Prevención temprana clave para combatir la hepatitis: IMSS

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 28 (EL UNIVERSAL).- En el marco del Día Mundial contra la Hepatitis, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) resaltó que la prevención temprana es clave para combatir esta enfermedad, la cual es la quinta causa de atención primaria en la institución.

La doctora Rosalba Moreno Alcántar, jefa de Gastroenterología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS, explicó que esta enfermedad es la inflamación del hígado que provoca que su recubierta se estire, lo que causa dolor en quien la padece, y también puede generar coloración amarilla en los ojos, en las manos y tonalidad oscura de la orina.

Resaltó que con una detección y atención temprana, es posible prevenir el avance de la fibrosis, que es la pérdida de flujo sanguíneo y de tejido sano del hígado.

"Se valora al paciente para que si llegase a presentar algún nódulo sospechoso de cáncer incluso proponer algún tratamiento, pero lo ideal es prevenir que no avance a una cirrosis", señaló.

La doctora precisó que en el Instituto brinda tratamiento que puede curar la Hepatitis C, ya que el IMSS cuenta con medicamentos de Primer Nivel, el tratamiento suele ser de tres meses, en donde el paciente se cura.

"Anteriormente, estamos hablando de hace unos 8 años atrás, esto no era posible y eran tratamientos que salían sumamente caros en relación a que el paciente no se cuidaba", resaltó.

La especialista explicó que para definir que alguien tiene inflamación del hígado o Hepatitis es necesario hacer pruebas de funcionamiento, detectar qué la está causando: si el paciente bebe, tomó algún medicamento o si tiene algún virus; en el caso de la Hepatitis C, se realiza una prueba que consiste en un pequeño pinchazo en el dedo para obtener una gota de sangre y efectuar su análisis.

Además subrayó que existen diversos tipos de hepatitis causadas por virus: la A, B, C, D, y E, aunque la vía de ingreso al organismo de cada una varía, así como su forma de detección y tratamiento.

Precisó que en el caso de las Hepatitis A y E, su forma de entrada al cuerpo es por vía enteral; es decir, lo que se ingiere, mientras que los virus de la tipo B y C ingresan por transmisión, ya sea sexual, contacto con fluidos o a través de cortes.

La especialista puntualizó que esta enfermedad tiene una fase aguda y una fase crónica; en la primera, hay un periodo que va de una semana hasta un mes en el que las personas pueden no tener ninguna molestia o haber solo una coloración amarillenta en los ojos; sin embargo, en la fase crónica, que va de seis meses en adelante, ya se presentan complicaciones.

"Lamentablemente esta fase donde las personas no saben que tienen una Hepatitis crónica puede durar años y puede ser el primer dato de que tiene un problema de la enfermedad hasta que ya está muy avanzada, puede ser en algunos casos hasta 20 años, 25 años que no tiene ninguna molestia y la primera manifestación puede ser ya una complicación de la forma más agresiva del daño hepático", subrayó.

Y expuso que el Informe Epidemiológico Anual de Vigilancia Epidemiológica de Hepatitis Virales de la Secretaría de Salud, de 2019, refiere que en la década de 2010 a 2019 se presentaron en promedio 13 mil 534 casos anuales de Hepatitis A en México, 737 casos anuales de Hepatitis B y 2 mil 182 casos de Hepatitis C.

Para finalizar, la especialista hizo un llamado a que la población haga consciencia sobre la necesidad de la salud hepática.

"Es importante tener este día donde se remarca la importancia de luchar contra las hepatitis, creo que entre todos es necesario que contribuyamos tanto la prevención, la educación, antes que vivir estas situaciones", finalizó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.