Anuncios

Reino Unido prevé reactivar su plan de enviar a migrantes a Ruanda

El primer ministro británico, Rishi Sunak, sale de su residencia oficial para acudir a la Cámara de los Comunes para la sesión semanal en Londres, el miércoles 13 de marzo de 2024. (AP Foto/Alberto Pezzali)

LONDRES (AP) — El gobierno británico espera que un último impulso pueda reactivar su plan de enviar a algunos solicitantes de asilo en un viaje de ida a Ruanda. Un proyecto de ley destinado a superar el bloqueo de la Corte Suprema a los vuelos de deportación regresó a la Cámara de los Comunes el lunes y podría convertirse en ley en unos días.

Eso sería un impulso para el primer ministro Rishi Sunak, que enfrenta la inquietud de sus colegas de partido en el Parlamento mientras los conservadores van rezagados en las encuestas de opinión antes de las elecciones previstas para este año.

El Reino Unido y Ruanda firmaron un acuerdo hace casi dos años por el que los inmigrantes que crucen el Canal de la Mancha en pequeñas embarcaciones serían enviados al país africano, donde permanecerían permanentemente. Hasta ahora, ningún migrante ha sido enviado a Ruanda en virtud del acuerdo.

Los legisladores de la Cámara de los Comunes deben considerar los cambios que la Cámara de los Lores le haga al proyecto de ley. Los Lores insertaron enmiendas pensadas en suavizar la legislación.

Es probable que los Comunes, donde los conservadores son mayoría, eliminen las 10 enmiendas. Es casi seguro que los Comunes prevalezcan porque los Lores no pueden anular las decisiones de la cámara baja, cuyos legisladores sí son electos.

Una vez que el proyecto de ley se convierta en ley, podrían pasar semanas antes de que despeguen los vuelos a Ruanda, ya que las personas elegidas para la deportación probablemente presenten apelaciones.

Sunak dijo el lunes que mantenía la promesa de que los vuelos comenzarían “en la primavera”.

El plan es clave para su promesa de “detener los barcos” que traen inmigrantes no autorizados al Reino Unido. Sunak sostiene que deportar a solicitantes de asilo no autorizados disuadirá a la gente de realizar viajes arriesgados y romperá el modelo de negocio de las bandas de tráfico de personas.

Poco menos de 30.000 personas llegaron a Gran Bretaña en pequeñas embarcaciones en 2023, muchas de ellas no procedentes en absoluto del continente africano.

Gran Bretaña ha prometido a Ruanda al menos 370 millones de libras (470 millones de dólares) como parte del acuerdo, cuyo costo está aumentando rápidamente.

El acuerdo enfrenta múltiples desafíos legales.