Anuncios

Sorpresiva designación de Javier Milei de una representante para la conferencia climática de la ONU

Asamblea legislativa por el nombramiento de la fórmula Milei-Villarruel
Asamblea legislativa por el nombramiento de la fórmula Milei-Villarruel - Créditos: @Matías Bagiletto

DUBÁI.- A pesar de que en campaña Javier Milei y otros dirigentes de La Libertad Avanza negaron la crisis climática y sus causas, el gobierno que asumirá el domingo finalmente enviará a una representante a la Cumbre del Clima (COP28), que tiene lugar en Dubái justo en las semanas de transición de poder en la Argentina.

Milei decidió que Marcia Levaggi, exencargada de Asuntos Ambientales de Cancillería durante el gobierno de Mauricio Macri y quien asumirá como subsecretaria de Política Exterior en la Cancillería, tomara la posta de las negociaciones climáticas tras la salida de los enviados de Alberto Fernández, según confirmaron fuentes argentinas en Dubái.

Marcia Levaggi viajará a Dubái para representar al gobierno de Milei
Marcia Levaggi viajará a Dubái para representar al gobierno de Milei - Créditos: @Captura

Se espera que Levaggi aterrice en Emiratos Árabes Unidos este sábado, justo antes de la jura presidencial en la Argentina y de la etapa de negociaciones de alto nivel en Dubái. Aún no se conoce la agenda de la abogada argentina o si difiere de la del actual gobierno. Sin embargo, por su trayectoria en las negociaciones climáticas, se presume que habrá una continuidad las negociaciones, al menos en un primer momento.

Levaggi es diplomática de carrera y tiene experiencia en las cumbres climáticas de la ONU. No solo ha formado parte de los equipos negociadores en esta conferencia durante el gobierno de Cambiemos; su trayectoria diplomática se remonta a los 90, y por casi ocho años también fue secretaria del Fondo de Adaptación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

La COP es conocida por ser la más gravitante de todas las cumbres climáticas. Este año hay más de 90.000 asistentes de por lo menos 198 países y aquí negocian políticos del más alto nivel. Hasta el momento asistieron al menos cinco presidentes y primeros ministros de América Latina y el Caribe.

La delegación del actual gobierno es encabezada por la secretaria de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación, Cecilia Nicolini; la directora Nacional de Cambio Climático, Florencia Mitchell; y la directora de Asuntos Ambientales de Cancillería, Corina Lehmann. Pero las tres terminarán su gestión antes de que termine el evento, el 12 de diciembre, dos días después de la jura de Milei.

El viaje de Levaggi fue inesperado, y abre la interrogante de lo que pueda ocurrir en materia de política climática en Argentina, después del pesimismo que generó a nivel local e internacional la postura negacionista de Milei.

Incertidumbre

Por la fecha de su realización, las COP suelen coincidir con los traspasos de poder en la Argentina. En el pasado, aún con dos agendas paralelas, otros gobiernos entrantes enviaron representantes diplomáticos a este evento de tan alto nivel. Fue en el periodo de transición entre las presidencias de Cristina Kirchner y Mauricio Macri que Juan Carlos Villalonga viajó a París para ser la representación de Cambiemos y ser testigo de la firma del histórico acuerdo en la COP21.

Ese cambio de gobierno significó una ruptura en las posiciones que tenía la Argentina. “La transición del 2015 fue disruptiva; había que serlo porque en ese entonces, la Argentina negociaba con Like Minded Group que lideraba Venezuela, Bolivia e Irán; era un grupo que te llevaba a posiciones complicadas. Era importante no ser obstructivo en ese momento. Progresivamente, la Argentina fue acercándose a Brasil y Uruguay, y eso no creo que cambie con Milei”, explicó Juan Carlos Villalonga, en una nota publicada por Diario AR.

En su discurso, Milei ha desacreditado el Acuerdo de París y las negociaciones climáticas en diferentes momentos. “Las políticas que culpan al ser humano del cambio climático son falsas y lo único que buscan es recaudar fondos para financiar pagos de socialistas que escriben papers de cuarta”, declaró el líder libertario en uno de los debates presidenciales. Sin embargo, es difícil saber qué hará realmente con la política climática en el país.

