Tras años de cautiverio, los hermanos Turpin disfrutan por primera vez la libertad

Tras un par de meses hospitalizados, los 13 hermanos Turpin fueron dados de alta y ubicados en tres hogares en Estados Unidos. Los siete adultos, salieron del Centro Médico Corona y ahora residen en un hogar ubicado en una zona rural.

Los hermanos, de entre 18 y 29 años, fueron conducidos en medio del más extremo secreto por su abogado y tutor público desde la sala cuidadosamente controlada del hospital a una casa cuya ubicación no ha sido revelada.

La familia Turpin en uno de sus viajes/Vía Yahoo UK.

“Los hermanos adultos quieren ser conocidos como sobrevivientes, no como víctimas“, dijo el abogado, Jack Osborn.

Son alegres, cálidos, considerados. No quieren que todo gire en torno a ellos. Quieren saber lo que está pasando contigo, conmigo, con mi familia“, dijo. “Es realmente divertido, es divertido estar cerca de ellos. Por supuesto, están realmente llenos de alegría por su vida y por las cosas que experimentan en este momento”.

Los 13 hermanos -incluidos seis menores- fueron rescatados en enero después de que una joven 17 años escapara por la ventana de su casa, llamara al servicio de emergencias 911, y mostrara a la policía fotos de sus hermanos con grilletes, dijo el fiscal del distrito Mike Hestrin.

La joven, que no ha sido identificada, había accedido a Internet en las semanas previas a su angustiosa huida. ABC News descubrió que tenía cuentas en Twitter, Instagram y YouTube, donde interpretó lo que llamó canciones originales con títulos como “¿Dónde está la llave?”.

Este fue el video que ella misma produjo y publicó en YouTube:

Una fuente cercana a los hermanos Turpin dijo que se comunican regularmente con los menores usando Skype.

David y Louise Turpin, los padres acusados de abuso. Foto KGO/Los Angeles

En tanto, los seis más chicos fueron colocados en dos hogares adoptivos temporales en el condado Riverside; dos en uno y cuatro en otro. No fue posible hallar un hogar capaz de acoger a los seis a la vez. Aparentemente solo la menor de los hermanos, una niña de dos años, escapó a los abusos.

“No han recibido educación”, dijo una fuente a CNN. “La joven de 17 años que escapó tiene una educación de primer grado”.

De los 13 hermanos, la mayor, de 29 años, pesaba apenas 82 libras. Algunos nunca habían ido al dentista, no sabían qué eran medicinas, se les impedía bañarse más de una vez al año y se les castigaba a golpes por mojarse las manos por encima de las muñecas, entre otros abusos que sufrieron.

Sólo podían comer una vez al día, alimentos congelados, a pesar de que la policía halló suficiente comida en la casa.

Durante su hospitalización los hermanos recibieron terapia con música, y el famoso chelista Yo Yo Ma, de paso por el Centro Médico Corona, les brindó un concierto privado gratuito. Las terapias de recuperación incluyeron instrucciones básicas para ayudarlos a funcionar en el mundo exterior.

Los padres, David y Louise Turpin, enfrentan 40 acusaciones por abuso y se encuentran encarcelados. Se han declarado inocentes.

TE PUEDE INTERESAR: Así fue el dramático rescate de los 13 hermanos cautivos en la ‘casa de los horrores’ en California