el fin de aumentar los esfuerzos en dirección a Donetsk", citó TASS al Ministerio de Defensa ruso.

Las fuerzas rusas ya habían abandonado Balakliya hace días.

En Hrakove, una de las decenas de pueblos reconquistados en el avance ucraniano, Reuters vio vehículos quemados con el símbolo de la "Z" de la invasión rusa. Cajas aún llenas de munición se encontraban esparcidas entre la basura en las posiciones que los rusos habían abandonado con evidente precipitación.

"Hola a todo el mundo, somos de Rusia", aparecía pintado con spray en una pared. Tres cadáveres yacían en bolsas blancas en un patio.

El jefe de la policía regional, Volodímir Tymoshenko, dijo que agentes ucranianos llegaron el día anterior para comprobar la identidad de los residentes locales que vivieron bajo la ocupación rusa desde el segundo día de la invasión.

"La primera función es proporcionar la ayuda que necesitan. La siguiente función es documentar los crímenes cometidos por los invasores rusos en los territorios que ocuparon de manera temporal", señaló.

"RUSIA SE ESTÁ RETIRANDO"

Una testigo de Valuyki, una ciudad de la región rusa de Belgorod cercana a la frontera con Ucrania, dijo a Reuters que vio a decenas de personas procedentes de Kupiansk, con familias comiendo y durmiendo en sus autos a lo largo de las carreteras.

"Hoy he estado en el mercado y he visto a mucha gente de Kupiansk. Dicen que la mitad de la ciudad fue tomada por el ejército ucraniano y que Rusia se está retirando (...) los combates están cada vez más cerca", dijo el testigo.

El gobernador de Belgorod, Vyacheslav Gladkov, dijo que los funcionarios están dando alimentos y ayuda médica a las personas que hacen cola en un cruce hacia Rusia. El senador Andrey Turchak, del partido pro-Kremlin Rusia Unida, informó de la presencia de más de 400 vehículos en la frontera.

Los cohetes rusos alcanzaron la ciudad de Járkov el sábado por la noche, matando al menos a una persona y dañando varias casas, en el marco de un aumento de los bombardeos desde la contraofensiva de Kiev, según informaron las autoridades ucranianas.

Reuters no pudo confirmar de forma independiente los relatos del campo de batalla.

El abrupto abandono de la línea de frente rusa al sur de la ciudad de Járkov puso fin de forma rápida y repentina a un periodo en el que la guerra se había librado como un incesante pulso en un frente estático, favoreciendo la ventaja de Moscú en cuanto a potencia de fuego bruta.

Las fuerzas rusas lucharon con dureza para capturar Izium al principio de la guerra y luego usaron la ciudad como base logística para una de sus principales campañas: un asalto de meses de duración desde el norte a la región adyacente del Donbás.

Había indicios de que Ucrania podría aprovechar el desorden con asaltos en otras zonas del frente oriental. Denis Pushilin, jefe de la administración separatista instalada por Rusia en la provincia de Donetsk, dijo que la situación en Liman, al este de Izium, "sigue siendo bastante difícil, como en una serie de asentamientos en el norte de la república".

Un poco más al este, las autoridades ucranianas insinuaron un posible intento de reconquistar Lisichansk, que Moscú tomó en julio tras semanas de lucha en una de las batallas más sangrientas de la guerra.

Los medios ucranianos citaron al gobernador regional Serhiy Gaidai diciendo que las tropas ucranianas fueron vistas a las afueras de la ciudad. El nombre de la ciudad significa "zorro", y tras su tuit de las uvas, Yermak tuiteó un emoji de zorro.

(Reporte de periodistas de Reuters; escrito por Peter Graff y Andrew Heavens; editado en español por Carlos Serrano)