El Salvador promueve la lactancia materna con salas para amamantar

·3  min de lectura

San Salvador, 27 ago (EFE).- El Salvador promueve la lactancia materna para reforzar el vínculo entre madres e hijos, con un proyecto de salas para amamantar que beneficia a madres empleadas públicas y a mujeres que visitan las diferentes instituciones de Gobierno.

Las salas de lactancia, adecuadas en ministerios, autónomas y la Asamblea Legislativa, son "espacios pensados para apoyar y proteger la continuidad de la lactancia materna, brindando áreas confortables privadas, higiénicas y accesibles para facilitar que las mujeres amamanten a sus hijos o puedan extraer y conservar adecuadamente su leche".

Uno de los espacios, ubicado en el Ministerio de Salud (Minsal), cuenta con sofás reclinables, refrigerador, mesas, cambiador de pañales y libros infantiles, según pudo constar Efe.

Karla Chiquillo, jefa de Nutrición del Ministerio de Salud y asesora en lactancia materna, explicó que las salas de lactancia materna —aproximadamente 103— es "una iniciativa de la primera dama", Gabriela de Bukele, y "surge con el propósito de que los niños puedan continuar la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y prolongada hasta los dos años".

Señaló que, en el caso del Minsal, las trabajadoras madres hacen uso de las instalaciones, así como también "las personas externas que visitan" la institución.

Chiquillo enfatizó que "la lactancia materna tiene muchos beneficios, tanto para la madre como para el bebé, crea un vínculo afectivo entre la madre y el bebé, y también tiene los nutrientes necesarios que el niño necesita para estar sano y fuerte, y prevenir enfermedades".

Tatiana Alvarado, trabajadora del Minsal, es una de la beneficiarias del proyecto y dijo a Efe sentirse contenta porque "es un beneficio que no hemos tenido a lo largo de este tipo y la verdad es una bendición que tengamos acceso a este espacio, poder guardar nuestras lechitas e incluso poder tener a nuestros bebés" para amamantarles.

Alvarado utiliza la sala dos o tres veces durante su jornada laboral para "extraerme la leche y guardarla en el refrigerador y poder llevarla posteriormente a casa".

"Es un gran beneficio (...) antes lo hacíamos en oficinas o en salas de reuniones donde no había quizá la higiene adecuada, el espacio adecuado", añadió.

Por su parte, Reyna Blanco comentó a Efe que "el beneficio es grande, ya que tener un espacio exclusivo para la extracción de la leche materna ha sido una gran ayuda para poder continuar con el proceso de lactancia del bebé".

Blanco utiliza la sala dos veces, todos los días, durante su jornada laboral en un lapso de 30 minutos.

Dijo sentirse tranquila al poder extraerse la leche, "porque si no se extrae es incomodo, me la extraigo y puedo seguir fácilmente con mi jornada laboral".

De acuerdo con la Presidencia salvadoreña, las salas fueron acreditadas después de cumplir con una serie de requerimientos establecidos por el Minsal, los cuales se encuentran alineados con estándares internacionales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la alimentación de la leche materna de modo exclusivo durante los seis primeros meses de vida y posteriormente se puede acompañar con otros alimentos hasta los dos años de edad.

(c) Agencia EFE