La subida de los tipos de interés es un "punto positivo" para los bancos europeos

·4  min de lectura

Por Tom Sims, Jesús Aguado y Lawrence White

FRÁNCFORT/MADRID/LONDRES, 3 ago (Reuters) - Los bancos europeos esperan que la subida de los tipos de interés ayude a sus negocios de forma duradera, mientras navegan por las consecuencias económicas de la guerra, el aumento de la inflación y la inminente crisis energética.

El banco alemán Commerzbank presentó el miércoles un beneficio neto en el segundo trimestre mayor de lo esperado que, dijo, se vio especialmente favorecido por la subida de los tipos de interés.

Siguiendo una tendencia que se observa en toda Europa, los ingresos netos por intereses de Commerzbank aumentaron un 26% en el periodo respecto al año anterior, ya que los tipos de interés a largo plazo subieron en Alemania y el banco central de Polonia, donde tiene una gran presencia, aumentó los costes de los préstamos oficiales.

Manfred Knof, director general del banco, describió riesgos "considerables" en el horizonte, pero destacó los tipos de interés como un "punto positivo".

Durante años, los ejecutivos de los bancos del continente han lamentado la política monetaria ultralaxa del Banco Central Europeo y el cobro de comisiones por aparcar su efectivo como un lastre para sus resultados.

Pero ahora, los esfuerzos de los bancos centrales por frenar las tasas de inflación desbocadas en toda Europa están resultando un cambio de fortuna. Los bancos, desde España hasta Reino Unido, están empezando a beneficiarse del aumento de la diferencia entre lo que cobran a los prestatarios y lo que pagan a los ahorrantes.

"La subida de los tipos de interés beneficiará mucho a los márgenes de intereses y a la rentabilidad general de todos los bancos europeos, pero el efecto será gradual y variará según los países", dijo Moody's en un informe reciente.

Moody's señaló a los bancos de España, Italia y Portugal como los que más se beneficiarán de la subida de los tipos, ya que allí un mayor número de préstamos bancarios son a tipo variable, lo que proporciona a los entidades crediticias un "aumento más pronunciado de los ingresos bancarios".

El aumento de los márgenes está reforzando la confianza de los ejecutivos en los ingresos, incluso cuando los responsables europeos recortan las previsiones de crecimiento en medio de la creciente inflación y la contracción de la actividad empresarial.

En España, Bankinter elevó sus previsiones de margen de intereses desde un dígito bajo a un crecimiento porcentual de un dígito medio a alto para 2022. Banco Sabadell hizo una mejora similar.

Los grandes bancos británicos, como HSBC, Lloyds Banking Group y NatWest, elevaron sus previsiones para 2022 al presentar sus resultados del primer semestre la semana pasada, citando la subida de los tipos de interés, que está impulsando los márgenes de la actividad crediticia.

La subida de los tipos impulsó los beneficios de los dos principales bancos italianos, Intesa Sanpaolo y UniCredit, por encima de las expectativas del mercado en el segundo trimestre.

Incluso los bancos de Alemania, donde la dura competencia ha reducido los beneficios del sector durante años, se beneficiarán de un aumento de los ingresos de 11.000 millones de euros en 2023 como resultado de la subida de los tipos de interés, según un reciente estudio de PricewaterhouseCoopers.

Es una cifra importante, que representa más de cinco veces el beneficio anual del año pasado del Deutsche Bank, el mayor banco del país.

Commerzbank prevé ganar al menos 300 millones de euros más en ingresos por intereses este año en comparación con 2021, que se elevarán a 800 millones más en 2024. Los analistas de unos ingresos totales de 9.000 millones para este año.

Pero el beneficio final aún no está claro.

"Todavía no sabemos cómo reaccionarán los clientes después de muchos años de tipos ultrabajos", dijo el director financiero de Commerzbank a los periodistas.

En el caso de Commerzbank, al igual que en el de otros bancos, el viento de cola sólo contrarrestará en parte el impacto de las posibles amortizaciones de los préstamos a empresas que se agraven si se agotan las fuentes de energía.

El banco prevé unas provisiones y amortizaciones de 700 millones de euros este año, frente a los 570 millones del año pasado.

(Información adicional de Marta Orosz en Fráncfort y Valentina Za en Milán; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.