Anuncios

El príncipe Harry gana una nueva batalla judicial contra los tabloides británicos

El príncipe Harry de Gran Bretaña, duque de Sussex, saluda durante la carrera de automóviles del Gran Premio de Fórmula Uno de Estados Unidos en el Circuito de las Américas, el 22 de octubre de 2023, en Austin, Texas.
El príncipe Harry de Gran Bretaña, duque de Sussex, saluda durante la carrera de automóviles del Gran Premio de Fórmula Uno de Estados Unidos en el Circuito de las Américas, el 22 de octubre de 2023, en Austin, Texas. - Créditos: @Nick Didlick

LONDRES.- El príncipe Harry ganó una nueva pelea a la prensa sensacionalista británica, después de que un juez rechazara este viernes el recurso del Daily Mail para poner fin a la demanda lanzada por el miembro de la familia real contra el diario, por recopilación ilegal de información.

La sentencia del Tribunal Superior de Londres abre la vía a un posible juicio en uno de los múltiples procedimientos iniciados por el hijo menor del rey Carlos III contra la prensa británica.

Los duques de Sussex
Los duques de Sussex - Créditos: @time.com

El duque de Sussex y otras seis celebridades británicas, entre ellos el cantante Elton John, acusaron a Associated Newspapers Limited (ANL) de utilizar métodos ilícitos para obtener información, como contratar detectives, recurrir a escuchas telefónicas o hacerse pasar por otras personas para obtener datos médicos.

El Daily Mail, que niega rotundamente estas acusaciones, pidió al juez durante una audiencia preliminar celebrada en marzo en Londres que no convocara un juicio, considerando que el recurso judicial había llegado “demasiado tarde”.

“Golpe significativo”

Tras la sentencia de este viernes, el Daily Mail se declaró “impaciente” por demostrar ante el tribunal que el duque de Sussex y los demás demandantes habían formulado acusaciones “impactantes” y “grotescas” contra el diario.

Una nueva audiencia, cuyo contenido se desconoce todavía, está prevista para el 21 de noviembre.

La mayoría de los hechos denunciados se remontan al período que va de 1993 a 2011, aunque algunos datan de 2018.

ANL “no ha podido asestar un ‘golpe de gracia’ a los reclamos de ninguno de los demandantes”, afirmó el juez Matthew Nicklin en su fallo de 95 páginas.

“Considero que cada demandante tiene una posibilidad real de demostrar la ocultación por parte de Associated que no fue –y no podría haber sido con diligencia razonable– descubierta por el demandante pertinente antes de octubre de 2016″, precisó el juez en su sentencia.

Sin embargo, Nicklin dictaminó que los siete demandantes no podían basarse en los libros de contabilidad que registran los pagos de ANL a investigadores privados, que fueron revelados en una investigación pública sobre las normas de prensa que comenzó en 2011, sin obtener primero el permiso de los ministros del gobierno británico.

Siete demandantes, encabezados por Harry, el cantante Elton John y la actriz Liz Hurley, aseguran que el Daily Mail utilizó a detectives para escuchar sus conversaciones, ya sea en sus autos o en sus domicilios
Siete demandantes, encabezados por Harry, el cantante Elton John y la actriz Liz Hurley, aseguran que el Daily Mail utilizó a detectives para escuchar sus conversaciones, ya sea en sus autos o en sus domicilios

Los otros demandantes, además del príncipe Harry, la estrella del pop Elton John y su marido David Furnish, son las actrices Liz Hurley y Sadie Frost, el político Simon Hughes y Doreen Lawrence, una mujer de origen jamaicano, cuyo hijo adolescente fue asesinado, víctima de un ataque racista, en 1993.

“Estamos encantados con la decisión de hoy, que permite que nuestras denuncias sobre actividades delictivas graves y violaciones flagrantes de la privacidad por parte del Mail pasen a juicio”, afirmaron los demandantes, en un comunicado difundido por su bufete de abogados Hamlins.

“Tenemos la intención de que salga a la luz la verdad en el juicio y responsabilizar plenamente a los jefes de Associated Newspapers”, agregaron.

El actor Hugh Grant, miembro destacado de un grupo que ha iniciado una campaña por la reforma de la prensa, llamada Hacked Off, lo calificó como “un golpe significativo para el Daily Mail y una gran noticia para cualquiera que quiera que salga a la luz la verdad sobre las acusaciones de prácticas ilegales por parte de la prensa”.

Reforma de prensa

El príncipe, hijo menor del rey Carlos III, ha prometido hacer de la reforma de los medios británicos la misión de su vida. En este sentido, ha iniciado una batalla legal contra varios medios sensacionalistas, a los que responsabiliza de la muerte de su madre Diana en 1997, en un accidente de coche en París, cuando era perseguida por los paparazzis, y a los que acusa también de tratar a su esposa Meghan Markle de la misma manera.

El príncipe, de 39 años, que reside en Estados Unidos tras abandonar en 2020 su país, sorprendió al acudir a esa audiencia, entre el público, cuando no es habitual que un miembro de la familia real se presente en un tribunal. En junio, también acudió a declarar en el marco de otro proceso, esta vez contra el Daily Mirror, convirtiéndose en el segundo miembro de la familia real británica en hacerlo después de Eduardo VII, en un juicio por difamación en 1891.

Agencias AFP y Reuters