Tornados mortales azotan Texas y Oklahoma; afectan inmuebles

Danny Palmer, diácono de la iglesia Bautista de la Triniad, recorre el sábado 5 de noviembre de 2022 el santuario destruido del lugar mientras busca objetos para rescatarlos después de que un tornado azotara la localidad de Idabel, en Oklahoma. (AP Foto/LM Otero) (ASSOCIATED PRESS)

IDABEL, Oklahoma, EE.UU. (AP) — Los habitantes del sureste de Oklahoma y el noreste de Texas comenzaron el sábado a evaluar los daños, trabajaban para recuperarse y agradecían haber sobrevivido a una tormenta que se extendió de Dallas al noroeste de Arkansas, la cual causó tornados y súbitas inundaciones que dejaron al menos dos muertos y numerosos heridos, así como viviendas y edificios en ruinas.

El gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, visitó la localidad de Idabel para conocer los daños. Dijo en redes sociales que todas las casas fueron inspeccionadas y que un hombre de 90 años había fallecido. Keli Cain, portavoz del Departamento de Gestión de Emergencias del estado, dijo que el cadáver del nonagenario fue encontrado en su vivienda en la zona de Pickens, condado McCurtain, a unos 58 kilómetros (36 millas) al norte de Idabel.

El juez Doug Reeder, del condado Morris, en Texas, indicó en un mensaje en redes sociales que una persona pareció debido al tornado en el extremo noreste del condado Texas sin abundar en detalles. Reeder y otros funcionarios del condado no respondieron de momento a las peticiones para que hicieran declaraciones adicionales.

Por su parte, la Patrulla de Caminos de Oklahoma informó que una niña de 6 años se ahogó y que un hombre de 43 estaba desaparecido después que su vehículo fuera arrastrado por las corrientes frente a un puente cercano a Stilwell, a 217 kilómetros (135 millas) al norte de Idabel.

El ahogamiento no fue atribuido oficialmente a la tormenta y la investigación correspondiente estará a cargo de un médico forense, señaló Cain.

Stitt declaró el estado de emergencia el sábado en la tarde para el condado McCurtain, donde se ubica Idabel, y así como para los condados vecinos de Bryan, Choctaw y LeFlore.

La declaración es un paso para acceder a asistencia y financiamiento federal y allana el camino a las agencias estatales para que hagan compras para la recuperación frente al desastre sin restricciones sobre los requisitos de las licitaciones.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que las evaluaciones sobre los daños y las acciones de recuperación están en marcha en el noreste del estado y alentó a los habitantes a que avisen sobre daños a la División de Gestión de Emergencias del estado.