Policía brasileña investiga la relación de muertes de indígenas con la lucha contra los madereros

·2  min de lectura

Por Steven Grattan

SAO PAULO, Brasil, 6 sep (Reuters) - Dos hombres del pueblo guajajara, uno de ellos miembro de un grupo que defiende la selva tropical de la tala ilegal en su reserva, fueron asesinados en el noreste de Brasil, al igual que un joven pataxo, confirmaron la policía y grupos indígenas.

La Policía Federal dijo el martes a Reuters que está investigando las muertes, pero no dio más detalles porque "las indagaciones están en curso".

En el primer incidente, ocurrido el sábado en el estado de Maranhao, Janildo Oliveira Guajajara, miembro del grupo autodenominado "guardianes de la selva", habría sido asesinado de un disparo por la espalda. Otro hombre resultó gravemente herido en el ataque.

En otro hecho el mismo día en el estado, Jael Carlos Miranda Guajajara fue atropellado por un auto en lo que grupos indígenas creen que fue un asesinato selectivo.

Los motivos de las muertes no están claros, pero la policía está investigando si están relacionados con la resistencia indígena a los madereros ilegales que han invadido sus tierras.

Según las informaciones, un niño indígena de 14 años del pueblo pataxo, en el estado de Bahía, murió el domingo en un tiroteo perpetrado por hombres armados no identificados. Su reserva no ha sido reconocida oficialmente y en las tierras reclamadas por los pataxos viven agricultores.

La agencia gubernamental de asuntos indígenas, Funai, no respondió de inmediato a los pedidos de comentarios.

En diciembre de 2019 hubo cuatro asesinatos de "guardianes del bosque" guajajara en el estado de Maranhao en seis semanas, todos hombres indígenas de la reserva de Arariboia que ha estado enfrentada con los madereros.

La minería y la tala ilegal de oro han aumentado en la selva amazónica desde que el presidente Jair Bolsonaro ganó las elecciones de 2018.

En junio, unos pescadores ilegales confesaron haber asesinado a Bruno Pereira, un experto brasileño en tribus aisladas, y al periodista británico Dom Phillips, que viajaba por el Valle de Javari haciendo un reportaje para un libro sobre la Amazonia.

(Reporte de Steven Grattan y Anthony Boadle; Editado en español por Javier Leira)