Anuncios

"Quitamos cosas fuertes", dice coautor de canción de Shakira

CIUDAD DE MÉXICO, enero 20 (EL UNIVERSAL).- Shakira volvió al ruedo y contra Gerard Piqué, luego de sus canciones "Te felicito" y "Monotonía". La colombiana estrenó hace unos días la "BZRP Music Session #53" junto al DJ Bizarrap. La pieza musical ya ha superado las 150 millones de reproducciones en las plataformas de Spotify y YouTube.

Pero quien ha sido muy importante en el proceso creativo de la canción que apunta a Piqué y a su nueva novia, Clara Chía Martí, además del productor argentino, ha sido Keityn: el compositor que le dio forma a las rimas de la "tiradera" de la cantante. El joven es compatriota de la nacida en Barranquilla y ha trabajo anteriormente con Maluma, Karol G y otros artistas exitosos de la música.

El compositor colombiano ya había participado de la creación de dos piezas musicales de la madre de Milan y Sasha: "Monotonía" y "Te felicito". En una entrevista para Molusco TV, el joven mencionó: "Ella me dijo: 'Quiero esto, esto' y ¡Pin! Salió sola. Ella tenía claro que quería que la canción tuviera su sello personal. Llegó con una lista de todas las cosas que quería decir, así que fuimos con todo".

Dentro de los detalles de la session con Bizarrap, Keityn mencionó que estuvo en la casa de la colombiana en Barcelona para comenzar el proceso y luego siguieron por teléfono. El periodo por el que se extendió la creación fue de entre dos y tres semanas, y el compositor explicó que la expareja de Piqué quiere, de ahora en más, concentrarse en abordar otras temáticas.

En una de sus declaraciones más contundentes, el joven confesó: "Quitamos cosas fuertes. Cambiamos partes porque luego podían pasar cosas". La referencia es hacia algún tipo de problema legal.

"Yo valgo por dos de 22", dice una frase de la canción y el artista ha explicado que jamás se le hubiera ocurrido a él, fue obra de la intérprete de "Pies descalzos", al igual que "las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan".

En cuanto a la referencia hacia Clara Chía Martí, mencionó que entre los dos lograron que suene sutil: "Ella tenía un montón de cosas escritas que quería decir y yo le ayudaba a rimar".