Reporteros de derecha abandonan a Marjorie Taylor Greene cuando llega un republicano más importante

·2  min de lectura

Un par de reporteros de la cadena conservadora Right Side Broadcasting Network que cubrían el mitin del expresidente Donald Trump para los candidatos del Partido Republicano de Pensilvania, el Dr. Mehmet Oz y Doug Mastriano, dejaron colgada a media frase a la diputada Marjorie Taylor Greene cuando vieron llegar al candidato a gobernador.

Greene estaba discutiendo las tácticas de campaña y repasando una letanía de temas de conversación de la derecha con los periodistas cuando el candidato a gobernador del Partido Republicano de Pensilvania, Mastriano, llegó a la escena.

“Los GOP tradicionales, los ‘partidos republicanos’ tradicionales suelen querer mantener alejados a los intrusos, pero tenemos que mantener a la gente para que siga viniendo, a la gente de éxito”, dijo Green antes de que una multitud que empezó a animar atrajera la atención de los reporteros.

Uno de los reporteros de RSBN se separó de Greene y corrió para intentar alcanzar a Mastriano, llamándole por su nombre.

“Oh”, dijo Greene mientras los reporteros se separaban y corrían hacia Mastriano.

Greene habló más tarde esa noche en el mitin de Wilkes-Barre, repitiendo las afirmaciones fraudulentas de Trump de que las elecciones de 2020 le fueron robadas.

“¿Quieres saber algo más, Pennsylvania? El presidente Trump ganó las elecciones de 2020”, afirmó. “Así es, sabemos que el presidente Trump ganó”.

Esa afirmación ha sido desmentida en múltiples ocasiones después de que varios esfuerzos de auditoría de votos liderados por los republicanos confirmaran que Joe Biden ganó las elecciones. Biden finalmente ganó Pennsylvania en 2020.

Mastriano también elogió al expresidente -que lo ha respaldado en la carrera por la gobernación del estado- llamándolo un “campeón en el 11 de septiembre.” El expresidente se jactó con orgullo después del 11-S de que su edificio era el más grande de Manhattan una vez que cayeron las Torres Gemelas su edificio era el más grande de la ciudad. Esa afirmación también era incorrecta.

Por su parte, Trump dedicó dos horas a divagar sobre la incautación por parte del FBI de documentos gubernamentales clasificados en su residencia de Mar-a-Lago, en Florida, y repitió que había ganado las elecciones.

El expresidente afirmó, otra vez falsamente, que “se presentó dos veces, ganó dos veces” y se burló de que “puede que tenga que hacerlo de nuevo”, aunque todavía no ha anunciado de manera oficial su candidatura a las elecciones presidenciales de 2024.