Antes de la filtración del nombre de Levaggi, desde la entrante Cancillería se habían limitado a decir que no querían “romper nada” en las negociaciones, como deslizaron a LA NACION dirigentes de La Libertad Avanza. Y aunque hay rumores de que el nuevo gobierno no saldrá del Acuerdo de París, nadie dentro del espacio se ha pronunciado públicamente.

Ante la consulta de LA NACION a diferentes miembros del espacio, algunos incluso han confesado no saber de qué se trataba la COP. Tampoco han planteado una estrategia clara sobre su política ambiental. Por lo pronto, lo que se sabe es poco.

“Para temas de cambio climático no tuvimos contacto directo con el nuevo gobierno, desde el ministerio tampoco. Ha habido algunos contactos cruzados, pero no formales. Tampoco sé donde va a quedar alojado el área de ambiente”, dijo este jueves Cecilia Nicolini en una conferencia de prensa en Dubái. “Pero no prestarle atención a esta agenda es antieconómico. No sería inteligente. Todo en el mundo va a venir atado a financiamiento climático y objetivos económicos”, advirtió. El Ministerio de Ambiente dejará de existir en el nuevo organigrama.

Las instalaciones de la COP28 en Dubái
Las instalaciones de la COP28 en Dubái - Créditos: @Peter Dejong

Desde el Ministerio de Ambiente, la sensación es de frustración e incertidumbre. “Ni siquiera al ministro Juan Cabandié lo contactó nadie directamente. No existe un equipo de transición como lo hay en la mayoría de los otros ministerios. La gente con la que se ha podido hablar, más allá de la Cancillería y lo internacional, ha sido con los equipos económicos”, señalan funcionarios de esa cartera.

Ante este panorama, varios funcionarios y exfuncionarios del Ejecutivo, gobernadores y miembros de la sociedad civil manifestaron su preocupación por la incertidumbre que genera el silencio del nuevo gobierno sobre estos temas, y por el ruido que generaron las declaraciones tanto del presidente electo como de otros miembros de La Libertad Avanza sobre su postura frente al cambio climático. Esa sensación quedó plasmada en una carta firmada por varios exsecretarios de Cambio Climático, además de la secretaria en funciones.

“Es necesario dar continuidad a una política pública que ha trascendido distintas gestiones de gobierno, honrar los compromisos asumidos en la materia y fortalecer la institucionalidad para la implementación de las medidas diseñadas para lograr las metas de adaptación y mitigación climáticas de la Argentina”, decía el texto.

¿Continuidad?

Funcionarios actuales de Ambiente pronostican que la política de Milei en relación al clima se volcará especialmente al carácter comercial que puede tener la transición energética. “Lo que sí van a promover son los mercados voluntarios, y eso sí lo dejarán seguir corriendo y lo liberarán todavía más. Me parece que irán más por el lado de bonos verdes, derechos especiales de giro u otro tipo de mecanismos financieros”, opina un funcionario que forma parte de la delegación argentina del gobierno de Fernández en la COP28.

La designación de Levaggi para participar en la COP28 es interpretada como otro signo de la influencia de Macri en el gobierno de Milei, y en relación al clima, puede implicar que la postura “anticlima” de LLA se flexibilice y que haya ciertos puntos de continuidad.

Dos días antes de que comenzara la conferencia, Macri se encontraba en Emiratos Árabes Unidos para reunirse con su presidente y emir de Abu Dhabi Sheik Mohamed bin Zayed Al Nahyan. “Compartimos miradas sobre problemas globales como el cambio climatico, la estabilidad y la paz. Muy interesado en el futuro de Argentina y un gran socio para nuestro crecimiento”, escribió en X.

Hay políticas de Estado que van más allá de un gobierno. Cuando hablamos de cambio climático excede a periodos de cuatro años. Declaraciones como las de triplicar la capacidad instalada de energías renovables para 2030 son proyectos que tienen una vida útil de más de 20 o 25 años”, opina una funcionaria que conforma la delegación de la Argentina en la COP.

Esta historia fue producida como parte de 2023 Climate Change Media Partnership, una beca de periodismo organizada por Earth Journalism Network de Internews y el Centro Stanley para la Paz y la Seguridad.