Anuncios

Reino Unido anuncia medidas más estrictas para reducir la inmigración

FOTO DE ARCHIVO: Cartel en el área de control de pasaportes de la Terminal 5 del aeropuerto de Heathrow, Londres.

Por Alistair Smout

LONDRES, 4 dic (Reuters) -Reino Unido intenta reducir número de inmigrantes que llegan al país por vías legales y el lunes anunció unas medidas que aumentan en un tercio el salario mínimo que deben ganar en un puesto de trabajo, después de que un número récord de llegadas en 2022 presionara al primer ministro, Rishi Sunak.

Los altos niveles de inmigración legal han dominado durante más de una década el panorama político británico y Sunak había prometido imponer un mayor control después de que los legisladores de su Partido Conservador criticaran su gestión, previo a unas elecciones previstas para el año que viene.

El ministro del Interior, James Cleverly, dijo que el Gobierno elevaría salario mínimo de los trabajadores cualificados extranjeros a 38.700 libras (48.900 dólares), desde su nivel actual de 26.200 libras, reformaría la lista de empleos en los que se hacen excepciones por escasez y endurecería las normas sobre la posibilidad de traer a sus familias.

"La inmigración a este país es demasiado alta y tiene que bajar, y hoy estamos tomando medidas más contundentes que ningún otro Gobierno antes", dijo Cleverly a los parlamentarios. "Este paquete de medidas se aplicará a partir de la próxima primavera", añadió.

Las medidas podrían provocar nuevas disputas con los empresarios que han tenido dificultades para contratar trabajadores en los últimos años, dada la persistente estrechez del mercado laboral británico y el fin de la libre circulación desde la Unión Europea tras la salida de Reino Unido del bloque.

La migración neta anual al Reino Unido alcanzó un récord de 745.000 personas el año pasado y se ha mantenido en niveles elevados desde entonces, según mostraron los datos el mes pasado.

"Este paquete, más nuestra reducción de estudiantes dependientes, significará que en los próximos años vendrán unas 300.000 personas menos de las que han venido al Reino Unido el año pasado", dijo Cleverly.

(Reporte adicional de William Schomberg; editado en español por Carlos Serrano y Aida Peláz-Fernández)