El Tribunal Constitucional de Perú evalúa dar la razón a Vizcarra contra su destitución

Agencia EFE
·4  min de lectura

Lima, 16 nov (EFE).- La presidenta del Tribunal Constitucional (TC) de Perú, Marianella Ledesma, propuso este lunes al resto de magistrados dar la razón al expresidente Martín Vizcarra en su demanda contra la polémica destitución que sufrió en el Congreso la semana pasada, pero no plantea su restitución en el cargo.

Según el proyecto de sentencia elaborado por Ledesma, al que tuvo acceso la emisora RPP Noticias, la presidenta del TC sugirió a sus compañeros declarar fundada la demanda competencial presentada en su momento por el Ejecutivo, al considerar que la vacancia (destitución) no se ajustaba a los requisitos contemplados en la Constitución.

La propuesta de fallo planteada por la presidenta del máximo órgano de garantías del país deberá ser debatida ahora en los próximos días junto a los otros seis magistrados del tribunal, sin que se conozca la fecha exacta en la que se anuncie el resultado de la votación.

En principio se daría a conocer esta misma semana.

El fallo también puede incluir que se eleve la barrera necesaria para destituir al presidente en su último año de mandato, de los dos tercios a los tres cuartos del hemiciclo, por lo que ya no valdrían los 87 votos actuales sino los 105.

Esto serviría para compensar la circunstancia de que el presidente está impedido por la Constitución de disolver el Congreso en su último año de mandato.

INCAPACIDAD MORAL

De lograr al menos cuatro votos a favor esta propuesta de sentencia, el TC daría la razón a Vizcarra, que denunció ante esta corte que su destitución se debió a una interpretación tergiversada de la "incapacidad moral permanente", uno de los escenarios contemplados por la Carta Magna por los que el Congreso puede sacar del poder al jefe de Estado.

Si bien esta acepción está contemplada y se pensó en origen para casos donde el presidente sufra una enfermedad mental crónica, el Congreso peruano, donde Vizcarra no tenía casi apoyos ni ningún partido oficialista, lo utilizó como sinónimo de falta de ética.

La demanda competencial fue presentada por el Ejecutivo en septiembre cuando el Congreso ya intentó destituir a Vizcarra en un primer juicio político donde los promotores de la misma no consiguieron los votos necesarios.

AMPARO RECHAZADO

En aquel momento, la demanda incluía un recurso de amparo para paralizar el proceso, lo que fue desestimado por el TC para pronunciarse más adelante sobre la cuestión de fondo, algo que no hizo antes del segundo intento de vacancia que sí prosperó la semana pasada generando una grave crisis política.

Así, el Parlamento declaró el pasado lunes a Vizcarra "incapaz moral" con 105 votos a favor, 19 en contra y 4 abstenciones, superando holgadamente la mayoría de los dos tercios del hemiciclo, fijada en 87 votos.

El pretexto para declarar a Vizcarra "incapaz moral" fueron las revelaciones de unos presuntos sobornos recibidos cuando ejercía de gobernador regional de Moquegua (2011-2014).

MASIVAS PROTESTAS

Esta maniobra de cuestionada legitimidad permitió al entonces presidente del Congreso, Manuel Merino, acaparar el poder ejecutivo con un Gobierno transitorio apoyado por los enemigos de Vizcarra en el Legislativo, un conjunto de partidos contrarios a las reformas anticorrupción, política y universitaria que impulsaba Vizcarra.

El súbito Gobierno transitorio de Merino, que formó un gabinete de corte derechista, ultracatólico y autoritario, hizo estallar la indignación popular en las calles con las protestas más masivas que se recuerdan en los últimos 20 años.

Sin embargo, el endeble régimen de Merino apenas duró cinco días, pues el mandatario interino tuvo que renunciar después de que la violenta represión a las protestas en su contra terminase con dos jóvenes fallecidos por disparos de la Policía.

SIN EJECUTIVO NI LEGISLATIVO

Desde su dimisión el domingo al mediodía, Perú estuvo más de un día en un vacío de poder al carecer de presidente de la República y de presidente del Congreso, con dos de los tres poderes del Estado descabezados.

Durante esas horas, el Parlamento trató de encontrar una solución para la grave crisis que había creado con la destitución de Vizcarra, y para ello buscó una nueva mesa directiva de consenso donde el nuevo presidente del Legislativo ocuparía el Gobierno de transición que ostentaba Merino.

Primero se intentó con la periodista y poeta Rocío Silva Santisteban, del Frente Amplio de izquierdas, pero no logró los votos suficientes, lo que sí consiguió este lunes el congresista liberal Francisco Sagasti, del Partido Morado.

PRESIDENTE DE CONSENSO

Sagasti fue elegido nuevo presidente del Congreso con 97 votos a favor y 26 en contra, y este martes se espera que asuma como presidente transitorio de Perú con la misión de tomar las riendas del país y garantizar las elecciones generales que Vizcarra ya había convocado para el 11 de abril de 2021.

Este escenario también facilita la decisión del Tribunal Constitucional, que con un presidente constitucional en el cargo no tiene la gran presión de decidir si restituye a Vizcarra, quien probablemente ya no vuelva al sillón presidencial y así quede saldada de momento la grave crisis que sacudió a Perú en la última semana.

(c) Agencia EFE