Policía de Uvalde dudó y perdió la oportunidad de neutralizar al asesino antes de que entrara en la escuela

·5  min de lectura

Un oficial de policía de Uvalde (Texas) armado con un rifle AR-15 dudó y perdió una oportunidad crítica de disparar al hombre armado Salvador Ramos antes de que entrara en la escuela, y matara a 21 estudiantes y personal inocentes, según un nuevo reporte condenatorio.

El ayudante del sheriff del condado de Zavala, Ricardo Ríos, declaró al New York Times que dos agentes de policía de Uvalde llegaron al lugar del tiroteo en la escuela primaria Robb momentos después de que Ramos estrellara su auto y abriera fuego fuera del edificio.

Uno de los agentes estaba armado con un rifle, pero no disparó contra el hombre armado porque temía alcanzar a los niños que jugaban fuera en la línea de fuego.

Esta revelación indica que hubo al menos dos puntos en los que los agentes podrían haber detenido a Ramos antes de que entrara en el edificio y emprendiera la masacre, pero que las fuerzas del orden fallaron en ambos casos.

Las autoridades dijeron anteriormente que un agente de policía del distrito escolar pasó por error al lado del hombre armado cuando este todavía estaba en el estacionamiento.

En cambio, Ramos pudo entrar en la escuela, donde mató a tiros a 19 estudiantes y a dos heroicos profesores.

Pasaron unos 77 minutos antes de que las fuerzas del orden entraran finalmente en un aula atrincherada llena de víctimas moribundas y mataran a tiros al hombre armado.

La primera llamada al 911 se realizó a las 11:29 am del 24 de mayo y en ella se informaba que un hombre armado estaba disparando fuera del edificio de la escuela y que un vehículo se había estrellado en las inmediaciones.

A las 11:32 am, dos autos de la policía habían llegado al lugar de los hechos, uno conducido por el oficial de policía de la escuela y el otro por los dos oficiales de policía de Uvalde no identificados, informó el New York Times.

En ese momento, Ramos seguía fuera de la escuela, y disparaba contra el edificio y al otro lado de la calle en una funeraria local.

El jefe de policía Ríos dijo al periódico que el hombre armado “se enfrentó” a los dos agentes de Uvalde, que se pusieron a cubierto detrás de una patrulla.

Señaló que el oficial con el AR-15 le mencionó que quería devolver el fuego, pero “en el fondo había niños jugando y tenían miedo de alcanzar a los niños”.

La oportunidad de abatir al hombre armado pasó en cuestión de segundos.

Un doliente en un monumento improvisado frente a la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas (Derechos de autor 2022 The Associated Press. Todos los derechos reservados)
Un doliente en un monumento improvisado frente a la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas (Derechos de autor 2022 The Associated Press. Todos los derechos reservados)

El ayudante del sheriff dijo que no estaba “criticando” al oficial, argumentando que habría sido difícil acertar al hombre armado en movimiento y evitar disparar a un transeúnte - posiblemente un niño pequeño.

Sin embargo, los nuevos detalles plantean más preguntas sobre la torpe respuesta policial al tiroteo más mortífero en una escuela primaria de EE.UU. desde Sandy Hook en 2012.

Los agentes de la ley esperaron una hora y 17 minutos desde que comenzó el tiroteo en el interior de la escuela a las 11:33 am antes de que una unidad táctica de la Patrulla Fronteriza irrumpiera en el aula y matara a Ramos a tiros a las 12:50 pm.

Durante ese tiempo, los estudiantes aterrorizados llamaron al 911 desde el interior del aula pidiendo ayuda y los padres desesperados trataron de asaltar el edificio ellos mismos tras enfadarse por el retraso de la policía.

El importante lapso de tiempo puede haber costado vidas, ya que se supo que más de una docena de los 33 niños y tres profesores atrapados en las dos aulas contiguas seguían vivos durante ese tiempo.

Uno de los profesores murió en una ambulancia de camino al hospital, mientras que tres de los niños murieron después de llegar a los hospitales.

Se han iniciado al menos tres investigaciones distintas sobre la gestión de la situación por parte de las fuerzas del orden, entre ellas la de los Texas Rangers, el Departamento de Justicia de EE.UU. y un comité especial de la Asamblea Legislativa de Texas.

La ciudad de Uvalde y su departamento de policía han dejado de divulgar información sobre el tiroteo al público y están luchando contra las solicitudes de registros públicos realizadas por varias organizaciones de medios de comunicación para las llamadas al 911 y las grabaciones de las cámaras corporales.

Las fuerzas del orden en el lugar del tiroteo el 24 de mayo (Derechos de autor 2022 The Associated Press. Todos los derechos reservados)
Las fuerzas del orden en el lugar del tiroteo el 24 de mayo (Derechos de autor 2022 The Associated Press. Todos los derechos reservados)

La semana pasada, el jefe de policía del distrito escolar de Uvalde, Pete Arredondo -que estaba a cargo de la respuesta ese día-, rompió su silencio en una entrevista con The Texas Tribune, afirmando que no sabía que era el oficial de mayor rango en la escena.

La masacre de Uvalde se produjo solo 10 días después de que un autoproclamado supremacista blanco matara a tiros a 10 personas negras en una tienda de comestibles de Búfalo (Nueva York).

En ambos tiroteos, los sospechosos de 18 años utilizaron rifles semiautomáticos.

Los recientes asesinatos han reavivado los llamamientos a los legisladores para que endurezcan la normativa sobre armas y eviten que más familias queden destrozadas por el creciente número de tiroteos masivos en el país.

Esta semana, un grupo bipartidista de senadores dijo que había llegado a un acuerdo sobre un paquete de estrechas medidas de seguridad de las armas.

El acuerdo incluye la ampliación de las comprobaciones de antecedentes para las personas de 18 a 21 años y más dinero para la seguridad escolar y los recursos de salud mental.

Sin embargo, no incluye la prohibición de las armas de asalto que muchos reclaman, después de que los rifles de alta capacidad se utilizaran en los recientes atentados para matar a múltiples personas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.