Los testigos describen el caos del tiroteo en el centro comercial de Indiana que dejó cuatro muertos

·4  min de lectura

La gente estaba comprando suministros mientras sus hijos se preparaban para el regreso a clases y los trabajadores estaban terminando sus turnos cuando el Greenwood Park Mall en Indiana se convirtió en el escenario de un tiroteo mortal que cobró la vida de cuatro personas, incluido el tirador, e hirió a otras dos.

Mark Tillberry estaba en la sección de comida rápida cuando vio una pelea entre dos personas que no estaban relacionadas con el tiroteo a través de una ventana. Tomó su comida y se dirigió a una esquina junto con su grupo.

El empleado de Luca Pizza, Mark Wright, estaba sacando dinero al final de su jornada laboral y Heather Arthur estaba comiendo con sus hijas después de comprar útiles escolares.

Fue en ese momento que comenzó el tiroteo.

“Tan pronto como escuchamos que los disparos comenzaron a sonar, hubo al menos 25-30, todos mis muchachos se lanzaron al suelo”, dijo Wright a WXIN.

Tillberry dijo que cuando se escucharon los disparos por primera vez, la gente empezó a correr. Describió el episodio como caótico.

“Fue un caos. Parecía el reino animal allí. Salíamos corriendo por las puertas en cada salida”, dijo a la estación de televisión local. “Había gente entrando en las puertas cerradas, metiéndose en la parte trasera de las tiendas”.

Arthur les dijo a sus hijos que corrieran, y su hija Mckaya le dijo a WXIN: “Mi mamá me dijo que me levante y comience a correr”.

“Entonces, me levanto, corro. Luego, encontré un área segura para esconderme”, agregó.

Arthur dijo que se cayó mientras corría, se raspó la rodilla y no pudo localizar a dos de sus hijos.

Si bien Wright dijo que no presenció el tiroteo, vio los estragos.

“Fue una situación aterradora, acaban de entrar a trabajar personas nuevas, y estaban un poco traumatizadas por eso. Nunca me imaginé algo así aquí en este centro comercial”, dijo a WXIN el veterano de 32 años en el negocio de la pizza.

Arthur dijo después del tiroteo que se empieza a preocupar “por ir a cualquier parte”.

“O sea, hay violencia dondequiera que te detengas a mirar, se siente como si uno no estuviera seguro en ningún lado”, dijo.

Los agentes del FBI se reúnen en la escena del tiroteo (AP)
Los agentes del FBI se reúnen en la escena del tiroteo (AP)
Afuera del centro comercial en Greenwod, Indiana (REUTERS)
Afuera del centro comercial en Greenwod, Indiana (REUTERS)

El sospechoso fue identificado como Jonathan Sapirman, de 20 años, de Greenwood.

Las tres personas que murieron en el tiroteo del domingo en la noche fueron identificadas como Pedro Pineda (56 años), Rosa Mirian Rivera de Pineda (37), y Víctor Gómez (30). Los tres eran de Indianápolis.

La oficina forense del condado de Johnson dijo el lunes que los Pineda eran marido y mujer, informó WISH.

El transeúnte Elisjsha Dicken, de 22 años, del condado de Bartholomew, Indiana, disparó y mató a Sapirman con un arma larga.

El jefe de policía de Greenwood, Jim Ison, dijo que Sapirman tenía antecedentes penales de menores, pero no antecedentes penales de adultos.

“Sus incidentes pasados incluyen delitos como menor, como una pelea en la escuela y ser un menor fugitivo. Él no conduce. Creemos que caminó hasta el centro comercial de Greenwood anoche”, dijo Ison el lunes.

Sapirman llevaba tres armas en el centro comercial. Había comprado un rifle Sig Sauer modelo M400 de calibre 5,56 en marzo, un rifle M&P de 5,56 mm un año antes y también llevó una pistola Glock 33.

Ison dijo que Sapirman tenía más de cien rondas de municiones. Agregó que fue el rifle Sig Sauer que se utilizó durante el tiroteo.

“Sabemos que el Sr. Sapirman ingresó al centro comercial a las 4:54 pm. Caminó directamente al baño de la comida rápida. Una hora y dos minutos después, sale del baño y le dispara a Víctor Gómez afuera del baño”, dijo Ison. “Luego apunta su arma hacia la sección de comida donde Pedro Pineda y Rosa Mirian Rivera de Pineda estaban cenando y les disparó a ambos”.

“Sapirman luego disparó varias rondas más en el área de comida, y una bala alcanzó a una mujer de 22 años. Un fragmento de bala, que se cree que rebotó, le cayó en la parte de atrás a una niña de 12 años que corría hacia la salida”, agregó Ison.

Dicken le disparó al sospechoso poco antes de las 6 pm.

“Muchas más personas habrían muerto anoche… si no hubiera sido por nuestro buen samaritano que actuó en los primeros dos minutos del tiroteo”, dijo Ison.

Los investigadores aún tienen que encontrar un motivo, dijo Ison, y agregó que la investigación está en curso e involucra a las agencias locales, así como a la Agencia Federal de Investigaciones y la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

El centro comercial reabrirá el martes, según el propietario Simon Properties.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.